Horóscopo para febrero 2018 Se avecinan muchos cambios para casi todos los signos zodiacales para este año 2018 que recién empieza:

ARIES:

Mientras muchos carneros ya están comprándose el mejor traje para cualquier deporte extremo porque creen que si sobrevivieron al año anterior ahora están listos para volver a sus aceleradas pistas, el cielo se ríe porque les tiene preparada más de una lección en torno a su prisa y ansiedad, pero también varias oportunidades en lo afectivo y en lo laboral dado su crecimiento de los últimos años. Algún premio les tiene que llegar después de tanta inestabilidad, ¿no?

Eso sí, tendrán que anotar en su celular: la Vida ya me enseñó la prudencia y 2018 me pide practicarla, con ella saldré airoso… Por tanto, descansen un poco antes de comenzar, en especial los arianos del primer decanato porque Saturno los disciplinara a  muchos si de verdad quieren conquistar sus metas. Y esto es lo primero: se les pide definición: ¿qué quieren lograr? pero con los pies en nuestra querida Tierra, ¿qué objetivos tienen? no se dispersen, que este año es movidito. Respiren; vayan a la naturaleza para que aclaren su mente, así podrán enfocarse e incrementar su capacidad de logros; aprenderán a dirigir y  mejor sus energía.

Si bien las cosas pueden parecerles lentas, no crean que este año será aburrido porque se asoman competencias varias, de esas que los hacen sentir vivos, además de conflictos en los cuales mediar, socios nuevos que pueden resultar toda una aventura, posibilidad de incrementar ahorros y estudiar inversiones, viajes o cursos muy estimulantes (es buen año para talleres prácticos o cortos), en especial al inicio y fin del año. Se darán cuenta que este ciclo no es para distraerse sino para concentrarse porque menos es más; lo comprobarán.

Desde mayo podrán sentir cierto alivio –momentáneo – y necesidad de ejecutar planes en lo económico y familiar. Mudanzas, mejoras en casa, más unión frente a las dificultades y altura de miras son los regalos de este ciclo tan concreto. 2018 les tiene reservado un motivador obsequio: reencontrarse con la pasión de vivir. ¡Así que dejen espacio para que ella aparezca!

Amores:

¿Cuánto disfrutas la vida con todo lo que significa? De esto dependerá tu bienestar: agradecer y gozar son tus claves para encontrar el amor de pareja si no lo tienes o mejorarlo. El llamado es a enriquecer tu mundo. Es un año fértil –ojo-, que te pide además estar menos predecible, reunirte a celebrar con tus seres más cercanos y conservar tu intimidad. Sí, muchos arianos son muy obvios, Júpiter los invita al misterio, pero también a expresar, busquen la mezcla perfecta. Podrán liberarse de celos propios o ajenos pues se les mostrará lo absurdo de querer poseer. Permitan que fluya lo que tiene que ser y que se aleje lo tóxico.

Trabajo:

Se cierra un ciclo inestable y errático; ahora a concentrarse en lo que de verdad quieren. Sin ponerse trabas –eso ya no se usa- resuelvan. Varios tendrán que asumir más responsabilidad, liderar, cerrar disputas y redefinir su rol. Si bien la preciada prosperidad puede visitarlos, también vivirán serios temas con jefaturas. Eviten decisiones importantes a mediados de año, guarden sus berrinches y actúen con madurez. Tendrán que armonizar el tiempo personal con el laboral y muchos pueden vivir cambios radicales.

Si les gustan viajar, háganlo; necesitarán alejarse un poco y sentir aires nuevos. Pueden cultivar más alegría y chispa mediante un proyecto nuevo. Atesoren  sus horizontes que les permitan sentir amplitud. Recuerden practicar paciencia –sí, ya la conocen, aunque sea de lejos- de junio a agosto. El quiropráctico y los imanes serán muy benéficos. Acompáñense en desafíos y fragilidades: no se dejen abatir, escúchense mucho para saber qué hacer. Y algo importante: no se comparen; cada uno con su camino.

TAURO:

¿En serio Tauro mandó construir un búnker en medio de su pradera con tal de no vivir los cambios que le traerá Urano? Queridos toros, asómense a la superficie para disfrutar de los aires nuevos y el pasto exótico que podrán recorrer ahora. igual les tenemos dos noticias. Una: renovarán su pelaje por uno más lustroso y chic. Otra: esto no parará durante siete años… Así es el cielo, ¡muy sabio! Por lo tanto, tendrán que usar ese par de palabras que tanto les cuestan a ustedes y sus amigos fijos (Leo, Acuario, Escorpión): Flexibilidad y Desapego. Podrían hacerse una chaqueta con ambas porque ustedes nos inspirarán a todos por largo rato; recuerden usarla especialmente en los eclipses de enero, febrero y julio.

Además, Júpiter les tiene oportunidades para el romance y la amistad como para sentir más poder interior, aprender cosas nuevas, pasear por valles lejanos y algo muy importante: conocerse en profundidad. Podrán ver sus exageraciones, su lado tajante y visceral para domesticarlo, junto a potenciar mayor sentido, optimismo, encuentro con el alma y generosidad.

En especial desde el segundo trimestre habrá mucho movimiento y es bueno que preparen el terreno: empiecen a desprenderse de cosas que no usan, revisen relaciones estancadas, hagan cambios en sus rutinas y creencias; es mejor activar ya la renovación –sin apuro, pero con solidez- a esperar que la vida lo haga por ustedes porque eso suele perturbarnos más.

