Jujuy: detectan varias y serias irregularidades con profesionales de la Salud

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, Ricardo Ruiz, Director de Auditoría del Ministerio de Salud de Jujuy, se refirió a los resultados de las fiscalizaciones realizadas hasta el momento y a las infracciones que han detectado de parte de los empleados del servicio público de Salud, entre ellos profesionales médicos.

Ricardo Ruiz

En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, Ricardo Ruiz expresó “empezamos a trabajar con esta Dirección desde el 1 de marzo e iniciamos con relevamientos, esta semana concluiremos en zona Puna, ya hicimos en Ramal 1, Ramal 2  y hemos hechos en los hospitales importantes de la ciudad. Esta primera etapa de relevamiento es muy general, poco puntual, y hemos podido generar algunos expedientes y aún no hemos llegado a  dictaminar cuales pasarán a la Dirección Provincial de Personal (DPP) para los sumarios administrativos correspondientes, teniendo en cuenta que el régimen sancionador le permite a cada jefe de unidad adoptar las medidas disciplinarias valorando el tipo de infracción que se pueda probar y acreditar, y la naturaleza en cuanto a la proporcionalidad de una sanción correspondiente”.

“Estamos en plenas tareas de investigación de auditoría y la auditoria propiamente dicha de control de proceso aún no está siendo fina porque todavía estamos en etapa de fiscalización del cumplimiento de las normas estatutarias del empleado público, no solo para personal de servicios generales sino para técnicos y profesionales que forman parte del plantel del Estado”.

Sobre si han encontrado algún tipo de falta o infracción, afirmó “sí, este Plan está provocando un cambio, más allá de las prestaciones de servicios y modalidades, está proponiendo un cambio cultural si se quiere. Es vox populi en Jujuy que el control respecto de las horas trabajadas, ausentismo, puntualmente al sector de profesionales, no era muy rígida, por no decir que era extremadamente flexible”.

“Los profesionales, hasta acá, según lo que pudimos verificar nosotros, la gran mayoría, si no son todos, presentan una importante irregularidad al registrar su cumplimiento de asistencia al trabajo, estamos hablando de la gran mayoría de casos de profesionales que no fichan, no registran en las planillas, sus ingresos a los horarios de trabajo, mucho menos su egreso, de hecho hay algunos que firman toda la semana, es decir que firman un lunes por toda la semana, entrada y salida, como si hubieran estado trabajando”.

Agrego “es una cosa bastante curiosa que ha sido permitida por autoridades anteriores, porque si no nunca hubiera pasado, pero insisto es una cuestión cultural. Cuando uno le pregunta porqué o a qué se debe dicen ‘porque nunca hemos firmado’, no obstante el conocimiento que manifiestan tener sobre la obligación de acreditar su cumplimiento laboral”.

Sobre las irregularidades detectadas, comentó “tenemos de las más variadas. Tuvimos profesionales médicos que, a modo de resistencia al Plan Estratégico, presentaban certificados médicos, pero luego los íbamos a visitar a la parte privada y curiosamente estaban enfermos solo para el sistema público de salud. En esto quiero destacar que el sistema público de salud está dispuesto para todo el mundo y es utilizado por la gente más humilde, por la que más necesita, pero curiosamente algunos profesionales estaban enfermos para el servicio público, pero estaban perfectamente bien para el privado”.

“Esto, en algunos profesionales, les ha motivado la renuncia al servicio público de salud, ni si quiera pudimos continuar con las actuaciones sumariales porque en la primera etapa de actuaciones investigativas, al presentar la renuncia, desde lo administrativo, la causa deviene en abstracto, esto significa que no tenemos elementos para sancionar porque no tenemos agente público por la renuncia aceptada por parte del Ministerio”.

Sostuvo que “tenemos desde esos casos hasta por ahí cuestiones de falsedad de registraciones, lo que decía antes, pero el caso más común es la omisión, un desinterés total argumentándonos que tienen gente esperando en el consultorio, o dicen ‘no, porque tengo que hacer un pase de sala’,  de hecho tenemos, por ejemplo, cronometrado en el hospital Snopek, que desde el ingreso hasta donde está la planilla se tarda 42 segundos. Son cosas curiosas que tenemos medidas y que nos damos cuenta que más responde a una cuestión de malas prácticas o malas costumbres que a cuestiones normativas”.

Respecto a la cantidad de renuncia o sumarios administrativos a personal del sistema público de Salud, Ricardo Ruiz manifestó a JUJUY AL DÍA® que “el tema de renuncias no es de competencia de esta Dirección. Respecto a los sumarios administrativos no tenemos aún iniciados, estamos en etapa preliminares de aseguramiento de pruebas, y de los expedientes que venimos trabajando son muy pocos los que pueden llegar a la DPP con un pedido expreso de sanción, un par de causas graves que hemos detectado, pero luego el resto estamos trabajando en esta primera etapa”.

“Entendemos de los cambios y estamos trabajando en una etapa de concientización, estamos haciendo recomendaciones para que el régimen sancionador no sea la herramienta para exigir el cumplimiento, ya que este debe ser natural. Entendemos que venimos de una cuestión cultural, de estas malas costumbres que se venían practicando hace muchos años porque esto no es del gobierno anterior o del anterior, es de hace muchísimos años, y en ese entendimiento los estamos invitando, a partir de las recomendaciones y fiscalización que se hacen, a ponerse a derecho”.

En relación a las sanciones que pueden tener estos empleados, Ruiz mencionó “es la sanción que le cabe a cualquier empleado público, son progresivas y van desde un llamado de atención, apercibimiento, suspensiones de 1 a 15  días sin goce de haberes ni cumplimiento de servicio, las cuales las aplica el jefe de unidad o el responsable de área. No sancionamos desde la Auditoria, sí sugerimos en base a dictámenes legales, comportamientos fehacientemente acreditados, y luego de haber dado la oportunidad que el supuesto infractor haga su descargo, sugerimos sanciones desde el llamado de atención hasta los 15 días de suspensión, a partir de ahí las sanciones son impuestas desde el DPP con la que trabajamos como nexo”.

Aclaró “a cualquier empleado público, en infracciones graves, la autoridad tiene a poder saltar las etapas progresivas de sanción. A modo de ejemplo: un abandono de guardia, a mi entender, es una causa grave, esto forma parte del criterio y las circunstancias, y amerita, por ahí, una sanción más severa que un llamado de atención. Por ello entiendo que hay infracciones a las normas que facultan a la autoridad a saltear a una sanción más severa y dada la gravedad del hecho y la responsabilidad del agente en el hecho cometido u omitido, responderá conforme a la norma”.

Consultado acerca del supuesto despido de médicos que habrían incumplido o abandonado guardias, Ruiz comentó “hubieron, si mal no recuerdo, un par de renuncias, pero eran profesionales médicos de guardia que no estaban vinculados al servicio más allá de una locación de esa guardia. Exclusivamente el Ministerio de Salud los contrata para una guardia específica y nada más, obviamente es un contrato de locación por 24 horas, pero es prorrogativa del médico hacer otra guardia o no, pero sumarios para despedir médicos no hemos empezado ninguno”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.