La economía argentina postkirchnerismo “se ha mejorado tal vez más lentamente que lo que el gobierno nacional esperaba”

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el reconocido economista jujeño, Juan Ljungberg, se refirió a la evolución de la economía y finanzas de nuestro país tras 12 años de kirchnerismo y los dos primeros años de CAMBIEMOS, y señaló “la herencia del gobierno anterior, mala, ha sido generar en la gente la idea que se puede tener todo sin costo o con un costo mínimo, porque eso es un error”.

En este sentido, Juan Ljungberg señaló en declaraciones al diario JUJUY AL DÍA® que “considero que sí se ha mejorado, tal vez más lentamente que lo que el gobierno nacional esperaba, y todos esperábamos, pero creo que hay algunas cuestiones que han contribuido a esto como la normalización de relación de Argentina con el mundo, la eliminación de algunas trabas importantes a nivel macroeconómico, el abordaje que hay respecto de algunos, la no descontrolada emisión monetaria que es una de las principales causantes del proceso inflacionario”.

“La paulatina normalización de los precios de los servicios públicos, ya que vivíamos una irrealidad, se pagaba, por ejemplo, un viaje en subte en Buenos Aires, un peso hace dos años, era un absurdo, era más caro el costo de extender un boleto de lo que costaba el boleto, ni hablar de la prestación del servicio”

Agregó “esto ha llevado a una cultura y sobre todo se ha hecho más carne en la generación joven que ha vivido solo esto, que parece ser que todo es posible gratis y esto es imposible, porque siempre alguien lo paga y lo pagamos en definitiva con menor calidad de vida de todos, que es lo más grave, y con menor perspectiva de mejoras hacia el futuro”.

“No es posible que nos asombremos que el boleto, que se debatirá acá, según Nación anunció que en Buenos Aires va a aumentar de 6,50 pesos, cincuenta centavos por mes para llegar a 12,50 pesos, esto nos asombra y esto significa poder viajar en tren, ómnibus, etcétera, pero resulta que no nos asombramos cuando vamos a una confitería y nos cobran 50 pesos un pocillo de café, o cuando todos los meses tenemos aumento en otros precios no controlados por ejemplo el videocable donde todos los meses hay un aumento y nadie se asombra, nadie dice nada”.

Ljungberg señaló que “los argentinos vivimos una irrealidad y queremos tener servicios de lujo gratis y no existe en el mundo eso. Tuve la suerte de conocer distintos países, otros lugares del mundo con servicios ferroviarios, aéreos, de carretera de primer nivel, pero cuesta muy caro. Para tener una idea: en España un peaje cuesta 30 euros, 600 pesos, y acá nos quejamos si cuesta 30 pesos el peaje”.

“Tenemos que poner en perspectiva esto, en la vida todo cuesta y uno de los problemas de la herencia del gobierno anterior, mala, ha sido generar en la gente la idea que se puede tener todo sin costo o con un costo mínimo porque eso es un error, porque lo termina pagando alguien o todos con menor calidad de vida y cada vez con menos perspectivas de mejoras hacía el futuro”.