Debate por el aborto no punible: “ninguna ley puede legitimar la muerte de un inocente”

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, Walter Moscoso, Coordinador de la Pastoral de la Familia de la Diócesis de Jujuy, se refirió así al debate sobre el aborto no penalizado, libre y accesible, que comenzó a darse en el Congreso de la Nación.

En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, Walter Moscoso expresó “la postura de la Iglesia es que la vida no es un tema de debate, la vida es algo que nos pertenece a todos los seres humanos y no puede depender de una mayoría y de una opinión sectorial”.

“En la Iglesia se habla siempre del valor de la vida desde la concepción hasta la muerte natural porque los cristianos estamos convencidos de que la vida no nos pertenece, creemos en un creador y es el único que puede disponer de la vida de los seres humanos”.

JUJUY AL DÍA® consultó al Coordinador de la Pastoral de la Familia si la Iglesia, que se opone a los abortos, prevé excepciones tales como interrupciones legales del embarazo (ILE) por cuestiones de salud y fruto de violaciones, etcétera. Moscoso respondió “en ningún momento, en ninguno, la doctrina de la fe cristiana hace excepciones, que serían calificar y hacer una escala de calidad de personas y de ninguna manera lo haría”.

“Siempre la Iglesia ha propuesto y llevó adelante una educación integral de la sexualidad, que no es lo mismo que educación sexual integral. Una educación integral de la sexualidad y de afectividad es para que las decisiones sean las más importantes. Hoy hace falta que las personas sean educadas en conocimiento y en afectividad y por lo tanto la Iglesia no hizo excepciones, menos hoy que la ciencia tiene las herramientas para salvar la vida de la madre y la del hijo engendrado”.

En relación a la asistencia que la Iglesia le brinda a las mujeres que tomaron la decisión de abortar, señaló “la única institución de la sociedad que atiende a personas con el síndrome pos-aborto y que han pasado por esto con suma angustia por la soledad, es la Iglesia Católica, donde existen proyectos como el proyecto Esperanza que está destinado a mujeres que han pasado por la triste experiencia del aborto”.

Indicó que estos proyectos, “sirven para que, primero, lo asuman desde lo humano, psicológico y espiritual a esta decisión tan dolorosa y tremenda. Luego, hacer un apoyo espiritual y profesional para que puedan superar las consecuencias de este síndrome que son tremendas: hay depresión, pesadillas, decisiones hasta de suicidio, por ello el proyecto Esperanza hace un acompañamiento para que puedan superar estos dramas, asumir la vida del hijo no nacido y hasta ponerle nombre y tenerlo presente en su vida personal y espiritual para poder superar esto”.

“Generalmente estas mujeres que han pasado por la decisión del aborto y que han sido atendidas por su síndrome pos aborto, y han llegado a superar y sanar estas heridas, hoy son militantes pro-vida, a favor de la vida”.

Sostuvo que “si una persona no sufre la soledad, el abandono del padre, del hijo, de la familia, las personas que está contenida por su núcleo familiar, difícilmente llegan a esta decisión triste de abortar. La vida no es una cuestión para debatir ni depende de una mayoría, ninguna ley puede legitimar la muerte de un inocente”.

Walter Moscoso expresó que “hemos estado juntado firmas con las organizaciones de la red provincial de familia y en 4 días juntamos más de 5 mil firmas en contra de este proyecto de ley. Pero no se trata de números, hay legisladores que propusieron una consulta popular y si la harían se van a llevar la gran sorpresa porque hay una mayoría silenciosa que cuando se le da la oportunidad de opinar, está en contra de esto”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.