Muerte de joven jujeña en Tucumán: “él la tiró, eso no me lo sacan de la cabeza”

Jujuy al día® – En diálogo con nuestro medio, Elvira Ríos, la abuela paterna de la estudiante jujeña Ana Gabriela Ríos, quien murió el domingo luego de agonizar tres días en el hospital Padilla de Tucumán tras caer de un 4° piso, se refirió al hecho y a las sospechas de la familia sobre quien sería su pareja, Facundo Guerrero.

Elvira Ríos expresó en declaraciones al diario JUJUY AL DÍA® que, “en cuanto nos enteramos, viajamos, y la fuimos a ver. Estaba toda hinchada, toda golpeada, fracturada su cabecita y la iban a operar”.

Recalcó “3 días agonizó. Fui a verla, estaba toda su cara hinchada, su cuerpo un destrozo, todo quebrado, no podía creer que estaba así, con sondas por todas partes, no podía verla, pensé que no era ella, que no era mi nieta”.

“Ella era una chica muy divertida, muy risueña, muy cariñosa, para todo era risa, muy decente, ella me decía que terminaba de estudiar y se volvía. No puede haber hecho lo que dicen”, señaló.

La abuela de la joven fallecida sostuvo que hubo denuncias por violencia de género contra Guerrero y señaló que Ana Ríos “acá denunció”.

Acerca de las sospechas de la familia contra Facundo Guerrero, Elvira Ríos aseguró que “vivían en casas separadas. Él la empujó. Primero dijo que ella se había orinado y fue a buscar un trapo para secarla, porque decía que estaba ‘machadita’. Ella salió de su trabajo y fue a verlo, pero no fue así como él dice, él la tiró, eso no me lo quitaba de la cabeza, me daba vueltas esa idea. Mis hijos me decían que ya estaba, pero no, él la tiró, y eso no me lo sacan de la cabeza”.

“No puedo más, quiero justicia, que lo encierren en la cárcel toda su vida. Es un gran dolor el que tenemos, era una persona muy querida por todos, solo quiero justicia y que no salga nunca más”, concluyó.