El año comienza con gran dinamismo, estímulos y vida social. Pero no se trata sólo de eso sino de dos temas cruciales: ¿Tienen sueños postergados por los motivos que sean?, y ¿ya crecieron interiormente o sólo estuvieron ocupados del sustento y de la familia? Porque ahora comienzan un ciclo para abrirse caminos y conquistar viejos anhelos o ideas innovadoras, además de sembrar una etapa de mayor Consciencia que los instale con madurez y alegría en este mundo. Revisen, sientan y abrasen a construir una vida distinta donde descubran nuevos dones y se permitan ser guiados por su alma y no por sus miedos.

Amor:

¿Celoso, inseguro, quejón? ¡Qué antiguo! El cielo les mandará a renovar actitudes y a comenzar de nuevo. Los solteros tendrán oportunidad de iniciar algún romance nada cómodo pero gratificante, quizá con aires internacionales. Todos aprenderán mucho en materia de afectos, podrán dar y recibir amor; la familia podría crecer, también vivir mudanzas o la llegada de visitas interesantes. Las parejas tendrán que definir mejor qué quieren hacer en conjunto y qué espacios de independencia manejarán. El mundo reclamará su presencia con invitaciones, decisiones y nuevas amistades que pueden movilizarlos mucho interior y exteriormente.

Trabajo:

Primero siéntense a responder: ¿les gusta su presente laboral? Porque si la respuesta es no, 2018 tiene mucho que ofrecerles –incluidos un par de desafíos- para que tomen las riendas y conquisten nuevos espacios. El trato con jefes puede fluir aunque los ambientes estarán crispados. Es tiempo de ponerse creativos, de abrir horizontes mediante estudios, proyectos o viajes que los revitalicen. Ya saben, no busquen estabilidad sino aprender y desarrollarse tal vez a través de idiomas, tecnología, docencia, administración.

GEMINIS:

Los gemelos ya organizaron su mega fiesta con todos sus amigos del zodíaco y de otras galaxias para celebrar que Saturno –después de casi tres años- se cambia de casa y –se supone- los dejará tranquilos con eso de madurar y perseverar. “Ok, celebren”, dice él con distancia. “Pero no canten victoria, que esta Neptuno para que suelten su mente incesante y conecten más con su corazón”, les advierte. Mientras Júpiter agrega: “No se preocupen, que a fines de 2018 iré a devolverles la chispa y haremos otras fiestas muy sabrosas”.

Como sea, estos inquietos chicos, pese a estar algo abrumados con los embates del año anterior, ahora estarán más intuitivos, resueltos y –aunque el Universo entero no lo crea- concretos. Sí, menos dispersión y más acción es lo que se impone para que aprovechen de generar al menos un proyecto crucial que podría incluir viajes, independizarse o fundar algo. Les corresponde ordenar prioridades, definir en qué gastarán energía, tiempo y dinero y en qué no, en especial en los primeros meses porque se asoma gran actividad. Por lo mismo, se impone el autocuidado: nada de andar corriendo por todo.

Por si no lo saben, ahora están más grandes –es decir, menos adolescentes- y llega el tiempo de aterrizar tanto en su carrera como en el lugar donde quieren vivir y cómo; así que nada de pasar semanas viendo series o pegados a su teléfono porque les toca construir, trabajar sus miedos, mirar sus propias trampas y soltar los juegos de su mente que, de puro nerviosa, salta de un lado a otro en vez de asumir. Muchos indagarán en lo terapéutico para trascender algunos obstáculos del año, junto con mejorar su manejo de la rabia y activar su seguridad.

Aprovechen su carisma y ‘marketing personal’ para abrir puertas y cruzarlas. Eso sí, vean bajo el agua y eviten fantasear con situaciones o gente; este año es para ver y creer. Y si bien los primeros cinco meses pueden darles mucho trabajo, sentirán protección desde lo alto y –quizá- menos peso. Varios oficiarán de creativos, consejeros y analistas para apoyar a sus círculos.

Amor:

Hace rato que Júpiter les guiña un ojo para que se pongan más sexys y menos dudosos. 2018 les trae atención, magnetismo y entusiasmo a solteros y con parejas, con invitaciones sorpresa y propuestas osadas. Para esto les pide primero que suelten obsesiones y prejuicios, así disfrutarán de un amor más profundo y menos dependiente. Tendrán que resolver temas de presupuestos con la familia, algunos podrían mudarse y definir asuntos con hermanos. Recuerden mantener la comunicación y mirar a los ojos porque la honestidad y sensibilidad serán claves. Y una advertencia: sus pensamientos se pueden cumplir.

Trabajo:

2018 les da una buena oportunidad: siéntense a diseñar un buen plan de acción para fortalecer y optimizar lo laboral, dejándole su debido tiempo al ocio, los afectos y otros intereses; pueden lograr gran eficiencia. Se asoman propuestas de viajes o conexiones extranjeras donde se lucirán. No se preocupen tanto si se les extravía la vocación, valoren lo que tienen y comiencen su búsqueda sin prisa. Los socios o acuerdos estarán algo parcos. Algunos podrían recibir premios, mejoras y una situación más elevada. Recuerden reírse.

Escuchar sus ganas de pasear y de conocer lugares nuevos es uno de los llamados del año, así recobrarán fuerza. También propiciar el amor en todas sus formas y es sano para ustedes. Mímense y generen espacios más armónicos. Su cuerpo puede requerir depuración a través de infusiones, más fibra o masajes, no dejen que la energía se estanque. Y aunque el invierno los pondrá a prueba puede ser gran oportunidad de parar, callar, resolver dudas y hacer chequeos.

CANCER:

¿Cansados del año anterior?, ¿por qué? Sí, respiren y tiéndanse en su arena húmeda para poder recomenzar con energía porque este 2018 les dará un… ¿Respiro? La verdad, pero sí más claridad y firmeza para avanzar -algo es algo-. El lema de los maternales cangrejos podría ser: La caridad empieza por casa. Sí, nada de andar cuidando sólo al resto, ustedes estarán primero, tendrán que elevar su energía, soltar todo atisbo de víctima o superhéroe y dedicarse a estar bien para después contener a los demás. De lo contrario, Saturno se reirá en su cara, les quitará la alfombra y los hará enfrentar grandes miedos, en especial a los cancerianos del primer decanato. Recuerden que estamos todos llamados a resolver.

La disciplina se impone y puede darles generosos frutos. Así que piensen qué tienen postergado, en qué flojearon antes y qué quieren conquistar porque ahora podrán tener gran voluntad para lograrlo y hasta recibir aplausos. Eso sí, hay una letra pequeña del contrato 2018 que dice: “Si sigues en control o rigidez todo se hará más pesado y aparecerán varios obstáculos”. Por tanto, relájense frente a lo que no se da antes de sólo presionar o apretar sus tenazas. Miren más allá, acepten invitaciones y despídanse de su mejor amigo: El pasado.

Será bueno bajar el ritmo a mitad de año; así recibirán un par de regalos y podrán distanciarse de líos que no les corresponden; esto último será un gran tema del año. Podrán respirar cierta liberación; los amistosos Júpiter y Neptuno les concederán nuevos conocimientos, gente interesante, contacto con terapias, artes, viajes inesperados, incluso algún dinero extra.

Se les pide abrir su día a día, explorar nuevas habilidades, independizarse y dejar el teléfono para vigilar a la pareja o los hijos y preguntarles si comieron o están bien. Suelten; todos somos prescindibles –le enrostrará Saturno y agregará: comienzan un buen ciclo para madurar en sus relaciones; destraben viejos hábitos y reconstruyan-. Así generarán un nuevo rol en la familia, en el trabajo y con los amigos; atrévanse a ser otros y verán resultados sorprendentes.

Amor:

Este año no hay medias tintas: sólidas uniones o cierres definitivos pueden asomarse y cambiar su presente amoroso; también las mudanzas, los viajes por amor, la llegada de cangrejos bebés. Tienen en sus manos y un corazón enorme  de oportunidades de construir –paso a paso- una vida afectiva más verdadera y cercana donde amen con menos exigencias y más tranquilidad, dejándose querer y dando amor. Por si faltara un toque sabroso, Plutón y Júpiter pueden moverles el piso con pasiones importantes que quizá lleguen al altar. La figura del padre será un tema a profundizar para sanar viejas heridas y tomar su luz.

Trabajo:

Urano los despertará para que se liberen de hastíos y –con la puerta abierta- les dirá: ¿Quieres seguir aquí; estás bien; o deseas un cambio? Será momento de tomar opciones nuevas o, al menos, de generar otras funciones dentro de lo que ya tienen. Podrían lidiar con gente densa o inestable para que decidan moverse junto con adquirir más protagonismo en sus ambientes. Pueden llegarles oportunidades insospechadas que los realicen bastante. Es buen año para diversificarse, emprender, crear, estudiar y prosperar.

Por su bien y de todo el zodíaco: ¡hagan deportes!; tendrán mucha tensión que despejar, al tiempo que así nutren su fuerza interna. Continuarán la elevación de autoestima que comenzaron antes y más de algún desafío podrá comprobarles su potencia emocional. Nada de autoengaños, 2018 los quiere de frente a la vida y los ayudará a superar dificultades desde la honestidad. Recuerden cuidar el sueño, la digestión y musculatura. Vayan con calma alrededor del eclipse en su signo, a mediados de julio.

LEO:

Hay una fila de leones pidiendo que les devuelvan el dinero –y las ilusiones- del año anterior porque con los vuelcos del destino y los eclipses nada salió como pensaban. Pero en vez de plata obtendrán un ticket que dice: “Vale por un año excitante”, ¿qué tal? Así que desaten su melena y bigotes para comerse el mundo porque con los rayos de Júpiter y la luz de los nodos se reencontrarán con su brillo interior, recuperarán entusiasmo y confianza en la vida misma.

Con nuevos compromisos y claridad sobre lo que les corresponde hacer. Eso sí, tomen precauciones en febrero y alrededor de su cumpleaños porque las limpiezas e imprevistos harán de las suyas; nada que no conozcan, pero es mejor que no se anclen a su trono sino que estén dispuestos a bajarse un poco para que su alma les sople por dónde ir, qué soltar y qué tomar. Recuerden también usar su instinto felino, vayan con cautela y elegancia en cada paso.

