Jujuy: Milagro Sala cumplirá su nueva condena, por el momento, en prisión domiciliaria

0
Read Time5 Minutes, 37 Seconds

Jujuy al día® – Luego que nuestro medio diera a conocer en exclusiva la decisión de la Cámara de Casación Penal de Jujuy de revocar la absolución de Milagro Sala de la causa por las amenazas a policías, y condenarla a 3 años y 2 meses de cárcel, este diario tuvo acceso al falló completo de dicho tribunal donde cada Juez justificó su decisión, el cual fue unánime.

Dicho trámite surgió del análisis del expediente Nº 1/19, caratulado: “Recurso de casación interpuesto en el Expediente Nº 59/17 (Trib. en lo Criminal Nº 2 – Voc. Nº 4) caratulado “Sala de Noro, Amalia Ángela p.s.a de amenazas (dos hechos en concurso real) Ciudad.”

La Cámara conformada por los vocales Cristian Torres (presidente del trámite), Rodolfo Fernández (habilitado), e Isidoro cruz (habilitado, respondieron al recurso de casación presentado por el Fiscal Darío Osinaga tras la absolución de dicho juicio.

 El titular del Trámite, explicó los fundamentos de su decisión planteando distintos agravios de la sentencia, entre ellos, nombrando como primero, la violación de la regla de la sana critica.

Prosiguió con sus fundamentos por más de 20 fojas de la resolución, donde además mencionó, según informó el Ministerio Público de la Acusación en un parte de prensa que, “La imputada obró con dolo directo, puesto que no solo tenía pleno conocimiento de las llamadas, del contenido amenazante del mensaje y de las personas a quienes se dirigían las mismas, sino que lo hizo con la voluntad de actuar en ese sentido, circunstancia que pone de manifiesto la intención y el ánimo de amedrentar o de alarmar a los receptores de ambas comunicaciones, con la finalidad de ejercer presiones sobre el personal policial que se encontraba interviniendo en virtud de una denuncia para que liberen elementos que se encontraban bajo secuestro”.

Por su parte, los jueces habilitados, Fernández y Cruz, adhirieron a esta moción.

En el artículo 1° de la resolución, los jueces decidieron hacer lugar al recurso de casación interpuesto, casar la sentencia recurrida y declarar a la Sra. Milagro Amalia Ángela Sala de Noro, como autora penalmente responsable del delito de amenazas previsto en el artículo 149 bis, primera parte, del Código Penal, por dos hechos en concurso real, conforme lo establece el art. 55 del Código Penal, condenarla a la pena de 3 años y 2 meses de prisión en cumplimiento efectivo.

En el mismo punto explicaron que la condenada “deberá cumplirse en prisión domiciliaria mientras que dure la vigencia de las medidas provisionales dispuestas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos el día 23 de noviembre de 2017, ratificadas por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el expediente ‘Sala, Milagro Ángela y otros s/p.s.a. asociación ilícita, fraude a la administración pública y extorsión”.

Esto quiere decir que, a pesar de haber sido condenada, y que la sentencia puede ser apelada, recurrida ante el STJ de Jujuy, Milagro Sala comenzaría a cumplir esta pena en su domicilio, razón por la cual no sería trasladada aun a una cárcel común.

Si bien no se conocen los fundamentos de la condena a 13 años del juicio por la causa “Pibes Villeros”, podría estimarse que esta razón también estaría esgrimida ahí, por ende, sigue gozando del cumplimiento domiciliario de sus condenas y prisión preventiva. Además, deberían quedar firmes las condenas.

Recordemos que este juicio trató la investigación de dos hechos supuestamente cometidos por Sala, quien había amenazado telefónicamente a personal de la policía provincial, pertenecientes a la Comisaría Seccional 56 de Alto Comedero, el 13 de octubre de 2014.

El primero había ocurrido a las 22.30 horas aproximadamente, en circunstancias en que el Oficial Principal, Rubén Eduardo Vásquez, que se desempeñaba como Oficial de Servicio, se encontraba recibiendo una denuncia a una mujer.

En esa circunstancia, se presentó el abogado Alberto Bellido refiriéndole que la diputada Milagro Sala deseaba comunicarse con él, y al momento de atender el teléfono móvil que le acercó el letrado, e identificarse como el Oficial de Servicio, la mencionada persona, cuya voz reconoció como la de Milagro Sala, le exigió en forma autoritaria que le restituyera a una mujer, de apellido Vargas, todas las prendas y calzados secuestrados.

Pese a que se le explicara que, desde la Fiscalía de turno, no se había dispuesto ninguna medida en cuanto a los secuestros, Sala comenzó a insultar, manifestando que “las bombachas puede quedársela para usted, su jefa, su mujer y todo el personal de la comisaría porque son una manga de maricones” y que “van a tener noticias porque voy a poner una bomba y voy hacer volar a todos”.

Sala continuó con los insultos, a los que, sin responder, el oficial Vásquez procedió a devolver el teléfono móvil al Dr. Bellido, y le manifestó que escuchara él mismo los insultos e improperios de Sala, solicitándole que se retirara, y que esperara en la guardia para ser atendido cuando le llegara su turno.

Posteriormente, el mencionado abogado se retiró de la dependencia policial.

El segundo hecho habría sucedido a horas 22.50 aproximadamente, cuando la Jefa de la Comisaría Seccional Nº 56, Comisario Ángela Silvina Cabero recibió un llamado de un teléfono móvil a su teléfono móvil particular, donde al atender escuchó la voz de un hombre quien le manifestó que esperara un momento que le hablarían.

Instantes después escuchó la voz de una mujer y al preguntarle su identificación le respondió “soy la diputada Milagro Sala” y seguidamente comenzó a vociferarle que el personal de su Comisaría eran unos incompetentes, que no querían entregar las ropas, y que el oficial a cargo “ha dejado ir a la chorra”.

La Comisario Cabero le pidió que le explicara bien lo que quería decir porque no entendía lo que sucedía, manifestándole que es la Fiscalía la que tiene la facultad de disponer la libertad de las personas, así como los secuestros ordenados.

Fue allí que Milagro Sala comenzó a insultarla diciéndole “pasa que ustedes son una manga de incompetentes, cuando les ponga yo una bomba me van a conocer a mí, los voy a hacer volar a la mierda, ya me van a conocer”.

Al advertir que la mujer mencionada continuaba profiriendo insultos hacia el personal policial, y no dejándole explicar los procedimientos legales, la Comisario Cabero cortó la comunicación.

0 0

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.