Construyendo la educación que queremos en Jujuy

Jujuy al día® – El Pacto Social para la Educación es un espacio de diálogo entre todos los sectores de la sociedad y de búsqueda de consenso para construir la educación que queremos en Jujuy y de esta manera garantizar que nuestros niños y jóvenes accedan a diversas oportunidades.

Se va a garantizar que todo ciudadano que esté interesado, sea incluido en esta iniciativa que es inédita en Latinoamérica de debatir y elegir qué educación queremos a largo plazo.

Los ejes a abordar son: la mejora de los procesos de enseñanza-aprendizaje; la educación y el mundo del trabajo; la educación, innovación y tecnología; la Educación Superior; los edificios escolares y la comunidad; la educación, los valores, deberes y derechos; y la educación y los medios de comunicación.

El documento con las conclusiones generadas será enviado a la Legislatura de la provincia para su tratamiento, a fin que se convierta en una Ley que trascienda gobiernos y en donde se expresen las metas a largo plazo para que nuestros jóvenes salgan preparados al mundo que nos espera.

Diferentes actores sociales nos brindaron su punto de vista en relación al Pacto Social para la Educación:

Ariel Cortéz, pintor

“Nuestro aporte es importante porque los actores culturales todo el tiempo estamos bajando conceptos, por ejemplo, cuando un artista hace un registro que tiene que ver con lo sensible del universo donde están ubicados”, dijo.

“Aquí el rol del hacedor cultural es fundamental, es algo que determina y genera un punto de partida en las sociedades, por esto, creo que la posibilidad de participación de todos los sectores, es fundamental en esta construcción”, comentó Cortéz.

Finalizando, agregó: “Yo me sumo al debate del Pacto Social por la Educación, yo siempre estuve, siempre estoy y estaré presente”.

Matías Cabana, CEO Nubi Guía de comercios profesionales y servicios

“Esto significa transitar un camino nuevo, siempre formando parte de políticas de estado, hoy la incorporación de la tecnología sabiendo todo el campo de acción que tiene, es de vital importancia para el desarrollo de la sociedad”.

“Yo me sumo y me comprometo a aportar a este debate por la educación que queremos en Jujuy”, aseguró el joven empresario.

Zulema Toconás, directora Colegio Divino Redentor

“Este espacio, es un buen medio de comunicación para que nosotros expresemos lo que pensamos al interior de las instituciones, esta modalidad participativa va a poder recoger las apreciaciones, punto de vistas y las expectativas que tiene la sociedad porque es necesario en este tiempo cambiar la educación y ponerla en otro nivel, hoy debemos estar al nivel de las demandas de la ciencia y la tecnología”, afirmó la directora.

“El contexto nos convoca a realizar estos cambios, porque con el avance de la tecnología lo demanda”, agregó.

Concluyendo, subrayó: “Yo me sumo al debate del Pacto Social por la Educación porque nos permite reflexionar y compartir la opinión de los padres, los niños y el conjunto de la sociedad, porque esto lo debemos sostener entre todos, asumiéndolo con responsabilidad”.

Ezequiel Montoya, profesor y estudiante de antropología

“Yo soy un apasionado de la educación y me imagino una escuela en 20 años con nuevos agentes, nuevas estructuras, con maestros capacitados y con cambios en la formación docente, y niños que tengan voz en las aulas, sobre todo una escuela que permite una apertura”.

“Esto de que todas las voces se escuchen tiene que ver con el dar respuestas a problemas que cada vez son más complejos en la sociedad, es dar respuestas a las demandas que tienen las escuelas”, agregó.

“Tenemos mucho que aprender, por ejemplo, de sistemas educativos de otros países” y “el mayor desafío es no tener miedo a lo nuevo, a los cambios de estructuras”, añadió.

“Yo me sumo como maestro y como futuro antropólogo, para concretar esto en equipo”, concluyó.

Himelda Sabarza, psicopedagoga

“Este Pacto Social por la Educación que busca la calidad educativa, la inclusión, es muy valorado, más aun teniendo en cuenta que se haya convocado a varios sectores para hablar por la educación porque creo que la educación hoy tiene muchas variantes que ya no pueden responder con la lógica tradicional con la que veníamos haciendo escuela, por eso, siempre que se hablaba de educación se convocaba a frentes que tenían que ver con el campo educativo, desconociendo las necesidades barriales o bien la discapacidad en sí, la preocupación de los padres, es decir, que les pasa con los niños escolarizados, contemplar otras miradas y otras formas de hacer escuela”, explicó la profesional.

“Hoy el aula es heterogénea y la diversidad te lleva a que el docente sea mucho más reflexivo de su práctica con los alumnos y hacer una forma diferente de trabajo en las aulas porque los chicos son diferentes, los ritmos son distintos y tenemos que garantizar las trayectorias integrales”.

Continuando, la psicopedagoga afirmó: “Las escuelas necesitan equipos técnicos para poder atender a esta diversidad de niños y sobre todo, acompañar a los docentes para que se animen a hacer la escuela con lo que pide ser pensado hoy”.

Para cerrar, añadió: “Yo me sumo a este debate que ya movilizó mucho desde los diferentes lugares donde cada uno puede aportar porque la escuela debe tener todas esas aristas”.