Cierre del ciclo lectivo 2017 del centro socioeducativo de San Pedro

Jujuy al día® – Adolescentes del Centro Socioeducativo de San Pedro realizaron un acto por el cierre del ciclo lectivo 2017 acompañados por sus familias, el equipo de trabajo y la comunidad en gral., donde además recibieron sus certificados y plasmaron en un mural junto a todos los presentes sus anhelos, mientras compartían un agasajo.

El Centro Socioeducativo depende del Ministerio de Desarrollo Humano a través de la Dirección de Protección Integral de Niñez, Adolescencia y Familia perteneciente a la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia, en el que alberga, actualmente, a ocho adolescentes en conflicto con la ley penal, a quienes se les brinda acompañamiento por parte de un equipo interdisciplinario de abogados, psicólogos, trabajadores sociales y operadores socio-comunitarios que apoyan a los chicos en la elaboración de sus proyectos de vida basados en el desarrollo y potenciación de sus habilidades y motivaciones.

Esta institución, pertenece a una herramienta del Poder Ejecutivo para proteger los derechos de los adolescentes al tiempo que brinda una alternativa no restrictiva de su libertad garantizándoles el acceso a políticas públicas de salud, seguridad, educación en contextos de encierro, en cumplimiento con la Ley 26.061 de Protección Integral de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes y normas internacionales.

Por tal motivo, la institución trabaja garantizando el ejercicio del derecho a la educación a través de la Coordinación de Contexto de Encierro del Ministerio de Educación para la terminalidad de sus estudios secundarios; como así también un taller de Huerta donde trabajan en almácigos, plantines florales y frutales los cuales son entregados a las familias y vecinos de la zona; taller de dibujo y pintura; educación ciudadana al fin de  promocionar sus derechos y obligaciones; y Educación Física con contenidos teóricos y prácticos donde los jóvenes desarrollan su máximo potencial físico. Además, también participaron de jornadas de integración deportiva junto a sus familias, integrantes de la parroquia san Andrés, docentes,  profesionales y operadores del centro. Mientras que constantemente realizan prácticas deportivas tales como fútbol, vóley, ajedrez, naipes y otros juegos recreativos, donde los jóvenes comparten pastafrolas, maicenas y bollitos que ellos mismos realizaron en el taller de cocina dulce, brindado por los operadores comunitarios.

En cuanto al derecho del acceso a la salud, durante el presente año los practicantes de la Tecnicatura Superior en Agente Sanitario del Instituto Tupac Amaru y estudiantes avanzados de la Lic. en Educación para la Salud de la UNJu sede San Pedro, brindaron charlas sobre prevención de infecciones de transmisión sexual , salud bucal  y hanta virus; mientras que el equipo profesional de la Dirección de Drogodependencia y Adicciones de la municipalidad local realizó talleres de abordaje grupal del tratamiento de las adicciones.

Del mismo modo, las organizaciones de la comunidad también acompañan con sus propuestas alternativas para sus proyectos de vida, como el trabajo realizado por la Asociación Argentina de Kickboxing en Jujuy que fomentó la práctica entre los adolescentes; además desde el Profesorado de Artes Visuales IES Nº 4, estudiantes de 3º año realizaron un  taller de mural donde se elaboraron dos producciones artísticas en la fachada del Centro Socioeducativo con el título “los caminos de la vida” haciendo referencia a  las elecciones personales y las consecuencia de las mismas, y otro denominado “la última esperanza” que apunta a resignificar la resiliencia oportunidades y la superación personal. Asimismo todos los domingos, miembros de la parroquia San Andrés visitan a los adolescentes, les enseñan canto y participan juntos en jornadas deportivas.

Todo este trabajo está motivado por el paradigma del desarrollo humano basado en la perspectiva de derechos que se tiene sobre niños, niñas y adolescentes que ya no los considera como objeto de tutela sino, como sujetos de derechos con respecto a sus emociones, voluntades y sentimientos, según lo establece la Convención sobre los Derechos de los Niños de rango constitucional en nuestro país.