Venta del Ingenio La Esperanza: “es una cuestión que deberíamos trabajar todos juntos para que se solucione”

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, Juan Carlos Abud Robles, ministro de Desarrollo Económico y Producción de Jujuy, explicó las razones de la modificación del proceso de venta del Ingenio La Esperanza, que empezó con la transferencia del fondo de comercio y hoy, tras una primera licitación fallida, la justicia ordenó la presentación de ofertas, las cuales, como adelantara JUJUY AL DÍA®, se realizó solo una hasta anoche y dos pedidos de prórroga de los plazos. Además, opinó acerca de las críticas de legisladores de la oposición.

En una entrevista con el diario JUJUY AL DÍA®, Juan Carlos Abud Robles indicó que “nosotros seguimos trabajando, y hubo grandes modificaciones a fines de diciembre con el Ingenio, la transferencia de estos 300 trabajadores y la jubilación de más de 100, con lo cual hay que reordenar todo el plantel y por supuesto esto ha dejado al Ingenio en condiciones de ser vendido, licitado y ofrecido a los inversores en forma competitiva”.

“A partir de ahí, desde el juzgado, lo que se hizo fue llamar e invitar a que propongan los inversores ofertas para la compra del Ingenio, ya sea de forma parcial o total, y ese plazo está vencido, supongo que desde la justicia anunciarán cuáles han sido las presentaciones, quiénes son los que han ofrecido y las propuestas que tenemos”.

Abud Robles explicó, “lo que pasa es que hubo un giro en el proceso que seguimos anteriormente, que era el proceso de venta a través de  transferencia del fondo de comercio y ahora lo que se decidió desde el  juzgado es continuar con el proceso de liquidación que era la licitación, una primera licitación que ha quedado decaída y fracasada, y se llamó a un proceso de compulsa de ofertas y seguramente hay presentaciones hechas y eso le da la posibilidad a otras empresas de poder presentarse, como también transparencia a todo el proceso”.

“Concluye el proceso de la quiebra con la venta de los activos, la transferencia de los 600 trabajadores que es lo que le interesaba al gobierno”.

En relación a las críticas de diputados de la oposición acerca del llamado a licitación, el ministro Abud Robles señaló “este es un tema de Estado, de orden público, y todos los jujeños debemos estar juntos para resolver una situación que generó incertidumbre ya que durante más de 17 o 20 años hay una quiebra que ha sido arrastrada, de hace un par de décadas”.

“Esto es una cuestión que deberíamos estar todos junto y trabajar todos juntos para que se solucione este problema”.

Aseguró que “vamos a seguir adelante, la solución está cerca y vamos a seguir trabajando, hemos planteado un camino y una trayectoria durante estos 2 años, donde le hemos planteado a Nación un plan de trabajo que se ha terminado de cumplir el 31 de diciembre y a partir de eso ahora será otro plan de trabajo para el crecimiento, el desarrollo y para la implementación de un proyecto de un gran polo agro industrial, el cual estamos seguros que se va a  dar por todo el potencial que tiene el Ingenio La Esperanza”, concluyó.

1 COMENTARIO

  1. Ningun gobierno anterior quiso poner el dedo en la llaga, todos hicieron “mutis por el foro”, dejando encendida una mecha que es la bomba de lo que sucedería con el Ingenio La Esperanza, Ahora que se está en la búsqueda de dar una solución al problema, surgen voces agoreras mencionando negociados que estan muy lejos de ser ciertos. Fue propaganda electoral mencionar cierta convivencia entre distintos actores para ensombrecer lo que en la realidad se observaba. El Ingenio cayó en desgracia cuando finalizó la intervención judicial (1984) y les fué entregado a unos advenedizos, pero politicamente apoyados, para hacerse cargo, y lo que se obtuvo fue el vaciamiento operacional de una fábrica al no practicársele durante todo ese tiempo el mantenimiento necesario, pero eso si, se aumentó el número de obreros que lo hacian en tareas cuasi pasivas. Se está en la senda de buscar la mejor solución para asegurar el sustento de las familias de los reales obreros y empleados que quedaron. Las voces agoreras de los sindicalistas son el producto de sus apetencias políticas, pero nada hicieron cuando veían que la planta fabril se desmembrava sabiendo que de ello dependía el futuro de sus afiliados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.