“Trabajamos para la prohibición de la pirotecnia”

Jujuy al día® – La Diputada Provincial Victoria Luna Murillo, presidenta de la Comisión de Ambiente de la Legislatura e impulsora del Proyecto de Ley de “Pirotecnia Cero”, aseguró que el uso de la pirotecnia es “un tema preocupante y sensible, y que el proyecto despertó mucha adhesión y apoyo”.
Remarcó que sigue firme el compromiso por lograr una ley sobre la regulación de la pirotecnia, pero aclaró que la misma saldrá “del consenso y el aporte de todos, priorizando el respeto por el ambiente y el prójimo”.
Manifestó que el tema ya está instalado en la sociedad jujeña, ponderando el aporte, propuestas, de distintos sectores de la sociedad. “Todos los puntos de vistas son válidos, la idea es recibirlos en su totalidad, porque no se trata de un proyecto cerrado sino abierto a la opinión pública” indicó.
Refiriéndose a los daños irreversibles que pueden producirse al usar pirotecnia remarcó la importancia de tomar conciencia de su uso e instó a los adultos a “generar hábitos en los niños de no utilización de pirotecnia”.
“Trabajamos para la prohibición de la pirotecnia, a un cambio cultural que por eso mismo necesita de una amplia participación de los sectores involucrados” enfatizó.
Destacó luego que se viene trabajando con el Ministerio de Ambiente y afirmó que “quedó el compromiso para lograr la aprobación de la Ley el año que viene”. Agregó que “es importante que salga la Ley porque hoy no tenemos un marco regulatorio y desde la Legislatura hemos venido recibiendo innumerables aportes de diferentes instituciones para enriquecer el proyecto”.
La Legisladora, que también elevó el proyecto al Ministerio de Salud para que haga llegar un informe y opinión al respecto, manifestó que se trata de una “apuesta a la concientización sobre los daños que produce la pirotecnia a las personas mayores enfermas, niños, mascotas, animales silvestres, personas con autismo, veteranos de guerra y en sí a todo el ambiente”.
Resaltó la importancia de las campañas de prevención que se están llevando adelante, señaló que éstas deben perdurar en el tiempo y ser sostenibles.
“Son muchos los esfuerzos de asociaciones protectoras de animales, ambientalistas, bomberos, medios de comunicación, Municipios, Ministerio de Ambiente, Policía y vecinos que realizan campañas de prevención, por eso debemos respetar y comprender qué hay alternativas para celebrar acontecimientos” enfatizó.
“Como sociedad necesitamos incorporar nuevas alternativas, más respetuosas del ambiente y las normas de convivencia en las prácticas de festejo y celebraciones durante todo el año, opciones que no generen impactos sonoros y en el ambiente, además de malestar y molestia en animales y en sectores vulnerables de la población” añadió.
En nuestro país las provincias de Tierra del Fuego, Salta, Córdoba, Mendoza y Neuquén ya se sumaron a la prohibición de la pirotecnia. Mientas que en Jujuy contamos con Municipios que adhirieron a “Pirotecnia Cero” como San Pedro, Palpalá, El Carmen, Libertador General San Martín, Yala, San Antonio y La Quiaca.
La Legisladora sostuvo que “los Municipios que cuentan con una ordenanza que establece Pirotecnia Cero han registrado un avance al respecto, ya que durante los festejos de la Navidad se apreció una considerable reducción del uso de la pirotecnia y esto insta a que otros Municipios también hagan lo mismo y acompañen este cambio cultural”.
“En estas Fiestas no usemos pirotecnia porque hace daño al prójimo y estas celebraciones sirven precisamente para pensar y solidarizarnos con el otro” finalizó.

Consecuencias negativas del uso de pirotecnia

Los fuegos artificiales producen tres tipos diferentes de contaminantes: perclorato de sodio, metales pesados y aerosoles sólidos. Los percloratos son químicos altamente nocivos para la salud, ya que pueden afectar la tiroides o producir diversas enfermedades en las vías respiratorias. Al mismo tiempo si los desechos químicos en la elaboración de los cohetes son vertidos a los ríos, producen una gran cantidad de contaminación ambiental.
Distintas experiencias científicas realizadas con artículos de pirotecnia de estruendo, han comprobado que los mismos superan el valor de 50 decibeles de nivel continuo sonoro, siendo este valor el máximo establecido por la OMS, a partir del cual debe utilizarse protector auditivo.
La pirotecnia con fines exclusivamente sonoros significa una grave contaminación sonora en el medio ambiente y genera riesgos a la propiedad, a la salud y a la vida humana, tanto en forma directa a través de su uso como indirectamente por el comportamiento que despierta en las mascotas y animales domésticos y silvestres.
Más de mil personas por año son asistidas en instituciones sanitarias del país a raíz de lesiones provocadas por la manipulación indebida de pirotecnia, y la mitad de ellas son niños. La zona del cuerpo más afectada por las lesiones son las manos y la cabeza; en ojos es del 15 al 30%, mientras que en manos y dedos, entre un 20 a 40 %.