Elecciones 2013: ¿En nombre de quien se convocaran viejas lealtades?

0
blank 0 blank 0
Read Time5 Minute, 33 Second

hugo calvo2Hay un tema del que es necesario comenzar a hablar, al menos comenzar a analizarlo, el turno electoral 2013 en la provincia.

La nota del ámbito político la puso este último tiempo uno de los miembros, tal vez el más numeroso y reciente, la nueva transversalidad, U&O (Unidos y Organizados) el que sacudió a casi todos los que de una u otra forma han hecho de la política su forma de vida. La presentación de decenas de miles de fichas de afiliación en el Juzgado Electoral de la Nación ha dejado pasmado al PJ, la UCR y todo otro partido que tenga alguna representación en Jujuy. Los análisis no se hicieron esperar. Las especulaciones tampoco. Lo que es casi seguro es que al llamado al trabajo de Eduardo Fellner hace unos pocos meses habrá que agregarle algo de trabajo, sino habrán sido sólo palabras.

El PJ no se encuentra velando armas ni mucho menos, pareciera que la costumbre de ser siempre lo ha convertido en una especie de entidad imprescindible, y que con ello alcanza. Parece que esta vez los muchachos van a tener que sacar lo que les queda de justicialistas y comenzar a caminar los barrios, el problema es que aún no sabrían en nombre de quien ir a convocar viejas lealtades. No será lo mismo ir en nombre de uno que de otro. No sé si se entiende.

En la UCR la noticia no conmovió ya que éstos vienen en una lucha frontal, desde otro lado, con los recién llegados al ámbito político. De cualquier manera la novedad es que no hubo novedad pues esta fuerza venía insistiendo con que habría una sociedad, al menos entre el gobierno y los nuevos contendientes. Consultado alguno, no dudo en manifestar que por suerte esa fue una bendición pues, como expresión política ahora aportan en vez de exigir aportes y eso ayuda a que haya menos crispación en la sociedad y, por supuesto, más orden.

De cualquier manera, la exhibición, la ostentación realizada ¿era, fue, una suerte de mensaje? y ¿Quién su destinatario?, desde aquí se cree que sí fue un mensaje y tuvo un claro destinatario, el PJ. ¿Cómo se debe leer ese mensaje? Habría varias opciones, pero parece que la que se llevaría todos los premios sería ¡Ahora la midamos a ver quién la tiene más grande, y con eso, quien manejará la campaña electoral y los respectivos fondos! Claro que también da señales de que habría una obligada alianza a través de un frente que sume en vez de dividir. Lo que suma un nuevo interrogante ¿Cómo se repartirán los cargos nacionales, provinciales y municipales? ¿Seriamente creerán que se pueden alzar con los tres diputados nacionales? Con un frente imposible, ya que uno de los tres debe ser para la segunda minoría. Entonces ¿habrá alianza? Todo depende a donde este apuntando U&O, a que segmento. Alguien dijo por allí que interesa mucho la ciudad capital.

Por último U&O ¿podrá traducir en votos las afiliaciones? Hay quienes aseguran que si, otros menos optimistas relativizan y los más pesimistas no creen que puedan aportar más votos que un 15% del total. El último razonamiento se apoya en que nunca, en ninguna época, ninguna organización, de ningún tipo (política, sindical, empresarial, etc.) pudo ofrecer más que un porcentaje del total de sus afiliados como resultado electoral. Veremos cuál de estas hipótesis se verifica luego en la contienda electoral pues dentro de la novel organización política se distinguen viejos militantes del PJ -que no toleran ya tragarse algunos sapos- y algún que otro familiar directo del propio presidente del tradicional partido. Los muchachos van a tener que comenzar a caminar los barrios, el problema es que deben resolver antes en nombre de quien ir a convocar viejas lealtades. No será lo mismo ir en nombre de uno que de otro. No sé si se entiende.

La UCR también tiene lo suyo, basta recordar algunas incomodidades recientes a las que algún comedido, metido a consultor o calienta orejas del Intendente Jorge, sometió al conjunto de los dirigentes del partido al darle la oportunidad, inconsultamente, de sacarse una foto a Mauricio Macri con todos ellos y principalmente con Gerardo Morales que es el único con una fuerte referencia nacional. Claro que para estas alturas creer que esa y algunas otras acciones destempladas fueron una casualidad, sería muy ingenuo. Lo que deja claro es que hay quienes tienen proyecto propio y con ello pareciera que estarían dispuestos a cualquier cosa, hasta hacer frente con un Macri aún muy verde en Jujuy y con una ventana ideológica que no se observa como compatible.

Lo que queda claro es que la UCR si quiere alcanzar algún protagonismo en el turno 2013 deberá trabajar hacia adentro y resolver si dos más dos siguen siendo cuatro. Luego de esto, recién ahí definir quienes serán los compañeros del turno electoral y las listas de candidatos. Recordemos que dentro del frente constituido por la UCR también hay algunos dirigentes nacidos a la luz del PJ y con un gran ascendiente sobre el electorado independiente. Sin esto no alberguen esperanzas de que una sociedad, una opinión pública absolutamente polarizada y desencantada de sus dirigentes acompañe con el voto y con ello perder una oportunidad que el oficialismo les estaría ofreciendo, una vez más.

Así como decimos del PJ, también lo decimos para la UCR, los muchachos van a tener que sacar lo que les queda de radicales y comenzar a caminar los barrios, el problema es que deben resolver antes en nombre de quien ir a convocar viejas lealtades. No será lo mismo ir en nombre de uno que de otro. No sé si se entiende.

Según una encuesta a la tuvimos acceso, encargada por el oficialismo, los números no estarían dando bien en materia de imagen para los principales dirigentes de la provincia, con alguna excepción dado un incipiente crecimiento, y otra, no tan incipiente en cuanto al lapidario resultado ya que la imagen pública es negativa en un altísimo porcentaje. No damos los nombres porque no estamos autorizados, sólo hacemos referencia a algún resultado que es necesario que se conozca. Los nombres sólo hay que imaginarlos.

Fernando Savater, en uno de sus numerosos libros (Política para Amador) decía que: “Los antiguos griegos, a quien no se metía en política le llamaron idiotés; una palabra que significaba persona aislada, sin nada que ofrecer a los demás, obsesionada por las pequeñeces de su casa y manipulada a fin de cuentas por todos. De ese «idiotés» griego deriva nuestro idiota actual, que no es necesario explicar lo que significa”.

Lic. Hugo Rubén Calvó

Director de Jujuy al día