Impulso a proyectos productivos de ex trabajadores del ingenio La Esperanza

Jujuy al día® – Con el objetivo de brindar respuestas concretas a los compromisos oficiales, el Ministro de Desarrollo Económico y Producción, Juan Carlos Abud Robles, entregó financiamiento a cuatro emprendimientos de ex trabajadores del Ingenio La Esperanza, que accedieron a la opción de continuar desempeñándose laboralmente en el Estado Provincial.

Esta entrega, en la que también participó el Secretario de Economía Popular, Rubén Daza, benefició a iniciativas destinadas a la  fabricación de muebles de placas de melanina, la venta de productos atomizadores y difusores, la confección de prendas y textiles y la puesta en marcha de un estudio de sonido y grabación.

Abud Robles, hizo mención a que “había algunos empleados de La Esperanza que tenían ideas o emprendimientos en marcha, como es el caso de estas cuatro personas”, por lo tanto acompañarlos en sus objetivos significa un “compromiso particular que tenemos”, porque “es parte de la apuesta que estamos realizando, apostando al plan de reconversión y saneamiento del Ingenio La Esperanza”.

Con este financiamiento otorgado, y en el marco de las iniciativas de fortalecimiento de la economía popular, los proyectos podrán comenzar su etapa inicial, como explicó Daza, “y la propuesta es poder seguir acompañándolos en todo lo que sea el desarrollo del emprendimiento, la inversión y también la comercialización de sus productos”.

Asimismo, Daza detalló que trabajan con otros emprendedores y productores, que están siendo parte de los procesos formativos rurales y urbanos que impulsa la cartera productiva de Jujuy, y que también recibirán el apoyo económico oficial para la puesta en marcha de sus propuestas, una vez finalizada la etapa de capacitación y de diseño integral de sus iniciativas.

Daniel Zambrano trabajó durante 16 años en el Ingenio La Esperanza como personal transitorio. Está satisfecho con “la oportunidad del traspaso al Estado con la planta permanente” y explicó que si bien al principio “fue medio complicado”, con el paso del tiempo la situación “se fue acomodando, nos fueron reconociendo la antigüedad y llegamos a una estabilidad económica, lo que nos permite tener un poco más de tranquilidad y llevarla a nuestras familias”.

Comenzó con su perfumería de ambiente, hace dos años,  encargándose personalmente de la venta puerta a puerta. Desde hace un año, pudo abrir su propio comercio en nuestra ciudad capitalina. “Con el subsidio que me están entregando voy a incrementar el producto, para iniciar en la venta por mayor”, finalizó Zambrano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.