Siguen los talleres deportivos para personas con discapacidad

Jujuy al día® – El Centro Deportivo, Social y Cultural para las Personas con Discapacidad del Ministerio de Desarrollo Humano informa que debido a las tareas de refaccionamiento que ejecuta la Universidad Nacional de Jujuy (UNJu) en su polideportivo ubicado en el rectorado, los talleres deportivos se encuentran dictándose provisoriamente en el barrio Cuyaya y Coronel Arias.

Belén García Goyena, Directora Provincial de Inclusión de Personas con Discapacidad aseguró que continúan dictándose normalmente los talleres programados para el presente año por el centro que tiene a su cargo.

Asimismo aclaró que si bien las obras en el polideportivo impiden que en el lugar se practique las actividades físicas, esta situación no paraliza las tareas del centro, por lo que han resuelto reforzar las propuestas en el horario de la mañana y fuera del ámbito universitario.

“No es que se suspendió el trabajo, siguen las actividades donde nos han abierto las puertas, algunas no se pueden realizar en el predio de la Unju que gentilmente nos cede un lugar  y se debe a la falta de espacio”, consignó y por eso comentó que provisoriamente se estará dictando en otros espacios y en el horario de la mañana algunas propuestas, por ejemplo básquet en sillas de ruedas en el cancha que tiene la iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días del barrio Coronel Arias, lo  mismo sucede con el taller de fútbol adaptado que se juega en Cuyaya.

La funcionaria realizó la aclaración para evitar confusiones de padres y tutores de lxs alumxs asistentes que al observar los trabajos en la Unju, piensan que se encuentran suspendidos los talleres.

De igual manera y para llevar tranquilidad, consignó que el espacio institucional- creado hace tres años-  cuenta con una importante cantidad de profesionales de la Secretaría de Deportes y Recreación que se encargan diariamente de brindar contención a los jóvenes y adultos con discapacidad con propuestas deportivas y formativas, “hay una mayor oferta”, añadió. Y reiteró que el espacio “no es un centro de rehabilitación” sino que busca a través de los talleres ofrecer herramientas  que le sirvan para su  independencia laboral y autonomía personal.

“Un lugar de inclusión”

Silvia Loza, una mamá que asiste con su hijo al centro de lunes a jueves  para tomar parte de los talleres, se mostró conforme con la labor de la institución gubernamental.

“Somos un grupo de madres que participamos durante la semana en las diferentes actividades y buscamos el espacio porque tienen varias propuestas para que nuestro hijo pueda desarrollarse”, señaló.

Para Loza, el Centro Deportivo, Social y Cultural para Personas con Discapacidad cumple un rol importante en la vida de las personas porque es “un espacio  donde el joven y el adulto encuentra su lugar de inclusión para que pueda descubrir lo que puede hacer”, reflexionó y en este proceso de inclusión no quiso olvidarse del apoyo que brinda el Ministerio de Desarrollo Humano con su personal.