Ascendieron 448 efectivos penitenciarios

Jujuy al día® – Esta mañana, se llevó adelante el acto de ascenso al grado inmediato de personal superior y subalterno del Servicio Penitenciario de Jujuy. El mismo alcanzó a 448 agentes de ambos cuadros de personal, de los más de 900 que integran la planta total.

El ministro de Seguridad de la Provincia, Ekel Meyer, resaltó la importancia de que el personal logre el ascenso en base a sus capacitaciones, “seguiremos trabajando en mejorar la estructura edilicia, y responder a las necesidades aplicando políticas públicas. Estamos planificando la construcción de un nuevo edificio para el Servicio Penitenciario”.

Asimismo señalo que “en estos años hemos conseguido dos ascensos que estaban demorados más de cuatro años, y haremos que se realice anualmente como marca la ley. Hay muchísimas deudas con la capacitación de los recursos humanos y de las capacidades edilicias, porque como sabemos la cantidad de reclusos sobrepasa la capacidad de nuestros penales, y lo mismo sucede en las comisarías”.

Por su parte, el jefe del Servicio Penitenciario, Víctor Morales, indicó que el ascenso obtenido “es fruto del esfuerzo personal y de la responsabilidad. Este es el reconocimiento que la institución y el Estado les hace.  Es invalorable el trabajo que realizan día a día para lograr la reinserción de quienes están bajo su cuidado. Hoy son más del 50% del personal que llega a este logro”.

El Servicio Penitenciario implementa distintos proyectos de políticas para la reinserción de los internos, cursos, convenios con el Instituto Nacional de Educación Tecnológica y la Fundación Espartanos, capacitaciones para el personal penitenciario y los internos, además se implementó la primera Comunidad Terapéutica de Adicciones en la Unidad Penitenciaria Nº 7.

1 COMENTARIO

  1. Dejé y tengo grandes amigos en el S.P., tras mi estada en 1992, cuando perdi mi libertad en un juicio donde al único testigo en mi contra se le probo perjurio, es decir mintio al jurado. Fue cuando un patrón de la tele local me despidió sin causa y tuve que demandarlo al ser libre de nuevo en el mismo 1992, y hacerle pagar la injusticia cometida conmigo y que aquél jurado que me condeno primariamente no quizo ver. Me alegro por los ascensos otorgado. Felicitaciones.

Comments are closed.