Jujuy al día®

Primer diario nativo digital de Jujuy. 21 años con la noticia de Jujuy

Jujuy al día® – El presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Fellner (FPV-Jujuy), aseguró que «hay voluntad política de que el Parlamento no se paralice» este año electoral y que en los próximos días buscará coordinar con los bloques un plan de labor para que el cuerpo sesione «al menos una vez al mes» a partir de 1 de marzo.

Adelantó que ya recibió pedidos de la oposición para que uno de los primeros temas a tratar en el recinto sea la baja de edad de imputabilidad en la Ley Penal Juvenil, aunque aclaró que todavía «hay que terminar con los dictámenes de comisiones» para avanzar en el trámite.

El titular de la bancada radical, Ricardo Gil Lavedra, señaló que si bien no tuvo contacto con Fellner sí tuvo conversaciones «con todos los presidentes de los bloques oficialistas y opositores y todo el mundo está de acuerdo con la idea de que el Congreso funcione».

«Ya en la reunión de nuestro bloque de la semana pasada expresamos la voluntad de tener una agenda común para lograr que el Congreso funcione, donde por supuesto tenemos algunos temas prioritarios en los que, si el oficialismo no nos quiere acompañar, buscaremos que otros bloques lo hagan», dijo el diputado radical.

Entre los puntos que consideró prioritarios señaló las leyes penal juvenil, de acceso a la información pública y de educación en las cárceles».

Admitió que entre los que se supone que será más difícil el acuerdo con el oficialismo se encuentra el que regula la publicidad oficial y la consulta popular por el 82 por ciento para elevar la jubilación mínima a ese porcentaje del salario mínimo vital y móvil para lo cual «precisaremos quórum propio con otros bloques de oposición», precisó Gil Lavedra. También, apuntó como otro tema de interés para los radicales la suba del mínimo no imponible para el pago del Impuesto a las Ganancias.

Por su parte, el jefe de la bancada macrista, Federico Pinedo, confirmó los contactos entre los bloques de oposición y, si bien avaló la idea de que el congreso funcione, indicó que en su opinión «espera que haya al menos dos sesiones al mes», con acuerdo, y luego otras con temas conflictivos.

Señaló, además, que las distintas bancadas están analizando los temas para armar una agenda de consenso.

Mientras, la Coalición Cívica, a través de habituales voceros, señaló que «es decisión del bloque acudir todos los miércoles a las sesiones» y se acusó al oficialismo de haber jugado con el quórum el año pasado.

En tanto, fuentes del Peronismo Federal fueron menos optimistas e indicaron que, en este año electoral, será muy difícil que haya sesiones, «si terminamos el 2010, como lo terminamos, hay que suponer que este será mucho más complicado», sobre todo porque las elecciones en los distritos, donde varios diputados buscan renovar sus cargos estarán abocados a ello, sin mencionar a quienes tienen aspiraciones a nivel ejecutivo.

Fellner, también, apuntó que el bloque oficialista dará quórum a las «sesiones coordinadas» previamente en la comisión de Labor Parlamentaria y estimó que «después estarán los temas políticos que requerirán de la acción política de cada uno de los bloques» que tengan interés en impulsarlos.

En declaraciones formuladas al término de una recorrida por las obras de «puesta en valor» del edificio histórico de la Cámara de Diputados, el jujeño confió que «con toda seguridad vamos a llegar a un entendimiento y creo que los temas mas importantes, mas gruesos que tiene el Congreso se van a debatir».

De parte del oficialismo, el diputado destacó que los puntos que plantee la presidenta, Cristina Fernández, en la próxima apertura del período ordinario de sesiones «será la agenda del bloque» del FPV.

Preguntado concretamente sobre la consulta popular que impulsa el radicalismo sobre el 82 por ciento móvil para los jubilados, Fellner aclaró que el asunto «seguramente se considerará más adelante» pero recordó que el FPV «tiene una posición clara en este sentido» que es que «no es viable el 82 por móvil».

El 9 de febrero, representantes de las bancadas parlamentarias del radicalismo, socialismo, el GEN y la Coalición Cívica plantearon, en conferencia de prensa, Su intención de avanzar con la consulta popular para establecer un piso para las jubilaciones mínimas del 82 por ciento del salario mínimo vital y móvil.

Además, reconocieron que quieren imponer otro proyecto de ley para actualizar los haberes jubilatorios de acuerdo con el reconocido fallo Badaro (por el cual se estableció una actualización de sus haberes a un jubilado en el orden del 88,5 por ciento del salario de los trabajadores en actividad).

Ambos van en contra de los deseos del oficialismo y, por consiguiente, implican temas de tensión que harán difícil los acuerdos entre partes.

A %d blogueros les gusta esto: