Jujeño viajó a Córdoba a estudiar y trabajar: terminó asesinado en un asalto

Jujuy al día® – En la noche del domingo, la Policía de Córdoba detuvo a un sospechoso, quien quedó imputado por homicidio en ocasión de robo.

“‘Fabi’, papito, mi vida, mi hijito, mi todo, sólo le pido a Dios nos dé la fuerza para seguir. Te amo, nunca dejaré de amarte nunca. Todavía no lo creo (…). Que se haga justicia, que encuentren al que destrozó nuestras vidas. Justicia. Esto no puede quedar impune”.

Este fue el mensaje que desde Jujuy dio a conocer la madre de Héctor Fabián Bustamante (28), el empleado del puesto de choripanes que fue asesinado de un balazo, el pasado sábado a la noche, durante un asalto en Córdoba.

El muchacho atendía el puesto comercial cuando aparecieron dos motochoros. Como no pudieron hacerse de la recaudación, uno de ellos sustrajo el celular de una compañera de Fabián y quiso escapar con su cómplice. En esas circunstancias, el muchacho recibió un tiro de pistola que lo mató.

En la noche del domingo, la Policía de Córdoba detuvo a un sospechoso, quien quedó imputado por homicidio en ocasión de robo.

Unas 50 personas, en tanto, marcharon ayer por barrio Alberdi para exigir justicia y seguridad.

Fabián había llegado a Córdoba capital desde su Jujuy natal el año pasado. Había llegado para estudiar y trabajar y hacerse su futuro. Vivía con su hermano Leonardo en el tradicional barrio Alberdi.

Su cumpleaños estaba próximo: el 5 de febrero celebraría sus 29 años y planeaba festejarlos a pleno con los suyos en su Jujuy natal.

Su padre, Héctor Bustamante, contó ayer que Fabián era un muchacho emprendedor, muy alegre y muy querido por todos.

“Fue a probar suerte a Córdoba y decidió trabajar allá. Estaba preparando todo para festejar su cumpleaños en Humahuaca antes del Carnaval. Todavía sigo conmocionado por la noticia”, expresó.

“Hablan que mi hijo se resistió a un robo y sinceramente no creo que haya sido así, mucho menos tratándose de un hombre armado con una pistola”, dijo el hombre.

“Ganan los malos”

El carro donde trabajaba Fabián Bustamante estaba ubicado al lado del Registro Civil, en la avenida Colón al 1700, a cinco cuadras de la Jefatura de Policía de Córdoba.

El dueño del puesto donde sucedió ayer no salía de la conmoción.

“En Córdoba pareciera que los malos nos están ganando”, expresó Rodolfo Santillán.

Llamada anónima y captura

Se llama Enzo Lautaro Burgos, tiene 22 años, vivía en un departamento de calle Echeverría al 6, en Alto Alberdi, a pocas cuadras de donde fue el asalto mortal.

Ahora, permanece detenido e imputado como supuesto autor de homicidio en ocasión de robo.

Fuentes policiales y judiciales confirmaron a La Voz que el joven fue detenido luego de una “llamada anónima” que entró a un teléfono de la fuerza.

Los policías acudieron al domicilio el domingo a la tarde, pero el allanamiento recién se concretó ya en horas de la madrugada de ayer, cuando la Justicia lo autorizó.

En el departamento de Burgos se hallaron dos prendas (un short y una camiseta de fútbol) con rastros de sangre que serán sometidos a pruebas de ADN para comprobar si es el mismo perfil genético del joven asesinado. Además, se le halló un chip que sería del celular robado. Trascendió que en el picaporte de su departamento se hallaron rastros de sangre.

Fuente: La Voz