Primer aniversario del Centro de Admisión y Derivación

Jujuy al día® – Adolescentes que han transitado por el CAD este año, mostraron sus destrezas gimnásticas con la mirada atenta de familiares, profesionales y autoridades ministeriales, recibiendo certificados honoríficos después de la muestra. Además,  luego compartieron con los presentes un agasajo por el Primer Aniversario del Centro de Admisión y Derivación del Programa Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal.

El 30 de noviembre del año pasado, tras la firma del Decreto Provincial Nº 2532, se puso en funcionamiento un nuevo sistema de protección de adolescentes en conflicto con la ley penal que evita la criminalización de la niñez, considerando las medidas restrictivas de la libertad como último recurso a adoptar, y prefiriendo adoptar previamente medidas socioeducativas que protejan los derechos de los adolescentes con una contención y acompañamiento por parte de profesionales dependientes de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia del Ministerio de Desarrollo Humano.

Lucas participó del acto de aniversario, hoy tiene 18 años y comenzará a realizar tareas como Operador Sociocomunitario en el CAD. Además, trabaja en el Centro de Rehabilitación Vicente Arroyabe y SEDRONAR ayudando a otros jóvenes a salir adelante.

Lucas pasó sus años previos en comisarías, padeciendo en primera persona el anterior sistema que vulneraba los derechos de las personas menores de edad contemplados en la Ley 26.061. “Me tocó vivir en carne propia el viejo sistema pasando de comisarías en comisarías y demás cosas. Estuve cinco meses en la comisaría del menor, y pasé allí las dos fiestas (Navidad y año nuevo), y cuando cumplí 18 me trasladaron a una comisaría donde no tenía ni con quien hablar”, comentó el joven.

“En comparación al viejo sistema, lo que hace el equipo de trabajo de la Secretaría de Niñez es fantástico, porque abordan con todo la problemática de los jóvenes. Fue un cambio bueno, porque ahora hay un equipo de trabajo con psicólogos, operadores, trabajadores sociales, abogados. Con el nuevo sistema estamos más contenidos”, detalló, y agregó: “a mí me ayudó bastante el CAD porque por más errores que un adolescente cometa, somos chicos y no es lugar una comisaria (para un niño)”.

El CAD aloja temporalmente a personas menores de 18 años de edad, en situación de conflicto con la ley penal por un periodo transitorio hasta que la Justicia decida si deben ser trasladados a Centros Socioeducativos (en Capital o en San Pedro), o quedan en libertad. Mientras se les garantiza a estos jóvenes políticas públicas de salud, recreación y educación, adoptando medidas de reinserción socio-comunitarias según la particularidad del caso, a fin de promover su reinserción en la sociedad a través del estudio, un oficio, o el apoyo psicológico que necesiten.

En ese sentido, Ana Rodríguez, secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, explicó que “el festejo del aniversario se concretó con los adolescentes que han transcurrido por este espacio y han podido salir de las situaciones conflictivas que han tenido. Han cortado con estas trayectorias, y hoy están de operadores socio comunitarios accediendo a un trabajo, y con un proyecto de vida claro”.

“Yo salí en libertad con la condición de hacer un tratamiento –continuó relatando Lucas-, toda mi adolescencia consumí, comencé con el tratamiento y lo sostuve por seis meses; y me interesó mucho el trabajo que realiza el CAD y la SEDRONA. Gracias a ello terminé el colegio, realicé cursos en la UNJu, y conseguí trabajo en el Centro Arroyabe, que es un centro con chicos que tienen problemas de consumo de todo tipo, y trabajo como operador en el CAD y en SEDRONAR: la verdad estoy contento”.

Lucas decidió dedicar todo su tiempo al trabajo con adolescentes que atraviesan lo que él ya superó ya que trabaja por las mañanas en el Centro de Rehabilitación Vicente Arroyabe y por las tardes en el CAD, pero se reserva los fines de semana para dedicarlos a su pasión, el fútbol.

“La mayoría de los chicos que consumen quieren estar bien pero les cuesta muchísimo. Por eso les digo que sí se puede, que hay que apoyarse en la familia, en la gente que los quiere, que no se dejen llevar por malas influencias, que traten de ver las cosas de otra manera, y a quienes quieran hacer lo que hoy por hoy hago yo, que es trabajar con chicos que tienen problemas de consumo, les digo que lo hagan con todo su ser, como les salga ya que es muy lindo”, concluyó.