El gobierno de Jujuy ratificó su compromiso sobre la preservación del Parque Nacional Calilegua

Jujuy al día® – Con el fin de exponer los detalles del proceso de remediación y brindar explicaciones respecto al Convenio de Regularización del Parque Nacional Calilegua (Resolución N° 576/18), rubricado recientemente por el Directorio de la Administración de Parques Nacionales y el Gobierno de Jujuy, y refrendado por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, la Ministra de Ambiente, María Inés Zigarán, acompañada del secretario de Minería y Recursos Energéticos, Miguel Soler, y el vocal de JEMSE, Alejandro Insaurralde, se reunió con diputados provinciales del Bloque Cambia Jujuy, en la Legislatura.

En ese marco, los referentes del Poder Ejecutivo y del Legislativo precisaron que el histórico proceso que se inició hace tres años producto de la decisión política del Gobierno de Jujuy para cerrar y remediar el área impactada en el Parque Nacional Calilegua, esto es el Yacimiento CNO3, continúa en marcha. Por eso se asumieron medidas administrativas y judiciales pertinentes para respaldar esa decisión, y resguardar el patrimonio que es de todos los argentinos.

Proyecto de Ley

Frente al abandono de la última empresa operadora, Petro AP, la provincia se tuvo que hacer cargo de una situación de emergencia en el Yacimiento Caimancito CNO3 que continuaba en actividad debido a la surgencia natural de petróleo. En este sentido se definieron una serie de medidas administrativas que fueron respaldadas jurídicamente, para poder abordar la situación del Yacimiento y evitar una tragedia ambiental, garantizando además la consecución del compromiso asumido mediante la Ley N° 5.889/2015, de cierre y posterior remediación del PNC.

La titular de la cartera ambiental explicó primeramente que el Poder Ejecutivo remitirá a la Legislatura Provincial un Proyecto de Ley para regularizar una situación normativa que desde el retorno a la Democracia no fue saneada. La misma tiene que ver con la cesión de dominio y jurisdicción sobre el PNC, del estado provincial en favor de la Nación.

“De esta manera queremos ratificar la decisión del gobierno provincial de ceder al estado argentino las 76 mil hectáreas que hoy ocupa el Parque Nacional Calilegua, con el mismo destino para el que oportunamente fuera cedido; esto es, para que ese territorio que tiene un enorme valor ambiental y que presta invaluables servicios eco sistémicos, sea resguardado, garantizando igualmente la preservación de la biodiversidad que en el habita”.

Decisión política

Son dos los Decretos Ley que dan origen al PNC, uno provincial (N° 3586/78) y otro nacional (N° 1733/79); ambos sancionados durante la última dictadura militar. Esta normativa a través de la cual la provincia cede dominio y jurisdicción sobre el área, y la nación acepta, nunca fueron ratificados desde el retorno a la democracia.

“Tenemos la vocación de sanear esa situación jurídica, por eso ratificamos la decisión de la provincia de que el área siga siendo un Parque Nacional”, consignó la ministra Zigarán. Al mismo tiempo dijo que “además tomamos la decisión de restringir la superficie a remediar a 1.000 hectáreas, de las 6.000 donde estaba asentado el Yacimiento, devolviendo de esta manera a la jurisdicción de la Administración de Parques Nacionales una superficie de 5.000 hectáreas”.

Vale la pena destacar que las 1.000 has sobre las cuales está funcionando actualmente el Yacimiento CNO3, fueron transferidas recientemente y de manera provisoria y coyuntural por la Nación, mediante Resolución N° 576/18, a la provincia. No se trata de una desafectación sino de una condición suspensiva del área hasta que Jujuy pueda garantizar el cierre y la posterior remediación del área.

Abandono del yacimiento y Plan de cierre

Por su parte, el secretario de Minería y Recursos Energéticos de Jujuy, Miguel Soler, abundó sobre los aspectos técnicos de todo el proceso. Aclaró en principio que se está cumpliendo con los compromisos asumidos ni bien la actual gestión se hizo cargo del Gobierno, respecto al cese definitivo de la explotación hidrocarburífera en el PNC.

“Estos últimos tres años hemos venido trabajando en resolver una situación que arrastra décadas, y que debido a la complejidad nos exige un tiempo y un proceso administrativo y judicial considerables”, explicó. Al referirse a los antecedentes y al abandono de la empresa Petro AP, agregó que “intentamos por todos los medios que la operadora que estaba hasta el año pasado cumpliese con la normativa y comenzara con los trabajos; lamentablemente los informes que presentaron no cumplían con la calidad técnica y los estándares ambientales que habíamos exigido. La operadora se terminó retirando, y por eso iniciamos las acciones legales correspondientes por daños y perjuicios ocasionados al estado provincial”.

Por último, Soler se refirió a las características de los pozos que hoy permanecen activos de manera natural. “De los 35 pozos, hoy hay 11 activos que son surgentes. Es decir que tienen un promedio de 4000 km de profundidad, y que contienen petróleo que asciende a la superficie de manera natural sin la necesidad de intervención”. Añadió que esta situación agrega una dificultad técnica: “no se puede cerrar la válvula o canilla superior y retirarse nada más, hasta que se consigan los fondos para proceder a todo el trabajo como corresponde. Al tener presión natural y cañerías con válvulas obsoletas, representa un riesgo serio para el lugar si uno no toma los recaudos y solo se limita a suspender la actividad”.

El vocal de JEMSE, Alejandro Insaurralde, se refirió en la misma línea a la participación de la empresa que integra en el marco de todo el proceso y al diseño del plan de cierre definitivo. Aclaró que se continua provisoriamente con la gestión del petróleo que emerge de manera natural, ante el abandono de la última operadora y para resguardar la zona; y que el trabajo que se busca es el cierre definitivo que va a implicar el sellado de cada uno de los pozos que continúan abiertos.

“Además de las acciones legales que promueve el Gobierno de la provincia –agregó-, nos hicimos cargo a través de JEMSE de la administración del yacimiento y estamos trabajando en el armando de los pliegos de licitación para iniciar los cierres de algunos pozos; estimamos que a mediados del año que viene tendremos tres o cuatro pozos cerrados”.

El referente de Jujuy Energía y Minería sentenció que “no tenemos ningún fin empresarial; el único objetivo es que el dinero que el yacimiento produzca por la surgencia natural del petróleo, sea invertido para los trabajos técnicos y logísticos que van a garantizar el cierre y la posterior remediación del Parque Nacional Calilegua”.

Finalmente, el diputado provincial Ramiro Tizón, destacó la postura del Gobierno y la coherencia con la que encara la situación. “Las acciones legales que se impulsaron contra la última empresa operadora que terminó por abandonar el yacimiento, y llegado el caso contra los concesionarios anteriores, da cuenta del compromiso del Gobierno con este tema. Porque es necesario determinar judicialmente las responsabilidades e indemnizar a la provincia como corresponde, al tratarse un acto de semejante irresponsabilidad”.

“Se trata de un proceso complejo que va a llevar años y que requiere una inversión importante. Si bien es cierto quedamos a la espera de los estudios técnicos que está elaborando la Universidad Tres de Febrero, respecto de las condiciones actuales del yacimiento, y los plazos y costos para el cierre, llevamos tranquilidad a la población porque se está trabajando responsablemente sobre medidas reales y concretas para abordar la situación y evitar así algún tipo de desastre ambiental”, concluyó.

1 COMENTARIO

  1. Hola quisiera saber, no queda claro en la nota, porque se necesita desafectar esas hectáreas del parque, para realizar el proceso de remediacion y cierre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.