Aseguran que en Jujuy alrededor del 50% de la población es pobre y aproximadamente un 15% son indigentes

0
Read Time3 Minute, 51 Second

Benito Aramayo 17-06-14Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el reconocido economista jujeño, Carlos Benito Aramayo señaló que según los resultados de los últimos cálculos que ha realizado sobre el valor de las canasta básica alimentaria y la canasta básica total, los mismo indican que los porcentajes de pobreza e indigencia de Jujuy superan a la media de la región NOA.

Además aseguró que si en la provincia no se cambia la estructura productiva y por ende la estructura ocupacional, en 15 años pasaremos de tener 100 mil desocupados a tener 200 mil jujeños sin trabajo.

En relación a los valores de las canastas en la provincia, Carlos Benito Aramayo manifestó a JUJUY AL DÍA® que “como sabemos oficialmente, acumulado desde enero a mayo se reconoce aproximadamente un 15% de incremento, pero en la realidad debe ser mayor. Nosotros tenemos hecho un cálculo que al 1 de junio la canasta básica alimentaria en Jujuy, para una familia tipo de la provincia, de 5 miembros, padre, madre y tres hijos, solo la canasta de alimentos, está alrededor de los 4.300 pesos. Esta canasta mide el nivel de indigencia, si uno no come bien en familia está en un nivel de indigencia, y para no estar ahí necesita 4300 pesos”.

Continuó “luego a este valor se le aplica el coeficiente inverso de Engel, para establecer cuanto se gasta en la canasta básica total, que incluye ropa, calzado, transporte, salud, educación, esparcimiento, alquiler de vivienda, etcétera, y en Jujuy para no ser pobres, para cubrir la canasta total se necesita aproximadamente 9.700 pesos”.

En este sentido, Aramayo expresó “¿si uno piensa en cuantas familias en Jujuy logra esto?, tenemos que tener en cuenta que si tiene un solo ingreso la familia, y salvo algunas actividades como la minería, el transporte de larga distancia de pasajeros y carga, algunos en el nivel universitario superior, con mucha antigüedad, puede superar los 9 mil pesos, pero si uno tiene en cuenta el salario de un maestro, de un municipal, o el salario del escalafón general de la administración pública, que no supera, en promedio, los 5 mil pesos, en ese hogar si hay un solo ingreso apenas están superando el nivel de indigencia. Y si uno tiene en cuenta a los desocupados que cobran 800, 1.200, 1.600 pesos, esas personas y familias están por debajo de la línea de indigencia”.

“En este momento en Jujuy, teniendo en cuenta este cálculo, el 50% de la población de Jujuy es pobre, y un 15% es indigente”, aseguró.

Carlos Benito Aramayo comentó que “hay un estudio de la comisión interna de ATE de Capital, de quienes hacían esto antes que se intervenga el INDEC en Buenos Aires, donde los compañeros dicen que en la región NOA, el promedio de pobres es del 40% y Jujuy tiene más, el 50% lo es. Y en relación al nivel de indigencia los compañeros indican que anda entre el 9 y 10%, y nosotros tenemos el 15% según las mediciones que hicimos”.

Considerando los sueldos que perciben los trabajadores dependientes del Estado provincial, JUJUY AL DÍA® consultó al reconocido economista si la gran mayoría de los empleados públicos son pobres, Carlos Benito Aramayo respondió “exactamente, si tenemos en cuenta que una maestra de 20 años de antigüedad está cobrando 4.100 pesos, o que un empleado municipal cobra 4 mil pesos, aun sumando dos sueldos del sector público y de la actividad privada, porque ahí hay personas que ganan 3 mil, 3.500 pesos, con una mención realista, científica de lo que es el nivel de ingreso de la población de Jujuy indica sin duda que tenemos, según los cálculos que hemos hecho, un 50% de la población de Jujuy debajo de la línea de pobreza, o que son pobres”.

Según Aramayo “si no cambiamos la estructura productiva de Jujuy, sobre la base de que debe haber un cambio político profundo en Argentina, para tener la totalidad de los recursos naturales en explotación, hablo de las tierras para agricultura, para forestación y ganadería, si no tenemos 3 mil o más pequeñas y medianas industrias que den trabajo genuino a los que están hoy desocupados, si no tenemos un Banco Provincia de fomento que termine con el negociado del Banco Macro, es muy difícil cambiar esta estructura productiva”.

“Si no cambiamos esto, si no cambiamos la estructura ocupacional seguiremos teniendo más de 100 mil desocupados en Jujuy y como el crecimiento de la población es un crecimiento importante, vegetativo, dentro de 15 años, si no hay cambios de fondo, vamos a tener 200 mil desocupado en Jujuy”, aseguró Aramayo.

blank 0 blank 0

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.