En el primer semestre los eclipses les proponen comprarse un espejito, pero no para que les diga son los más bonitos. Ok, puede ser que sí lo son –¿por qué no?-; el tema es que 2018 los quiere más auténticos, mirándose profundamente para que dejen de culpar o rugir frente a todo y comprueben cómo se devuelve nuestra energía, así podrán reconocer errores y enmendarlos, ¡qué bien! Tendrán un ajuste de identidad: podrán expresar verdades, alejarse de situaciones o gente que no da para más, tomarse un descanso e incluso –eso que tanto les cuesta- delegar. Recibirán ayuda, así que pídanla sin intentar controlar cómo se da.

Desde mayo la llegada de Urano donde su amigo Tauro los despeinará y les mostrará en qué están quedándose pegados para que se rían de ustedes mismos y exploren otra forma de andar por su selva, en especial en lo profesional. Los Leo del primer decanato ¿estarán muy movidos, casa u oficina tendrán renovación. La diosa Ceres les permitirá gestar planes concretos, nutrir su nido, abrir la abundancia e incluso mejorar la relación con mamá leona.

Amor:

Estarán más abiertos a conversar, escuchar opiniones y tomar decisiones con su manada, donde tendrán que ser buenos líderes al evaluar presupuestos e inversiones. Habrá más unión y roles compartido. El amor trae novedades para los leones solteros que, aunque fugaces, pueden dejarles grandes lecciones; también podrían darse reencuentros. Las parejas tendrán que acompañarse en cambios inesperados; saldrán muy fortalecidos. Visitas de lejos traerán novedades y alegrías que los harán valorar más el cariño que la estabilidad. Atención con el pesimismo, acállenlo porque entre junio y agosto pueden pagarlo caro.

Trabajo:

¿Aburridos? Este año no les permitirá esta sensación, desde el principio llegará mucha acción y situaciones que organizar. Egos demandantes pueden cansarlos y reflejarles algo de ustedes también. Brillarán más si mezclan originalidad con altura para opinar y proponer frente a sus equipos. Podrían terminarse abruptamente ciertos proyectos, lo cual puede ser una gran bendición; tengan ojo con el mes de julio. Su amiga prosperidad avisa que los visitará con opciones estimulantes y nuevos compañeros. Crecerán.

Si sólo resuelven los conflictos sacando las garras, 2018 les enseñará mucho y los hará madurar en su manejo de la rabia. Disfruten su casa, saquen todo lo que ya no sirve, reparen, descansen e inviten gente para activar alegría; la jardinería será sanadora. Es un año de disciplina con la salud y los hábitos, se arrepentirán de los excesos. Estarán más profundos, talleres o lecturas terapéuticas los inspirarán.

VIRGO:

Este ciclo tan terrenal puede ser todo un deleite para Virgo, que bien saben moverse con esta energía, así que prepárense para brillar, aunque esto no se logra siendo sólo pragmáticos y eficientes, sino conectando con su corazón y su alma para concretar anhelados planes; seguramente ya lo aprendieron durante los últimos años, ¿verdad? Ahora están más enteros.

Es tiempo de desempolvar talentos creativos, artísticos, sociales, intelectuales, deportivos y más. 2018 toca trompetas en su puerta para que suelten su mente analítica, se relajen y decidan redescubrirse, jugar más – ¡adiós, perfección!-, conquistar triunfos y compartir con gente muy distinta a ustedes. Podrán rejuvenecer. ¡A explorar se ha dicho!

Igual, no crean que todo se dará tranquilamente porque 2018 les trae grandes sorpresas, en especial a los del primer decanato. Alguno podría radicarse lejos, estudiar algo impensado, tomar decisiones repentinas y –lo más importante- comenzar un gran proceso de despertar de Consciencia que los haga vivir de forma más coherente y libre a la vez. Entre las tareas anuales que les darán buenos frutos está ordenar las finanzas con prolijidad y disfrute, descansar la mente y contagiar más alegría incluso en medio de la incertidumbre que puede rondar en su propio nido. Ah, y no olviden la objetividad, nada de alardear o distorsionar.

Amor:

Aceptar más a la pareja, a los hermanos, al amigo, al hijo, al vecino, etc., será una práctica recompensada en 2018. Solteros y acompañados tendrán que detenerse a sentir: ¿qué quieren comenzar? Porque este año iniciático puede hacerles bromas y cumplirles los deseos, así que definan con calma; no es lo mismo ‘romance’ que ‘matrimonio’. Escuchen más a su clan antes de opinar y pidan lo que necesiten porque, aunque este ciclo es mágico, no es adivino. Estarán más atractivos, podrán disfrutar con los pequeños de la casa y festejar. Recuerden detenerse un poco ante conflictos y, al igual que los últimos años, no idealizar.

Trabajo:

2018 quiere que resalten su creatividad, las viejas fórmulas tendrán que refrescarse. Varios podrían asumir una jefatura nueva o liderar algo que requiere gran dedicación. Pero más importante que esto es abrir nuevos caminos a través de un estudio, un emprendimiento o sociedad que los diversifique y les permita estrenar ideas originales junto con potenciar su lado estratega. Desde mayo habrá una celeridad que implique gran poder de improvisación, actívense sin estrés. Podrán ser buenos líderes si aplican más humor.

Aprender a mirar su lado oscuro en vez de verlo sólo en otros será una práctica desafiante pero muy sanadora y premiada por el cielo. Alguna “derrota” o decepción con grupos resultará precisa para que se detengan, disciernan y practiquen autonomía. Podrán sentir más amor por la vida en sí, disfrutar de la naturaleza y del florecer de sus talentos.

