Encuesta: las jujeñas rechazan el “aborto accesible”

Jujuy al día® – Luego que volviera al tapete el debate sobre el aborto accesible, gratis y no punible para todas las mujeres de nuestro país, lo cual sería tratado en el Congreso, nuestro medio entrevistó a 100 mujeres jujeñas sobre su parecer acerca de este tema.

Como en todos los temas de debate existen varias posturas, en este caso las más extremas son la del NO a la práctica que se expresa desde los sectores de la iglesia, y las de SÍ de un sector de mujeres que opinan ser dueñas de su cuerpo y de tomar sus decisiones.

Basándonos en esta premisa, recorrimos nuestra capital y realizamos una breve encuesta y entrevista a 100 mujeres de entre 18 y 55 años de edad, trabajadoras y desempleadas, quienes dieron su parecer sobre este polémico tema.

La primera pregunta fue si sabían cuál era el pedido de este sector de mujeres, para muchos feministas, quienes exigen acceso a esta práctica para todos los casos.

En su totalidad, la respuesta fue NO, no conocen los motivos y específicamente el pedido.

La segunda fue si saben que existe el “aborto legal” y un protocolo para el mismo, la respuesta fue también NO, pero se retrotrajeron a la primera pregunta expresando frases como “¿no es lo que estas mujeres piden?”.

En este punto vale informar que el Código Penal Argentino, en su Artículo 86 prevé el “aborto legal” o “no punible”, siempre dejando en claro cuáles son los casos donde la práctica abortiva no es penada por nuestra ley.

Indica que “ARTICULO 86. – Incurrirán en las penas establecidas en el artículo anterior y sufrirán, además, inhabilitación especial por doble tiempo que el de la condena, los médicos, cirujanos, parteras o farmacéuticos que abusaren de su ciencia o arte para causar el aborto o cooperaren a causarlo.

El aborto practicado por un médico diplomado con el consentimiento de la mujer encinta, no es punible:

1º Si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros medios.

2º Si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente. En este caso, el consentimiento de su representante legal deberá ser requerido para el aborto”.

Esta práctica debe ser realizar por un profesional médico, en un establecimiento público, y acá se presenta otra disyuntiva: qué pasa cuando todos los médicos son “objetores de conciencia”.

A modo de ejemplo, si dentro del Hospital Pablo Soria todos los médicos del área fueran “objetores de conciencia”, lo cual es un postura entendible y respetable, a pesar que deberían realizar la práctica en estos casos establecidos por la ley, la Institución no puede ser objetora, por ende debería garantizar que la práctica, repetimos, en estos casos que establece la ley, sea realizada.

Volviendo a las preguntas, separamos a la población de mujeres entrevistadas ya que 20 de ellas aun no fueron madres, 10 estaban embarazadas, y 68 han tenido al menos a un hijo. La separación se dio a que han pasado distintos estadios de la vida y sus respuestas podrían haber sido distintas.

Aclarado esto, la siguiente pregunta fue ¿tomarías la decisión de abortar?

Del grupo de madres, donde casi la mayoría son madres solteras, aseguraron que no hubieran abortado, pero un porcentaje pequeño, un 10% señaló que en su momento lo pensó. Luego contaremos porqué dijeron esto.

En el grupo de mujeres embarazadas, ninguna tomaría esa decisión ni lo han pensado.

En el sector de las mujeres que aún no han sido madres, la mitad de ellas negó siquiera pensar en esta práctica como alternativa; 5 que pensaría dependiendo de la situación; y 5 señaló que cada mujer es dueña de tomar su propia decisión y no deben ser juzgadas por esto.

Al indagar sobre el “porqué lo pensaron” sus respuestas fueron claras: porque no tenían como mantenerlo, se encontraban solas, había sido una relación única con alguien que recién conocían, y que no se cuidaron ni sabían en ese momento que podían acceder a los métodos anticonceptivos gratuitamente.

Las entrevistadas respondieron a una última pregunta: qué otras opciones estiman que puede evitar llegar a un aborto accesible.

Resumiendo sus respuestas, estas mujeres respondieron prácticamente de manera espontánea: dar en adopción al bebé, usar métodos anticonceptivos en toda relación sexual, tanto ellas como su pareja, mayor accesibilidad e información sobre la anticoncepción.

Dejamos para el final el caso de dos mujeres, ya que, si siguieron el informe, en la separación que hicimos del grupo de mujeres, su sumatoria daba 98.

Estas dos mujeres jujeñas, de entre 30 y 40 años de edad, una de ellas madre y otra no lo puede ser, no quisieron responder estas preguntas y en “off” nos explicaron sus razones. Ellas en algún momento de su vida, muy jóvenes nos dijeron, por distintas razones decidieron abortar un embarazo.

Como dijimos, una de ellas no podía ser madre, y nos contó que es a consecuencia de su decisión, sin dar mayores detalles.

La otra mujer, madre de dos niños, al igual que la anterior, con lágrimas que llenaban sus ojos, respondió que prácticamente desde el momento que realizó esta práctica, se arrepiente de la decisión, pensando en que podría haber dado otro final esa historia y no truncarla de esa manera, y a pasar de haberlo hecho, señaló “deseo que las mujeres no tomen esta decisión, ya que es una decisión que las seguirá toda su vida”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.