Inauguran pabellones y primera comunidad terapéutica de adiciones para internos

Jujuy al día® – Jujuy visualizó dos de los problemas más importantes que vive el sistema carcelario provincial, el primero la sobrepoblación en las cárceles y el segundo la drogadependencia de sus internos, por ello ayer se concretó la inauguración de tres pabellones, uno de los cuales funcionará como lugar de internación para la Comunidad Terapéutica de Adicciones en Contexto de Encierro.

El nuevo Departamento Terapéutico funciona en la Unidad Penitenciaria N° 7 de Alto Comedero, la segunda cárcel más poblada después de la unidad 1 del barrio Gorriti. La comunidad Terapéutica de Adicciones inicia el tratamiento de 21 internos varones bajo prisión preventiva, quienes ya vienen siendo atendidos por profesionales pero que hoy cuenta con un lugar propio y controlado.

La Licenciada en Psicología, María Inés Codesido, es la jefa del departamento. El mismo cuenta con profesionales en Trabajo Social y Psicología, además de estar integrado por 11 efectivos penitenciarios quienes a su vez fueron evaluados y seleccionados. Los penitenciarios, además de ser miembros de la fuerza poseen algún título terciario o universitario. La capacitación de todo el equipo técnico fue realizada por miembros del SEDRONAR y profesionales de la salud.

Cabe señalar que hoy Jujuy tiene casi 900 internos alojados en las distintas unidades carcelarias.

El ministro de Seguridad de la Provincia, Ekel Meyer, recalcó la importante decisión que fue destinar uno de los pabellones para trabajar sobre la drogadependencia, y valoró que “es un pilar fundamental para la reinserción de los internos”. Además, Meyer explicó que era determinante “atacar la sobrepoblación carcelaria y darle la oportunidad de reinsertar y restituir los derechos de los internos”.

Por su parte, el secretario de SEDRONAR, Roberto Moro, valoró el trabajo en conjunto entre Nación y la provincia en políticas públicas que atiendan a los derechos de los presos, “estamos inaugurando en Jujuy uno de los pocos centros de tratamiento en contexto de encierro, el cual será uno de los modelos a nivel nacional. Agradecemos al gobierno y al ministro Meyer por acompañar en esta política de estado”.

Por último, el jefe del Servicio Penitenciario de Jujuy, Víctor Morales, expresó que “sería una hipocresía casi criminal negar la presencia de drogadependientes en los establecimientos penitenciarios. Es justamente el reconocimiento de esa realidad la semilla de la creación y puesta en servicio de esta comunidad terapéutica, que asiste en un primer momento a 21 personas privadas de su libertad bajo la modalidad de internación. Sin embargo, el proyecto aún es más ambicioso pretendiendo que los internos rehabilitados se transformen en cooperadores en sus propios lugares de alojamiento, lo cual además sería una salida laboral que constituirá una valiosa herramienta para su reinserción social”.

Estuvieron presentes funcionarios de los ministerios de Seguridad, Salud y Gobierno y Justicia de la Provincia de Jujuy, representantes de SEDRONAR y del Ministerio de Justicia de Nación, y efectivos penitenciarios.