LIBRA:

“A ordenar, ordenar; que su mundo se puede acabar”, es una de las consignas para Libra este drástico 2018 donde a todos nos corresponde aterrizar. Así que traigan su balanza para sacarle brillo y volver a equilibrar sus vidas. Habría que empezar por… El bendito dinero. Sí: gastos, ingresos, deudas, ahorros, inversiones importantes; tendrán que examinarlos, tomar decisiones, ver por dónde se fuga y qué realmente necesitan, pues de verdad podrían materializar algo notable que marque un reinicio. Si se duermen lo lamentarán.

Pero no todo es sacar cuentas. Se trata de ordenarse internamente también. Atención si son jefes de hogar, de la oficina, la empresa o de ustedes mismos porque Saturno  les exigirá estar a la altura y soltar toda actitud adolescente o de codependencia para comenzar un ciclo más sólido donde sean capaces de guiar al resto con una mezcla de sabiduría, instinto y empatía que les deje espacio a ustedes y a ellos. Suelten la aversión a aburrirse porque si se resisten a ciertos ‘frenos’ del año, éstos crecerán. En cambio, diviértanse con su presente, abran su mirada y cultiven optimismo. Figuras mayores serán una buena referencia.

Estén dispuestos a invitaciones porque el destino puede abrirse a través de contactos, amigos nuevos y conversaciones que iluminen su camino. Es un año interesante, de crecimiento, pero esto es sin correr, convoquen a la calma y la prudencia para aprovechar las oportunidades del cielo, entre las cuales pueden aparecer aventuras viajeras, escribir, idiomas, enseñar, ascensos, despedidas, bienvenidas, negocios. Si conectan con el amor propio (valorar lo que son sin soberbia) podrán atraer bellos gestos, reconocimiento y ayudas inesperadas.

Les corresponde trabajar en su seguridad interior. Para esto será bueno conversar con sus amigas las dudas y pedirles que se aquieten para que puedan somatizar menos, comprobar que todas las experiencias sirven, que las respuestas aparecen cuando nos quedamos tranquilos y que –dados sus últimos tres años- les toca moverte con más Consciencia, ¿o no?

Amor:

Seguirán trabajando el manejo de la rabia y del nerviosismo, donde la familia siempre será un gran terreno de práctica. . Los abuelos y el padre podrían necesitar más cercanía. Atención, que Cupido puede soltar locas flechas en marzo, julio y noviembre, donde encuentren un amor bastante osado. La pasión resurgirá y estarán más interesantes; Plutón quiere que manejen mejor la sexualidad y la autoestima. Las parejas vivirán un acomodo donde cada uno tiene que soltar sus egoísmos para comenzar de nuevo y reactivar el amor. Recuerden jugar, reírse y despedirse de todo dramatismo y fantasías.

Trabajo:

Ocupen su astucia porque tendrán que dirigir planes importantes, mirar bien los detalles a mediano plazo y administrar mejor. Estarán sobre el escenario, con el costo y los aplausos que significa. Figuras de poder podrían dar sorpresas y quizá les corresponda reemplazarlos. Sean precavidos porque se asoman imprevistos que activarán su creatividad y adaptación. Podrán entusiasmar a sus equipos, alcanzar más de una meta. Practiquen rectitud y claridad en las palabras.

ESCORPIO:

¡Abran las puertas de su escondite y salgan a la luz, intensos escorpiones porque Júpiter los quiere ver pasear y con optimismo! Libérense del peso de su mente y emociones –es decir, el rollo- para agitar su cola por el mundo mediante viajes, oportunidades de negocios, clases interesantes, jefaturas, nuevos oficios y relaciones. 2018 los anima a experimentar con curiosidad, divertirse y atreverse a ser el centro sin demandar la atención de los demás (anoten esto último) como verdaderos líderes. Después de varias sacudidas y reordenamientos del último par de años ahora podrán reconstruir con más disfrute y menos, melodrama.

Hasta noviembre las bondades jupiterianas los premiarán y también les harán un par de bromas para que trasciendan su ego. Claro, este ciclo los ayudará a ver con más nitidez sus rigideces, obsesiones, apegos, juicios tajantes, manipulaciones y hasta sus paranoias. ¿Es necesario? Sí. Para alivianar la carga –suya y del ambiente-, que se conviertan en seres más abiertos y que recuperen la profundidad e intuición que brilla en ustedes y la pongan al servicio de los demás.

Es un año atractivo, de grandes aprendizajes donde pueden sentir más confianza y algunas situaciones que daban por perdidas los últimos años podrían encontrar solución. Serán una fuente de información y apoyo para los demás, en especial para los más jóvenes; estarán amistosos y muy solicitados. No crean que todo será tranquilo porque habrá gran renovación en los vínculos afectivos, pero ahora están más grandes -¿verdad?- y podrán adaptarse antes de sacar su aguijón. Habrá mucha novedad entre sus cercanos; también gente intelectual o distinta puede enseñarles mucho y sacarles varias sonrisas. La sensación de estar motivados aunque no estables será mejor digerida por ustedes.

Los eclipses de inicios y mediados de año los harán improvisar (estén abiertos a los cambios de planes) y también traerán un nuevo escenario familiar con decisiones importantes. Varios podrían recibir reconocimientos y ayudas de donde menos lo esperan. Abran su energía, usen su humor negro para reírse de sí mismos y de la realidad internacional.

