En Jujuy son cada vez son más graves los problemas del lenguaje en niños que inician la escuela primaria

0
blank 0 blank 0
Read Time4 Minute, 18 Second

Amalia FeilbogenJujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, la responsable del Gabinete Psicopedagógico Central del Ministerio de Educación, Amalia Feilbogen, se refirió al incremento de la gravedad en las problemáticas del lenguaje en niños que ingresan a las escuelas jujeñas, recalcando que estos problemas se están detectando en niños de más corta edad.

Al respecto, Amalia Feilbogen manifestó a JUJUY AL DÍA® que “en nuestro trabajo en las escuelas hemos realizado diagnósticos y hemos detectado mayores problemas en el lenguaje, en particular retrasos en el lenguaje. Estas situaciones antes las veíamos en niños a partir de los 5 años y a pesar que tratamos de hacer prevención y atender  los niños cuando son pequeños, las problemáticas son muchas, y como ya hay escuelas con jardines de 4 años vemos que se hacen evidentes en esa edad y que cada vez los problemas son más graves”, aseguró.

“Los casos más importante se notan en jardín, no olvidemos que los niños están comenzando su aprendizaje en jardín de infantes, por ello donde más se ven más ahí y primer grado”, agregó.

Al referirse a la cantidad de niños afectados con estas patologías, indicó que “no tenemos porcentajes porque hemos dejado de trabajar con números porque queremos dedicarnos  más a trabajar en grupo, en las aulas, pero de todos modos son muchos, cada año hay más cantidad de niños con problemas del lenguaje, eso es lo que observan las distintas fonoaudiólogas en los ámbitos escolares”.

La especialista explicó en qué consisten los retrasos en el lenguaje señalando que “esto se da cuando el niño teniendo la edad cronológica, 4 o 5 años, donde su lenguaje tiene que estar completo, construido, correcta su articulación y su expresión, no llega a lo que se espera”, y agregó que “los retrasos del lenguaje con compromisos fonoaudiologícos, fonéticos, articulatorios y en muchos casos con compromisos semánticos a nivel comprensivo y a nivel de organización del lenguaje y del pensamiento, que pueden verse complejizados en algunos casos sin el tratamiento correcto”.

Al referirse a las causas de estas patologías, Amalia Feilbogen expresó a JUJUY AL DÍA® que “pueden ser varias las causas, por ejemplo tenemos muchos chicos que han nacido con mucho riesgo, nos remitimos al hospital Pablo Soria y nuestras colegas nos dicen que cada vez nacen niños con mayor dificultades, prematuros, con distintas patologías y que muchas veces no se hace el seguimiento porque al salir del hospital los padres no concurren a los centros de atención y después cuando concurren a la escuela se nota la problemática ya instalada”, y agregó que “ también puede ser la ausencia de los padres ya que trabajan y no le pueden dar una estimulación y atención necesaria, aunque también hay casos de desinterés, hay padres muy jóvenes e inexpertos u otros que no le dan la importancia que tiene el desarrollo del lenguaje”.

Sobre los efectos y consecuencias de la falta de tratamiento de estas condiciones, manifestó que “si el niño no es atendido y las problemáticas son importantes lo afecta en distintos aspectos, desde lo social, porque en el contacto con otros niños suelen ser víctimas de burlas y empiezan a tener  problemas afectivos o de conducta,  porque son niños que si hablan ponen en evidencia su dificultad”, y añadió que “si el problema persiste podría afectar también el proceso de enseñanza- aprendizaje de la lectoescritura, el niño que no habla bien no va a construir correctamente este aprendizaje por eso es importante  prevenir  para favorecer un aprendizaje exitoso”.

También hizo referencia al rol de los docentes indicando que “el rol que cumplen los docentes es muy importante ya que son los que detectan el problema que quizás no fue detectado por los padres, a partir de ahí se lo diagnostica al niño y orienta al docente para que desde su rol, pueda estimular a todos los niños en general y que esto serviría de estimulación para los niños que tienen problemas, ayudando así en la recuperación”.

Añadió que “el lenguaje del docente tiene que ver mucho porque el niño va construyendo su lenguaje desde el medio, por ejemplo un niño que pronuncia con zeta muchas veces es porque el papá es ceceoso y el padre no se da cuenta del problema porque el habla de la misma manera, es decir que si el docente no tiene una dicción clara el niño va a ir copiando lo que recibe de él”.

Consultada sobre si ha observado que los padres hacen tratar a sus hijos por estas patologías, Amalia Feilbogen manifestó que “no siempre, a veces no tenemos toda la colaboración, a veces no se logra y en muchos casos deslindan y dejan en manos de las escuelas para que se ocupen un poco mas de los chicos cuando en realidad debería ser una preocupación de la familia”, y agregó que “cuando hay un compromiso de la familia hay soluciones siempre, pero si no consulta y no asiste al tratamiento  no va a tener logros esperados. Quizás el niño mejore a largo plazo pero va a llevar acareando muchas dificultades todo ese tiempo, por eso debe haber un compromiso de la familia para lograr cumplir con el tratamiento”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.