2013, La Esperanza

0
blank 0 blank 0
Read Time1 Minute, 52 Second

mafalda fin 2012Aunque a la esperanza se la entiende como una actitud pasiva que revela que acudiendo a ella, esperando su obrar, ciertos deseos  se cumplirían indefectiblemente, debemos decir que la esperanza, lejos de configurar una suerte de inacción, un sentarse a esperar a ver qué pasa con tal o cual situación, al ser una de las virtudes cardinales, capacita al hombre para tener confianza y plena certeza de que sus deseos se cumplirán.

La esperanza, como virtud, no está sola, la acompaña la Prudencia, la Justicia, la Templanza y la Fortaleza. Y que mejores herramientas para emprender y concluir con éxito cualquier desafío.

La Prudencia no es sólo un camino que advierte que habrá que medir cien veces y cortar solo una. También es ese territorio que alberga a la experiencia.

La Justicia no es sólo cosa de jueces, esta no es otra cosa que una actitud ante la vida, individual y social. Nunca se será justo si lo que hacemos o hagamos no involucra al otro.

La Templanza ayuda a que los sinsabores, pero también las satisfacciones, no nos desborden.

La Fortaleza es esa palabra, esa acción, ese gesto que nos proporciona un lugar en la vida desde el cual obramos sin desmayo.

Con este camino trazado, el que aconseja que hay que aplicar la prudencia antes de tomar decisiones; ser justo en el accionar porque siempre se involucra a alguien más; tener el temple necesario para afrontar lo bueno y lo malo y acudir a la fortaleza para seguir este camino ¿cómo será posible que la esperanza no esté presente en todo momento? tanto es así que ella siempre sale a nuestro encuentro.

En este 2013 la esperanza deberá ser la que cobije a la ilusión, a la memoria, ahuyente los miedos, alimente las fantasías y por sobre todas las cosas, nos dé un lugar común desde el cual, como sociedad, tomemos las decisiones que nos permitan mantenernos unidos y alejar a aquellos que intentan dividirnos para que en esta unión, no puedan reinar.

 La esperanza no es ni realidad ni quimera. Es como los caminos de la Tierra: sobre la Tierra no había caminos; han sido hechos por el gran número de transeúntes (Lu Xun)

Lic. Hugo Rubén Calvó

Director de Jujuy al día

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.