Turismo: “Jujuy ha conservado esos rasgos de su cultura de un modo inigualable”

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, la Directora de Desarrollo de Productos Turísticos de la provincia, Sandra Nazar, se refirió a los trabajos que realizan con las comunidades jujeñas para incluirlas en el desarrollo turístico de la provincia.

En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, Sandra Nazar expresó “estoy muy convencida en el enorme potencial que tiene Jujuy, que es lo que la diferencia de todas las provincias vecinas  y tal vez la haga especial y distinta dentro de Argentina, ya que no solo son los lugares y paisajes sino esa cultura viva de las comunidades que son las que representan esa cultura ancestral, eso se mantiene vivo, sus tradiciones, el modo de habitar el mundo, las expresiones religiosas, el contacto con la naturaleza, eso se encuentra en las comunidades de Jujuy”.

“Esto es muy especial y muy distinto a lo que se encuentra en otros lugares y Jujuy ha conservado esos rasgos de su cultura de un modo inigualable, por eso estoy convencida que el potencial que tenemos para diferenciarnos hacer algo especial y distinto”.

Sobre la demanda que tiene este turismo por parte de los extranjeros que vistan Jujuy, Nazar señaló “lo aprecian absolutamente porque la tendencia hoy ya no es la foto, pasar un lugar tildarlo y ya lo vi, sino involucrarte en el lugar, sentirte parte de ese lugar, la gente busca estar en un sitio compenetrado, viviendo la experiencia de ese lugar y ese potencial está ahí”.

“Las comunidades no tienen, en general, mayores prejuicios con el tema turismo, es al revés. Algunas comunidades viven muy aisladas y la visita de gente de afuera trae alegría, renovación, pero sobre todo son comunidades que necesitan generar empleo para los jóvenes porque muchos pueblos han ido quedando vacíos porque sus habitantes fueron migrando a las ciudades, sobre todo la población joven, por falta de oportunidades”.

Manifestó al respecto que “el problema es que los jóvenes ya no quieren, en algunos casos, y eso es lamentable, seguir los oficios y la tradición de sus padres, lo cual, en cierto punto, es comprensible pero lamentable. Los mayores advirtieron que a través del turismo no solo los jóvenes se quedan en las comunidades sino que mantienen y levantan con orgullo esas actividades tradicionales”.

“Llegar a un pueblo y que un turista le pida ordeñar una cabra o participar de la siembra de papa, el turista queda encantado al tocar la tierra, cosechar o participar en el arreo de llama, y eso que le parecía que no tenía atractivo empiezan a encontrarlo y a vincularse de un modo distinto”.

Por ello Nazar afirmó “el turismo genera esa oportunidad, y bien trabajado, las comunidades tienen oportunidades de mayor trabajo, mayor desarrollo y los jóvenes tienen la posibilidad de hacer lo que hacían sus padres y de esa manera incorporar una actividad económica alternativa que les aporte otras cosas”, concluyó.