Lello Sánchez confirmó que fiscales de la Megacausa han sido sumariados y no descartó que sean sancionados

Jujuy al día® – Tras brindar su informe anual ante los diputados provinciales, en diálogo con nuestro medio, el titular del Ministerio Público de la Acusación, Sergio Lello Sánchez, se refirió a la situación de los fiscales de la Megacausa, Diego Cussel y Liliana Fernández de Montiel, y sostuvo que existe un sumario administrativo para resolver una posible sanción al determinar las razones por las cuales ambos fiscales decidieron retirarse de la indagatoria al ex gobernador kirchnerista Eduardo Fellner.

Además, se refirió a su informe, la cantidad de causas que llegan a juicio, y los cambios que amerita el sistema penal provincial.

En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, Sergio Lello Sánchez señaló que contra los Fiscales de la Megacausa “hay un sumario administrativo, no puedo decir mucho más porque me tocará resolver como integrante del Tribunal Disciplinario la sanción, o no, de estos dos fiscales que se levantaron en esa audiencia”.

“Esto tiene que ver con esclarecer el sentido de que se hayan levantado de la audiencia. Puede ser una estrategia de los propios fiscales o puede ser una irregularidad, pero esto es lo que se intenta esclarecer con el sumario”.

En relación a lo manifestado ante los diputados sobre el bajo número de causas que llegan a juicio, sostuvo que “en el propio informe está. Además, es un problema estructural del sistema penal, ya que de esas 40 mil causas alrededor de un 60% son causas que no merecen la atención del sistema penal y de las que quedan muchas pueden ir a resolución alternativa de conflictos, mientras que del núcleo duro de la criminalidad es de lo que se debe ocupar el MPA”.

“Pero reitero, acá el problema está en que no se hacen los juicios. Hacen falta más juicios orales y públicos y una reforma de este Código Procesal Penal que, desde mi punto de vista, no ha cumplido con los objetivos, salvo el hecho de distinguir la función de los fiscales respecto a la de los jueces”.

Agregó “sin embargo, y lo dije acá, las prácticas son el problema porque puede haber un excelente o mal Código, pero las prácticas siguen dentro de la mentalidad inquisitiva y cuesta mucho poner en vigencia el sistema procesal adversarial porque es un problema cultural, los operadores del sistema están mal capacitados”.

“Cuando digo mal capacitados hablo de los fiscales y los jueces. Creo que falta una cultura de un sistema procesal adversarial que es el que marca la Constitución Nacional, así está diseñado desde las raíces de la institucionalidad: el fiscal debe investigar y el juez juzgar, y no pueden invadirse”.

En relación a los cambios que bregan que se den en el corto plazo para mejorar el funcionamiento, mencionó que “la oralidad, ese principio, que los jueces resuelvan luego de la audiencia, ya que esto hace que los tiempos de la justicia se acorten y se puedan dar respuestas a las expectativas de interpelación de la comunidad al funcionamiento de la justicia”.