En Jujuy se garantizó la vida

Jujuy al día® – El caso de la niña violada en Jujuy por un vecino de 60 años y que quedó embarazada; la interrupción de su gestación de casi 24 semanas; y una bebé de 703 gramos que nació por cesárea y pelea por vivir. Un tema sensible que dividió una vez más las opiniones de la sociedad jujeña y que repercutió fuertemente a nivel nacional.

Fueron muchas las voces, de distintos sectores, que se expresaron sobre este verdadero drama, sin contar las miles que se manifestaron a través de las redes sociales, iniciando incluso fuertes debates a nivel nacional sobre la vida o la muerte.

Todo comenzó el pasado viernes cuando una niña, de tan solo 12 años, contó que fue violada por José Dávalos, un sexagenario vecino de la familia.

La madre realizó la denuncia en la comisaría de San Pedro de Jujuy e inmediatamente dieron parte a la Fiscalía en feria, quien ordenó la detención del violador, que fue detenido el sábado minutos antes que una horda de vecinos, que se habían enterado del hecho, llegue a su casa con intención de lincharlo.

La situación cambió por completo cuando se supo que la niña estaba embarazada producto del vejamen.

En un primer momento se estimaba que gestaba un feto de al menos 2 meses, sin embargo, los estudios médicos confirmaron que el feto estaba en su semana 23 de gestación, lo cual abrió la puerta a otras cuestiones.

La primera, que fue contestada por autoridades del Ministerio de Salud de la provincia: cómo pudo la menor estar 6 meses gestando un embarazo por fuera del sistema de salud.

La niña tuvo dos atenciones médicas, meses atrás, por fuertes dolores abdominales, donde los profesionales no supusieron que estaba embarazada, no lo sospecharon. Además, la niña había ocultado el terrible hecho por temor.

Posteriormente, el 11 de enero se confirmó su embarazo, lo que derivó en la confesión de la niña y la denuncia de la madre.

La madre de la niña, y la propia víctima, ya informadas, solicitaron la interrupción legal del embarazo (ILE). Jujuy cuenta con su propio protocolo.

Esto desencadeno un fuerte debate. Ahí empezaron las expresiones de grupos “provida”, que exigían que la bebé culminara su gestación; y de los grupos “proaborto”, que pedían que sea abortado.

De acuerdo al protocolo para estos casos de abuso, la niña fue internada en el Hospital Materno Infantil, donde se le realizaron distintos exámenes, confirmando el tiempo de gestación, y algunos médicos recomendaban la interrupción del embarazo, pero no un aborto, sino hacer nacer a la bebé, esto dado el avanzado tiempo de gestación.

En este tiempo, tanto el Gobernador Gerardo Morales, como el ministro de Salud, Gustavo Bouhid, anunciaron que desde el Estado se garantizaba el cumplimiento del procedimiento requerido por la madre y la menor, indicando que sería una cesárea programada.

Sin embargo, Bouhid reveló en declaraciones a medios nacionales un detalle que sería crucial: se trataría de salvar las dos vidas.

Para muchos fue una decisión que, en parte, conformó a los dos sectores que se debatían entre lo que se debía hacer. Finalmente se interrumpió el embarazo, y la bebé nació con vida.

Ayer a las 8 de la mañana, la menor entró a quirófano y fue sometida a una cesárea, donde nació una pequeña bebé de 703 gramos, que quedó inmediatamente internada en neonatología. En tanto, la niña se recupera de la intervención y se encuentra en buen estado de salud.

Pasado el mediodía, desde el Hospital emitieron un comunicado, hasta ahora el único, donde confirman la operación, y que la misma no revistió complicaciones. Sin embargo, no hablaba de la bebé.

Le pequeña recién nacida está internada, luchando por vivir. Según confirmaron las autoridades, sería dada en adopción, aunque primero su salud debe evolucionar para que pueda ser declarada en condición de adoptabilidad.

Esta parte de la historia aun no culmina, y no se sabe que desenlace tendrá.

Ahora bien, aparte de todo esto existe en paralelo una causa judicial, donde José Dávalos, el violador, está detenido e imputado del delito de “abuso sexual con acceso carnal”.

El sujeto está alojado en una comisaría de San Pedro de Jujuy y trascendió que, tras conocer causa de imputación y designar abogado defensor, se habría abstenido de prestar declaración.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.