El aborto libre no es la respuesta

Jujuy al día® – Después de más de dos meses de arduo debate, ayer concluyó el plenario de las comisiones de Legislación General; Legislación Penal; Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia y de Acción Social y Salud Pública.

Logramos escuchar a más de setecientos expositores, entre ellos médicos, científicos, juristas, representantes de asociaciones civiles y figuras públicas, quienes con respeto y profesionalismo dieron a conocer su postura en favor o en contra de la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo.

Luego de 15 reuniones informativas y otras 3 reuniones de debate, se firmó un dictamen a favor de la despenalización con 64 firmas y otro de rechazo con 57, es decir, manteniendo la legislación actual.

Hoy no será una jornada más para el Congreso de la Nación. Seremos protagonistas de un debate histórico, en el que no hay buenos ni malos, sino convicciones basadas en la información, la razón y la conciencia que nos motivan a hacer lo que creemos correcto.

El debate sobre aborto legal, seguro y gratuito ha desatado fuertes discusiones en la sociedad en general, del que nadie fue ajeno. Mi postura es la misma que vengo sosteniendo desde que se me preguntó por primera vez. Incluso públicamente en campaña electoral me expresé en contra del aborto o, como me gusta llamarlo a mí, en favor de la vida del niño por nacer, pero siempre a favor de un debate profesional y apoyando su tratamiento en el Parlamento.

Es por ello que ratifico toda legislación vigente en materia de protección de la vida desde la concepción, el momento en que científicamente está definida que inicia. Sin embargo, entiendo que los derechos no son absolutos y sostengo lo legislado hasta ahora en materia de aborto no punible, concerniente a la posibilidad de que se practique la interrupción de un embarazo cuando haya sido a causa de una violación o cuando pone en riesgo grave y evidente la salud de la mujer, siempre que ese peligro no pueda ser evitado por otros medios.

Considero que el proyecto de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito no pone fin a las muertes de las mujeres. Hay que abordar el problema de manera integral y para ello debe fomentarse fervientemente la educación sexual en todos los niveles y la prevención de embarazos no deseados, permitiendo el disfrute y el goce de una sexualidad responsable. Exigir el cumplimiento de políticas de educación sexual y con perspectiva de género en todo ámbito curricular y extracurricular, brindar en complemento y de manera gratuita anticonceptivos. Es imprescindible proveer información sobre alternativas a la maternidad no deseada, como la adopción, y generar espacios de escucha y acompañamiento.

Por ejemplo, en la provincia de Jujuy, luego de un arduo trabajo, producto de las políticas de estrategia de salud pública que viene llevando adelante el Estado, pasamos de tener entre el año 2005 y 2015 un 33% de muertes por aborto a lograr que, en el año 2017, no se produjeran muertes de mujeres por aborto.

Ratifico la lucha por la igualdad de género y respeto de los derechos de las mujeres y lo seguiré haciendo de manera incansable como lo hago desde que decidí militar en la fuerza política a la que hoy tengo el orgullo de pertenecer y representar. Sin embargo, estoy convencida de que el aborto libre no es la respuesta.

Salvemos las dos vidas.

Gabriela Burgos

Diputada nacional por Jujuy (UCR-Cambiemos)

Fuente: Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.