Amor:

La honestidad se impone: dirán, descubrirán y recibirán unas cuantas verdades que despejarán energía estancada o ilusoria. Muchos vivirán un reseteo amoroso, pero no se encandilen con flechazos porque pueden ser contraproducentes, mejor permitan que el amor nazca de forma simple o amistosa. Las parejas estables comienzan también un ajuste para salir de las rutinas y darse más espacio. Todo lo emocional vivirá una evolución que durará varios años, donde lo primero es revisar qué actitudes siembran porque ahora cosecharán y rápido. Se asoman historias inusuales, muchas sincronías y sorprendentes giros del destino.

Trabajo:

Abril, mayo y septiembre pueden ser meses excitantes donde sientan estímulo y que se renueva la cancha. Convoquen a la riqueza y no a la escasez, este año pueden aprender este arte (partiendo por sus pensamientos). La energía se renovará en sus círculos y funciones, pero depende de un cambio interior donde suelten sacrificios y rechazos. Optar a becas, promociones y atreverse, tienen luz verde desde el cielo. Recuerden comunicar con seriedad, ordenar finanzas y horarios, y usar su atractivo ante los desafíos.

Atención con la nutrición, el azúcar y el peso, las cosas podrían desbordarse. Hígado, vesícula y tiroides pueden reclamar; boxear les haría genial. Música, danza y cine resaltarán sus dones creativos y los contactarán con gente divertida. Recuerden propiciar objetividad entre sus cercanos porque algunos podrían crisparse a mediados de año. Sin fanatizarse, es propicio buscar filosofías o estilos de vida que les den más sentido, les permitan profundizar y cultivar tranquilidad para irradiarla.

SAGITARIO:

De uno a diez, ¿cuánto crecieron interiormente los últimos dos años y medio, queridos centauros? Porque lo hicieron, ¿verdad? Y ahora que sus patas tienen nueva musculatura y su pecho late más fuerte pero con menos ansiedad, estrenan un 2018 que los invita a aplicar la disciplina y auto-regulación aprendidas para que puedan conquistar anhelos, sentar nuevas bases en la vida y seguir forjando eso de no predicar sino practicar, además de agradecer todo lo vivido. Respiren y descansen un poco para que disfruten más los frutos del ciclo.

Saturno ya se despidió de su signo pero ahora vigilará de cerca sus dineros y niveles de organización porque quiere darles la mano para que logren –sin presión- algo más importante: desde una casa hasta una empresa, o una compra de auto, vacaciones glamorosas o capaces que un cambio completo para lucirse por nuevas praderas. Ahora recuperan el goce y pueden salir un poco de la tecla del esfuerzo que tanto bien les hizo; ya manejan mejor las prioridades y controlan más a su mejor amiga: la exageración, ¿sí o no?

Eso sí, puede que no estén tan sociables sino ocupados en gestar un proyecto o cambio personal, o simplemente con la necesidad de encontrarse a sí mismos. Algunas de las energías a enriquecer –en especial el primer semestre- son la intuición, el silencio, la contemplación, el disfrute de la naturaleza, la innovación en pro de su salud y el equilibrio.

De a poco modernizarán espacios y dinámicas, recuperarán visión para saber qué necesitan. Recuerden que no es año para fantasear, sino para concretar con calma, aceptar lo que tienen, chequear bien los datos y conectar con su alma para tomar importantes y consistentes decisiones. Algunos querrán salir a galope frente a todo lo que huela a compromiso, pues una cuota de rebeldía puede influirlos, que no está mal, sólo disciernan si se mueven por capricho o por ganas de crear algo más libre; pues efectivamente podrían generar un trabajo, sociedad o familia que, sin perder unión, tenga más autonomía.

Amor:

Atención con la fertilidad y la crianza de los hijos porque pueden disfrutar bastante el ser padres o abuelos Su magnetismo se activa si quieren conquistar, pero no tanto desde el verso sagitariano, sino por estar más receptivos y abiertos; no se decepcionen si un primer encuentro no fluye; las sorpresas pueden saltar. Igual respeten algunas trabas y contengan a su manada con más cariño. Las parejas pueden pasar pruebas a mediados de año, se recomienda más humor e innovación, junto con generar un proyecto común que los motive. Recuerden expresar, acariciar y dejarse espacio también.

Trabajo:

Se abren puertas, así que cabalguen hasta ellas porque no vendrán a buscarlos. Activen su ingenio, contactos y disciplina mental; agosto y septiembre pueden ser meses de frutos. Algunos podrían volver a estudiar u oficiar de oradores e incursionar también en marketing. Si son independientes se impone gran cautela, disfrutar tanto el camino como las metas logradas y llevar en regla los impuestos. Tendrán que revisar bien invitaciones a nuevas empresas, documentarse más en sus trabajos y promover reflexión en sus equipos.

Busquen nuevas fórmulas para estar mejor; desde cómo combinar alimentos hasta meditación o tratamientos complementarios. Algunos podrían volverse buenos cocineros en pro de su bienestar. Cuiden su sistema nervioso.

CAPRICORNIO:

Más de alguna cabra podría hacerse un buen tatuaje o teñir su pelo de colores flúor porque 2018 les trae el regalo –o la tarea- de activar su propio sello y nutrir su creatividad. Así que suelten rutinas, abran su mente, entrenen osados brincos y busquen en otras cumbres porque les corresponde dejar sus antiguas formas para gestar una nueva vida. ¡Qué bien!

