Adolescente jujeño creó lentes ultrasónicos para personas no videntes

Jujuy al día® – Lucas Flores se acercó a Infinito por Descubrir Jujuy, la propuesta de Aprender Conectados que llevan adelante EDUCAR, Sociedad del Estado del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación, y la cartera educativa de la provincia, con una idea clara: pensaba que un bastón no era la mejor herramienta para que una persona ciega pudiera prever ciertos obstáculos al caminar, y que además impedía que pudiera transportar otros objetos. “Un bastón da información sobre cosas a nivel del piso pero no sobre elementos a otras alturas como la rama de un árbol o un cartel”, explicó el chico de 14 años.

Con esta premisa en mente, comenzó a realizar un novedoso dispositivo: “Estoy haciendo unos lentes ultrasónicos para que las personas no videntes puedan circular tranquilos por la calle. Para eso estoy usando un sensor y una placa Arduino que detectan la proximidad de un objeto. Cuando la persona está cerca de un obstáculo, el sensor activa un motor vibrador“, detalló Lucas, que actualmente está trabajando en el diseño de los anteojos para poder imprimirlos con tecnología 3D.

“Cuando los chicos llegan al centro pueden probar distintos laboratorios y talleres, ellos eligen qué quieren hacer”, destacó Belén Castro, coordinadora del centro ubicado en la Ciudad Cultural, Barrio Alto Padilla, que este sábado 29 a partir de las 16 invita a chicos y grandes a celebrar un nuevo aniversario con una serie de actividades que incluyen la pintura colectiva de un mural y espectáculos de mapping y música. Los centros IxD, con sedes también en Mendoza, Misiones y Bahía Blanca, son públicos, gratuitos y están abiertos de martes a sábado con el objetivo de que chicos de 6 a 18 años potencien y desarrollen habilidades blandas como el trabajo en equipo y el pensamiento crítico, a través de la creación de proyectos basados en disciplinas como robótica, programación, videojuegos, arte, diseño y biotecnología.

Frente a la inquietud de Lucas, los facilitadores de los distintos laboratorios de Infinito por Descubrir lo fueron guiando. Primero comenzó a trabajar en el laboratorio de fabricación digital, donde se enfocó en los aspectos de la construcción del equipo. Luego, en el de ciencia, investigó por qué se utiliza el formato del bastón y ciertos aspectos sobre la seguridad de los componentes; mientras que en el laboratorio de sonido exploró los efectos sonoros y vibratorios para diseñar el formato de alerta. A su vez, junto al equipo de robótica de IxD, recurrió a la programación para conectar el dispositivo mediante una placa Arduino.

La comunidad jujeña también brindó su apoyo al proyecto. En este caso, un bioingeniero con experiencia en el ámbito de la salud trabajó con Lucas para evaluar si los lentes eran aptos para los beneficiarios y si no generaban efectos contraproducentes.

Fuente: Argentina.gob.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.