Aspirantes a las fuerzas de seguridad en Jujuy: bajísimo porcentaje de alumnos pasa los exámenes intelectuales y psicológicos

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, la rectora del Instituto Superior de Seguridad Pública, Carolina Calvó, se refirió al presente de los aspirantes a policía que cursan en el ISSP, cuáles son los aspectos por los que quedan afuera de las distintas carreras.

Carolina Calvó

En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, Carolina Calvó señaló que “lo que estamos haciendo en este año es reforzar, más allá de los diseños curriculares y la cuestión académica, todo lo que es lo disciplinar, implementando un nuevo régimen, donde hay un mayor seguimiento al grupo de alumnos, formando a los instructores, un jefe de cuerpo, incorporando a un vicerrector del ámbito de seguridad que permite un mayor orden y disciplina para fomentar la formación y para que tengan una formación integra para luego ejercer la función policial o penitenciaria”.

Calvó comentó que “el mayor filtro no es el psicológico sino el intelectual, es el que más deja afuera a los jóvenes, a los aspirantes, y eso que preparamos las instancias de recuperatorio o repechaje. Este año aún no empezamos con los intelectuales pero el año pasado de los 4 exámenes, eran 1500 jóvenes, más o menos 50 aprobaron las 4 materias, un porcentaje bajísimo. Tuvimos que dar distintos recuperatorios para que sigan la mayor cantidad a la siguiente instancia. En el psicológico, de quienes llegan, un 35% queda afuera”.

Sobre esta situación, con bajos porcentajes, La rectora del ISSP señaló “en realidad no solo tiene que ver con los jóvenes que se inscriben en estas instituciones sino con lo que está pasando en la educación misma, vienen con un nivel intelectual muy bajo y este año en el psicológico lo que pedimos es que no evalúen tanto el nivel intelectual sino otros aspectos  como lo emocional, patologías, tendencia al suicidio, depresión y no tanto lo intelectual ya que se puede ir desarrollando en la institución”.

Además, mencionó que “otra de las cuestiones tiene que ver con el examen físico, y va a ser el primero este año donde se aplicará. Es porque hoy en el Instituto contamos con más del 50% de alumnos con sobrepeso. Decimos que, si están en la institución y tienen actividad física todos los días y siguen con sobrepeso, cuando egresen y se incorporen a la institución policial, donde pasan a un sedentarismo casi completo, van a ser obsesos”.

“Ahora, el índice de masa corporal está como requisito excluyente, deben estar en el porcentaje de peso normal, ni bajo peso ni sobrepeso, porque la exigencia física en las dos instituciones, Policía y Penitenciaria, es alta, por lo que necesitamos jóvenes fortalecidos, sanos y con un peso normal para desarrollar toda su musculatura y a su vez potenciar su futuro trabajo. Los que tenemos son jóvenes que tienen 24 y 25 años y con sobrepeso avanzado, por ello incorporamos eso, pero luego en el examen físico quedan excluidos porque no pueden pasar todas las pruebas”.

Acerca de quiénes son los aspirantes que más quedan afuera, hombres o mujeres, señaló “es variado, no hay una tendencia,  si bien un 60% de inscripciones son de mujeres, pero por ejemplo en el Servicio Penitenciario por el momento no necesitan más oficiales femeninos y ellos nos ponen cupos. En la Policía también en algunos momentos establecen cupos pero por la función posterior, si necesitaran, o no, la incorporación de más mujeres”.

En relación a la importancia del examen psicológicos a los futuros policías y penitenciarios, la rectora del ISSP respondió “es fundamental que estén bien a nivel emocional, no con una tendencia depresiva o violenta, hay que evaluar la perspectiva de género, de cómo ven a la otra persona, cómo ve un hombre a una mujer, imagínese cuando una mujer va a denunciar a su marido y un oficial, si es una persona machista, le dirá que no se la tomará a la denuncia, que se vaya a su casa, y ahí potenciamos un delito, probablemente la mujer vuelva a la casa y continúe la violencia”.

“Además, deben tener la cuestión emocional estable porque ellos están en constantes situaciones de crisis psicológicas en la atención al ciudadano, deben intervenir en situaciones críticas y a lo mejor hay un ciudadano que está al punto del suicidio y deben saber cómo ayudarlo. Si están viviendo familiarmente una situación crítica, deben recordar que ellos tienen un arma y si no saben controlarse pueden potenciar un delito”.

Calvó comentó que “antes no teníamos chicos de colegios privados, eran todos de instituciones públicas y del interior, pero este año estamos teniendo esta incorporación lo que significa que están eligiendo la carrera. Si bien hay muchos que todavía la siguen eligiendo por una cuestión laboral, vamos viendo que se está eligiendo ser policía o penitenciario, lo cual es beneficio no solo para la institución sino para las instituciones de seguridad púbica”.

En este sentido, analizó el resultado de la propuesta del ISSP de ser “estudiante por un día”. “Fue un éxito, por ejemplo en una de las cuestiones en el psicológico donde más fallaban es en que desconocen la función a futuro, por ahí una de las preguntas en este examen es qué es lo peor que les puede pasar a un policía y la mayoría contestó ‘quedarse sin trabajo’, cuando no saben estos chicos que muchos pueden salir de sus casas y no volver más, no es lo peor quedarse sin trabajo”.

“Deben tomar en cuenta la responsabilidad que significa ser policía o penitenciario, por eso queríamos mostrarle cual va a ser su futuro ámbito laboral, que conozcan qué hace un policía o un penitenciario, cuáles son los riesgos y ya, desde el primer momento, empezaban las voces de mando y hay algunos jóvenes que no les gusta que los ordenen o que les griten y se dan cuenta que no es su ámbito. En esta oportunidad fueron más de 900 chicos y nos pidieron repetirlo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.