Muchos ya saben que tienen por tres años casi- una cita ineludible e importantísima con nada menos que Saturno, es decir, su gran jefe. Sentado en una roca montañosa los espera uno a uno para ver cómo están con sus vidas , si ganó en ustedes la disciplina o la ambición, si llevan el trabajo con coherencia, si ocupan su energía con responsabilidad, cómo manejan sus temores y obstáculos, qué aporte hacen a los demás. Los primeros en pasar serán los del primer decanato; afírmense, sean muy honestos y humildes; es también su oportunidad de pedir consejo a ‘Don Saturno.  Él les mostrará el camino, les dará lecciones y los aplaudirá por cada gesto recto que realicen.

Plutón seguirá elevando su magnetismo, invitándolos a hacer limpieza en sus vidas, activar su sexto sentido y no sólo su mente lógica; es decir, a profundizar en lo que les pasa y desarrollar dones de psicólogos frente a los cercanos, incluso con los jefes. Los del segundo decanato  del signo pueden estar muy contentos, liberándose de pesos y con mayor determinación. Este año les trae energía para generar más brillo y logro, en especial desde mediados del año donde afortunadas sorpresas pueden activar nuevos talentos y propuestas atractivas.

Hay dos actitudes ‘censuradas’ por el cielo este año para todo el zodíaco, pero en especial para ustedes: la obsesión y el abuso de poder (no es lo mismo ser cabra que cabrón; por si acaso). Así que salgan a pasear cuando algo no les resulte y luego retomen con nueva estrategia; encontrarán ayuda y satisfacción. Será beneficioso potenciar el juego, su libertad y renovarse en los afectos, en especial la relación con los amigos, también con hijos, sobrinos o nietos.

Amor:

Nada de flojera ni indiferencia con sus latidos, porque este año los llaman a despertar, busquen el amor verdadero –con osadía- si no lo tienen, generarlo en su día a día (esto se logra con mayor aceptación y positivismo) y hacer cambios importantes si algo los agobia. Igual puede haber drásticos cierres de relaciones que están en baja energía, y destape de situaciones. Inician un largo ciclo de limpieza de inseguridades, fortalecimiento de compromisos, sanación de temas con el padre o la niñez y una gran maduración. ¿Suena aburrido? Muchos los envidiarán porque ahora sembrarán y después cosecharán con creces.

Trabajo:

Aunque el año puede comenzar con una cuota de desazón, también les propone tomar decisiones sobre algún proyecto clave porque se abrirán puertas y nuevas redes para lograrlo. Muchos pueden vivir obstáculos que eleven sus dones de organizadores. Atención con jefes fríos o severos, serán fuente de aprendizaje. Enfocarse y tomar acciones creativas será la perfecta mezcla para un ciclo muy distinto que les pide refrescar su personalidad, manejar el dinero con cautela y poner más calidez en sus palabras.

Seguro al terminar el año habrán aprendido a practicar eso del ‘desapego’; al menos lo conocerán bastante. Practique los artes, deportes lentos o alguna práctica que incluya respiración serán precisos para divertirse y relajarse en un ciclo que los hará asumir y generar algo mejor depende de su cambio de actitud. Cuiden su columna.

ACUARIO:

Varios Acuario piensan comprar el primer tour a la Luna porque ya se hartaron de este planeta; pero su alocado regente, Urano, junto al sabio Saturno pusieron un ancla en sus jarrones para que no se vayan  de aquí, pues les toca aterrizar con propiedad y estilo en la Tierra y en sus vidas. ¿Para qué sería? Obvio que para crear algo distinto, que los represente más y los saque de rutinas agobiantes, pero no desde su usual rechazo a todo, sino de proponer y construir -anoten este último verbo- junto a otros paso a paso. Confíen.

2018 marcará un giro que se incrementará mes a mes. Los primeros terrenos a revisar son las relaciones en la familia; luego, el lugar donde viven (sí, tienen permiso para cambiarse de ciudad o de país) y con quiénes; el cuidado de su cuerpo, de sus hábitos y emociones; y –atención- cómo se comunican porque la ira, la crítica, los chismes y el pesimismo se les pueden devolver con viento fresco para que aprendan de una vez cómo se mueve la energía.

El universo los ayudará a forjarse metas con visión y a comprometerse a generar más libertad y estructura en sus vidas en vez de quedarse en discursos idealistas sin base. Y si bien los rayos jupiterianos incrementarán temas profesionales poniéndolos más en vitrina o sacándolos de situaciones que ya no les corresponden, una de las grandes prácticas de este año (redoble de tambores): La introspección. Eso mismo: nada de buscar afuera las causas, mirar hacia dentro traerá respuestas; estar a solas significará paz y recarga de energía. Recuerden agenda varias citas con ustedes mismos para reflexionar y disfrutar más la vida.

El primer trimestre puede traerles muchas novedades, pero es de junio a septiembre cuando más tendrán que recordar que existen la flexibilidad, la curiosidad, el soltar y el renovarse: comienzan un ciclo de evolución que implica desafíos pero que les abre espacios más alegres, auténticos y prósperos para estrenar. Así como sus ambientes se refrescan, también sus creencias lo harán. Pongan atención a las sincronías de este agitado 2018, Júpiter les mandará pistas con luces de neón, los pondrá bromistas y abiertos al destino.

