El gobierno garantiza el derecho a una alimentación saludable

Jujuy al día® – El Ministerio de Desarrollo Humano, a través de la Secretaría de Asistencia Directa y Calidad de Vida, continúa fortaleciendo el Plan Social Nutricional Provincial (PLASONUP), con la implementación de sus tres programas con un Registro Único de titulares de derecho a la alimentación.

En el marco del Programa de Nutrición Escolar en las escuelas públicas, de acuerdo a la ley, se continúa con los refuerzos nutricionales basados en lácteos y sus derivados y aquellas instituciones escolares que tienen comedores se incorporarán las huertas y granjas en sus diversas formas, articulando con las escuelas agrotécnicas, INTA más fondos de nación. A todo esto, se lleva invertido más de $400 millones de pesos entre fondos nacionales y provinciales destinados al refuerzo nutricional de 158.454 Niñas, Niños y Adolescentes de 602 Escuelas de toda la Provincia, de las cuales 393 tienen comedor, asistiendo a 51.556 alumnos y alumnas  y se  incorporó la quinua (productores locales), carne de cordero, llama y pescado (CODEPO).

A través del Programa Comer en Casa, 120.000 familias reciben el módulo alimentario fortaleciendo de esta forma sus vínculos por medio de la comensalidad y mejorando los hábitos nutricionales. Es importante remarcar que el derecho a la alimentación saludable de niñas y niños está garantizado en las escuelas, no solo por los recursos destinados, sino también porque contempla el consumo de todos los grupos de alimentos que aportan los nutrientes necesarios para el pleno crecimiento, potenciando el desarrollo infantil.

Sergio Adamek, Director del Hogar Escuela N°1 “Monseñor José de la Iglesia”, indicó que desde que se cambió la modalidad en la forma de provisión de alimentos en los comedores escolares, a comienzo del ciclo lectivo 2016, “hay dos cuestiones para señalar como muy positivas. La primera, mejoró la calidad y cantidad de alimentos, por consiguiente los nutrientes,  los niños y niñas comen bien y variado” destaco que  “por la modalidad de la institución reciben las 4 comidas y los docentes controlan y registran mes a mes el incremento de la talla y el peso.

El segundo tema que recalcó Adamek es que “los docentes no realizan tareas administrativas, que tenían que ver con el manejo del comedor escolar, lo que nos alivió para poder dedicarnos más a lo pedagógico” y destacó la relación fluida con autoridades y el personal del Ministerio de Desarrollo Humano. El Director señaló que la matrícula en la institución fluctúa debido a la situación de las familias, pero el promedio de niñas y niños que asisten es de 150, de los sectores más vulnerables de la ciudad de San Salvador de Jujuy.

Los comedores comunitarios, que son organizaciones civiles, vienen trabajando desde hace tiempo en lugares que son vulnerables,  el estado de igual manera los asiste, son beneficiarios del programa  “Comer en Casa” y varios niños y niñas van a las escuelas que tienen comedores. Estas instituciones  reciben 18 pesos de PNUD del programa Abordaje Comunitario de la Nación, por niña y niño, además de 6.85 pesos,  víveres secos y elementos de limpieza por parte de la provincia, es decir, que ese monto sería destinado solo  a la compra de alimentos frescos.

Por su parte, Estela Tolaba, encargada del comedor comunitario infantil Luquitas del barrio Florida de la ciudad de Palpalá, expresó que diariamente atienden a 50 niñas y niños de ese sector y lugares aledaños en situación de vulnerabilidad, desde los 0 a los 14 años, a los que les brindan el almuerzo. “Nosotros recibimos un subsidio mensual y trabajamos en conjunto con el personal del ministerio, porque ellos vienen y nos dan talleres  y charlas sobre el plan nutricional, como tenemos que cocinar,  y otros temas como violencia de género, lo que nos sirve de mucho para relacionarnos con las diferentes situaciones familiares. Además, la encargada mencionó que los niños que asisten al comedor, en edad escolar, reciben la asistencia alimentaria en las escuelas.

Es importante remarcar que los merenderos fueron reconvertidos en Centros de Acción Familiar (CAF),  son 174 que cubren a 9.900 niños y niñas en toda la provincia, quienes se los asiste con alimentos que contengan calcio y sus derivados, pero además con la finalidad de realizar capacitaciones, prevención, abordaje integral,  para que la familia se fortalezca y darle el lugar que le corresponde.

Por último, se continúa realizando el entrecruzamiento de datos con el propósito de obtener información precisa sobre la cantidad de niñas y niños de familias en situación de vulnerabilidad que reciben asistencia alimentaria tanto en los comedores escolares como en los infantiles, para garantizar que reciban una alimentación saludable.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.