Otra vez aumentaron los combustibles y no descartan nuevas subas

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el tesorero de la Cámara de Expendedores de Combustibles de Jujuy, Alfredo Gonzáles, se refirió al nuevo aumento de los combustibles que, en lo que va del año, ronda el 30%, superando a la misma inflación.

Además, indicó que pueden llegar a haber nuevos incrementos en lo que queda del año debido a un desfasaje que aún tienen los precios.

En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, Alfredo Gonzáles expresó “efectivamente, durante el fin de semana hubo un aumento, del cual se venía hablando y no se hizo esperar. El mismo fue cercanos al 5,5% y es distinto a Capital Federal, siempre fue así, hoy debemos estar, aunque no sé exactamente, con 1 peso o un poco más que en Capital Federal”.

“Hoy, el precio del litro de nafta súper está 33,37 pesos, y en el grueso de la región está así, Salta, Tucumán, Santiago del Estero, puede estar 10 o 20 centavos más caros, pero son los números que se manejan”.

Agregó “el precio del litro de nafta Premium hoy está en 39,87 pesos, poco menos de 7 pesos de diferencia con la nafta súper. Esto es lo que se viene marcando hace tiempo con los últimos aumentos por una política de las petroleras”.

Acerca del valor del aumento anual que han tenido hasta la fecha los combustibles, Gonzáles manifestó “el número exacto en lo que va del año debe estar rondando el 30%, está alrededor de eso”.

Explicó que “hoy hay un desfasaje aún con el precio que deberían tener los combustibles, hay un atraso que fue en los últimos aumentos con la suba del dólar y del petrolero y que no se ha compuesto aún, por ello se espera que haya aumentos en los próximos meses, pequeños como este, para poder recomponer el precio del combustible como estaba a niveles internacionales”.

“Antes de la devaluación teníamos el combustible más caro de la región, Argentina tenía el combustible más caro de América del Sur, exceptuando Venezuela y Ecuador que son productores de petróleo y tienen el combustible totalmente subsidiado. Pero después de la devaluación pasamos a ser el país con el precio más barato de la región, comparándonos con Chile, Uruguay, Paraguay, en pesos pasando a dólar estamos más baratos que todos ellos”.

En relación a si estos aumentos afectan las ventas, señaló “no, suele sentirse después de cada aumento una merma en las ventas, pero se recupera a los días, el combustible es un bien de necesidad, se consume por necesidad”.

“Hoy las ventas están bien pero no para todas las estaciones, hay muchas que tienen problemas de abastecimientos con estos precios, no digamos bajos porque no lo son, tan desfasado a nivel internacional, sobre todo las estaciones blancas están teniendo muchos problemas para conseguir productos o conseguirlo a un precio que les permita revenderlo y sacar un margen. Muchas estaciones en Jujuy la están pasando mal pero no por una cuestión de falta de demanda sino por una falta de oferta de combustible en el mercado”.

En relación a nuevos aumentos, señaló “posiblemente haya nuevos aumentos mientras sigan estos desfasajes, en la medida que el dólar y el petróleo se mantenga estable se va a acerca al precio que tenía anteriormente, pero recordemos que en Argentina mucho del precio del combustible es una cuestión impositiva, más de la mitad del precio que paga un consumidor son impuestos que van directamente a las arcas del Estado nacional, IPC y el impuesto a la tasa hídrica que son los que más se pagan, y son más de la mitad del precio del combustible que uno consume”.

“Cuando uno piensa en valores internacionales piensa en el valor que tiene en la petrolera y no en el precio completo que es el que va al consumidor. Si las cosas se mantienen estables se van a terminar de acomodar y no debería haber grandes sobresaltos, pero si hay un cambio en los impuestos, en el dólar, en el petróleo, eso puede desembocar en una mayor o menor suba de precios”.

Respecto al GNC, indicó “ha subido mucho el último mes, ha tenido una suba de menos de dos pesos pero fue básicamente por una cuestión de que el ENARSA a nivel nacional había decretado unos precios a boca de pozo que las distribuidoras de gas que venden a las estaciones de GNC no están pudiendo conseguir y las productoras de gas cuando venden dicen un precio, por ejemplo, 2,30 m3 y se va a 4,30 m3 porque es el gas que conseguimos, y el último aumento de precios de GNC fue enteramente de costo, y lo que subió del gas en boca de pozo tuvo que pasar al consumidor”.

Gonzáles comentó “no hubo muchas conversiones ni de un lado ni al otro, está parado el tema de las conversiones porque el gas se ha acercado mucho al valor de la súper lo que hace que no sea atractivo para alguien que compra un vehículo nuevo ponerle un equipo de GNC y el que lo tiene no le es rentable renovarlo si se le venció y debe cambiar el cilindro”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.