Amor:

Inician el año con mayor atractivo, es un llamado a estar más sensuales y menos intelectuales Mantener situaciones por imagen, comodidad o apego estará delicado, tanto Urano como los eclipses pueden sacudirles el tablero y obligarlos a escuchar al corazón. Será importante hacer “consejos de tribu” para ver en qué están, qué necesitan y qué modificar. Algunos solteros podrían sorprenderse con un amor intenso e impredecible que, si sueltan control, puede avanzar muy bien. Es clave dejarse espacio, como también no postergar decisiones porque el destino puede estar sarcástico y traer embarazos en vez de libertad.

Trabajo:

Las áreas internacionales, proyectos, pedagogía, turismo, investigación y las fundaciones están potenciadas. Pero lo más relevante es abrirse caminos, cultivar confianza y alegría tanto para hacer cambios como para mantenerse y crecer donde está. Aprender a leer señales y a mirarse en los egos de sus compañeros o jefes será revelador y destrabará pasos. Varios pueden liderar algo que otros abandonen y sorprenderse con nuevas capacidades. Es buen tiempo para buscar mejoras sin presión, ¡salgan a encontrar!

Cuiden su voz, garganta y pulmones. Para esto algo clave: observen su mente y ríanse de ella para que suelten fijaciones o películas de terror que los desgastan y así se expresen mejor. Estarán más inspirados con lecturas o música, también con el material de sus sueños y premoniciones. Permítanse indagar en sus talentos y que aparezcan otras áreas de interés. Los cerros, el campo y las conversaciones con amigos pueden ser muy sanadores. El segundo semestre se abre mayor creatividad y necesidad de descanso.

PISCIS:

Algunos peces andan juntando sus escamas perdidas el año anterior para poder estrenar este 2018 con más glamour. Pero déjenlas ir, que tenían mucho que soltar y así lucir unas nuevas que les permitirán nadar por aguas intensas y abiertas hacia coloridos océanos. Comienzan un ciclo para rearmarse y conquistar algo que a ratos les cuesta: su independencia.

Es un año de hallazgos. Tanto en lo vocacional como en temas emocionales podrán tirar el hilo de la madeja para desenredarse a sí mismos, nadar más libres y visionarios con mayor certeza en el corazón. Ahora, tampoco es la claridad misma (en especial para los de mitad del signo), pero encontrarán más que en años anteriores, así que salgan, abran los ojos y el corazón.

Estarán más despiertos, con un desarrollo de consciencia activo para aplicar las lecciones de los últimos dos años y también –atención, peces coquetos- más sensuales con su vida y frente a los demás. Esto último porque dejarán las medias tintas para ser más directos con lo que piensan y sienten. La diosa Vesta podría regalarles algún viaje interesante de mucha conexión interna, como también la recuperación de la chispa que a ratos perdieron en el ciclo anterior. Sean cautelosos los primeros meses con su salud física y emocional, podrían revivir situaciones desafiantes; no se dejen estar, porque además se abre el encuentro con buenas terapias.

Para los peces conservadores, esos que quieren nadar ojalá en un acuario o fuente, hay malas noticias: desde mayo las sorpresas y cambios de planes pueden agitar sus aguas pero también devolverles la excitación y la creatividad para sortear obstáculos. Además, se asoman proyectos muy concretos, unas cuantas lecciones para que aprendan a elegir a sus colaboradores con más realismo, mayor intuición y un optimismo renovado. Igual, si están muy cansados, es un buen año para irse a nadar por un rato a otros océanos cercanos o lejanos donde se despejen, hagan cosas nuevas y retomen el rumbo. Ese es el propósito, pero no borrarse ni evitar decisiones porque las aguas de la Tierra reclamarán su presencia empática y creadora.

Amor:

Recuerden que este en un año concreto, tendrán que dejar fantasías y temores para que puedan disfrutar más. Para esto conocerse en mayor profundidad (cómo son y reaccionan) será fundamental, junto a permitir que las verdades emerjan. El mundo de los amigos y conocidos les traerá buenos aprendizajes. La sensualidad llega para solteros y con parejas: es buen año para cambiar de look, activar los placeres, sacar desplante y expresar. Soltar el pasado y no tomarse todo personal será clave para formar pareja; el segundo semestre trae acción. Estarán requeridos por su cardumen para organizar entretenidos encuentros.

Trabajo:

Ejercer una comunicación más clara, abierta y lúdica es uno de los ejes del año. Apliquen, además, prudencia, ingenio y observación antes de resolver. El ambiente puede estar inestable, con salidas y llegadas que cambien los lineamientos, pero igual es un buen año para recibir valoración, buscar más allá, aprovechar situaciones breves como reemplazos, instrucciones o proyectos cortos. Salud, administración, terapias, filosofía, transportes, clases y artes están potenciados. Lean bien la letra chica de contratos, analicen.

Observen su lado agresivo o hiriente porque se les puede arrancar con hechos pequeños y no es necesario. Cuidado con el anzuelo de la manipulación propia o ajena, respiren para reactivar su centro. Neptuno les propone retomar prácticas o deportes que los realzan: danza, canto, camping, cocina, excursiones, natación, obvio. Ocúpense de diluir adicciones o apegos, es un año donde pueden elevar su vibración, alivianar peso emocional y físico para acompañarse a sí mismos con amor.

Por Marga

Consultas: astrologamarga@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.