Caso Nicolás Jara: “creo en la justicia, pero no en los hombres que la imparten en Jujuy”

0
blank 0 blank 0
Read Time3 Minute, 37 Second

nicolas jara 1Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, Analía Ríos y Maria Paula Gregorio Mateau, madre y tía de Nicolás Jara, el adolescente que murió el 17 de agosto del 2010 luego de pasar 136 días en coma en el hospital Pablo Soria tras ser embestido por una camioneta –la cual se dio a la fuga- cuando el joven se escapaba de una patota, se refirieron al estado de la causa que investiga el homicidio del adolescente, y manifestaron que la misma “no avanzó absolutamente en nada”. Además señalaron que no hay detenidos por el la muerte de Nicolás y que uno de los testigos del hecho, murió recientemente.

El 4 de abril del año 2010, Nicolás Jara, junto a unos amigos, salía de un boliche ubicado en el acceso sur de San Salvador de Jujuy para abordar un remis cuando fue atacado por la espalda por una patota de aproximadamente 15 adolescentes quienes le propinaron una feroz golpiza. En un momento el adolescente pudo pararse e intentó huir del lugar y fue atropellado por una camioneta, la cual se dio a la fuga sin que su conductor prestara algún tipo de asistencia. Posteriormente, y luego de un poco más de 4 meses internado en estado de coma, el 17 de agosto de ese año, Nicolás Jara finalmente murió.

Sobre el estado de la causa, Analía Ríos, madre del adolescente, manifestó en declaraciones a JUJUY AL DÍA® que “la causa sigue estando en el tribunal superior y no ha pasado a ningún juez. Tenemos entendido que iba a pasar al juez Aróstegui pero todavía sigue detenida ahí. Está ahí hace prácticamente un  año y no avanzó absolutamente en nada”.

“Tengo entendido que no se detuvo a nadie, hay 4 imputados pero ningún detenido. Estos imputados son los identificados como los que agredieron a Nicolás, y en este transcurso, casi tres años, uno de los testigos, un chico joven, falleció hace poco. Tampoco tenemos pruebas ni ningún testigo sobre la camioneta, nadie aportó datos, estamos ahí parados; en vez de avanzar estamos retrocediendo cada vez más”, aseguró.

Para Analía Ríos “la verdad que estamos como estamos en Jujuy por la justicia que tenemos. Creo en la justicia pero no creo en los hombres que la imparten en Jujuy. Lamentablemente este sistema no da resultados. Hicimos marchas, inclusive fui a Buenos Aires me conecte con gente pero no se puede trabajar de esta manera porque no sé qué pasa en Jujuy, en seguridad y política, pareciera que están tan enredados los unos con los otros que acá nada es posible”.

Por su parte, María Paula Gregorio Mateau, tía de Nicolás Jara, comentó a JUJUY AL DÍA® que “hicimos muchas marchas que fueron como formas de descargar la impotencia que tenía la familia, y por la injusticia. Sabemos que al principio hubo 2 o 3 detenidos que luego fueron excarcelados, no se preservó la escena donde ocurrieron los hechos, no hubo  ningún policía cerca”.

Asimismo opinó acerca del accionar de la justicia en el caso que investiga la muerte de su sobrino manifestando que “cuando íbamos a pedir justicia en las marchas aparecía mucha gente que nos comentaba que también habían perdido a su hijo, me decían cosas como ‘perdí a mi hijo en una comisaría, lo habían golpeado’, otros me decían que sus hijos también fueron atacados por patotas. Con esto puedo decir que para los pobres, los que no son conocidos ni ‘hijos de’, la justicia no existe en Jujuy”.

“Eso aprendí cuando mucha gente, en silencio, se acercaba a contarnos sobre las tantas muertes que quedaron impunes acá, que no se conocían, que la prensa no las daba a conocer, que se tapaban. Hubo un caso de una chica asesinada que había sido encontrada en una bolsa de residuos en Cuyaya, como ese te puedo contar muchas causas que quedaron en la nada, y ¿por qué?, porque es toda gente humilde que no tiene contacto político, que no tenían acceso económico a abogados como tenían estos chicos que tenían al doctor Bellido, abogado de Milagro Sala, y se manejan con plata, poder e impunidad. Aprendí eso”, aseguró.

Además agregó “aprendí a sobrevivir con el dolor de mi familia por no tener a Nicolás nunca más en nuestra mesa y esperamos justicia. No estamos resignados, pero sí nos dolió mucho”, sostuvo María Paula Gregorio Mateau.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.