Jujuy firmó el primer contrato para el financiamiento del Parque Solar

Jujuy al día® – Argentina y China firmaron el primer contrato Gobierno a Gobierno con una tasa preferencial de 3% por el que Jujuy accederá a un crédito de 331 millones de dólares del Export-Import Bank de China. Los fondos se destinarán a la construcción de la planta de energía fotovoltaica.

La rúbrica se concretó en la jornada de hoy en Beijing, y establece el acuerdo entre la Argentina y la República Popular de China para el financiamiento de los parques solares Cauchari I, II y III en la puna jujeña. El documento fija la adjudicación del crédito del Export-Import Bank por 331 millones  y medio de dólares pagaderos en 15 años a una tasa preferencial del 3 por ciento, con cinco años de gracia.

Representando a la provincia estuvieron, el Secretario de Asuntos Legales e Institucionales de la Gobernación de Jujuy, Gastón Morales y el Director Ejecutivo del Proyecto PFVCS I, II y III, Guillermo Hoerth, acompañados por el subsecretario de Relaciones Financieras Internacionales, Martín Soto, quien suscribió el acuerdo en representación del Estado Nacional.

La modalidad del desembolso será con una primera entrega de USD 58,5 millones y posteriores pagos mensuales bajo control certificado de consultora internacional, condición para la liberación de los fondos.

Importante logro de gestión

Al acuerdo se constituye en un verdadero logro de gestión del Gobierno de Jujuy, que considera al proyecto energético como central para el desarrollo económico de la provincia. En ese sentido, el Ejecutivo asumió el desafío de desarrollar un parque solar fotovoltaico que contribuya al desarrollo energético nacional, a la diversificación de su matriz, a la disminución de los costos de generación, a morigerar el cambio climático aprovechando la disponibilidad de la excelente irradiación solar disponible.

El Proyecto Jujeño permitirá aumentar la disponibilidad y acceso de fuentes de energía renovables al Sistema Argentino de Interconexión (SADI), a través de la instalación de tres parques solares fotovoltaicos de 100 MW cada uno de potencia instalada.

En este sentido, considerando que la provisión que asegura la planta de generación del Proyecto será de aproximadamente 300 mil hogares, puede estimarse que un millón doscientos mil personas se verán beneficiadas por la electricidad generada

Desarrollo económico e impacto ambiental positivo

La materialización del proyecto incentivará a la economía de la región, generando durante su construcción aproximadamente 600 puestos de trabajo y durante su operación aproximadamente 100 empleos.

Asimismo, incentivará el desarrollo económico con un impacto ambiental positivo, dando utilidad a tierras sin alternativas de uso y generando puestos de trabajo para los habitantes de la región y de toda la provincia.

También, se verán beneficiadas las comunidades aborígenes, siendo la rentabilidad prevista de acuerdo al convenio marco suscripto con las comunidades del 2% de las ganancias del parque. Finalmente, se beneficiarán los sectores agropecuarios e industriales, grandes consumidores de energía eléctrica en función de la estabilidad del sistema y de la confiabilidad del mismo.