Invasión de langostas un Jujuy: buscan evitar que la plaga se propague a más cultivos

Jujuy al día®- En diálogo con nuestro medio, Julio Pardo de Figueroa, Director de Control Productivo y Comercial del Ministerio de Desarrollo Económico y Producción de Jujuy, se refirió a las tareas de monitoreo y control que se llevan a cabo para evitar que la plaga de langostas, que lleva más de un mes en diferentes zonas de cultivos de la provincia, avance, en especial a las áreas frutihorticolas y tabacaleras.

Indicó que, hasta el momento, desde los productores no informaron ni cuantificaron el daño causado hasta el momento, pero tanto el daño como los riesgos existen.

En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, Julio Pardo de Figueroa expresó “tenemos desde hace un mes más o menos la presencia de la plaga en la provincia, no solo en estado migratorio, es decir que no solo han pasado; se han quedado y establecido en la zona de Acheral, San Juan de Dios, Santa Clara y cerca de San Pedro, porque encontraron condiciones climáticas para alimentarse y reproducirse”.

“Tenemos fuerte presencia de la plaga en la provincia y el Ministerio de Producción, por orden del gobernador y del ministro, ha tomado acciones directas en el tema. Si bien la responsabilidad primaria del control de la plaga es del productor dentro de su finca, creemos que el productor no puede manejar una plaga tan compleja directamente, entonces el Ministerio de Producción, en conjunto con SENASA, INTA y Asociaciones de productores, trabajamos para realizar monitoreos y control de la plaga. Tenemos brigadas que recorren las zonas afectadas”.

Agregó “hoy se encuentra en San Juan de Dios, Acheral, Santa Clara, y estamos tratando de hacer una barrera fitosanitaria para que no pase al sector de Aguas Calientes ni el tabacalero”.

Consultado sobre dónde radicaría la dificultad en el control y erradicación de la plaga, explicó “cuando llegó la plaga lo hizo en estado adulto, una langosta adulta voladora. La dificultad del control es porque hay mucha población y tenemos que determinar con mucha precisión donde se asienta en una franja horaria de 19 a 8 ya que ahí es el momento donde se puede hacer control de las aplicaciones. Este control debe tener todos los recaudos legales, sanitarios, que pide la legislación provincial. Nosotros como Dirección de Control tenemos que hacer respetar esto para que los productores usen productos solo habilitados por SENASA y que no causen impacto en la población y salud de las personas”.

Respecto a los especímenes, explicó que “tienen tres estadios: cuando está en la ovipostura y los huevos están desarrollándose, que según nos explicaban los técnicos del SENASA tenemos 15 días. Luego el estado juvenil donde no vuela la langosta y al no volar es más fácil controlarla y el productor realiza controles más efectivos”.

JUJUY AL DÍA® consultó al Director de Control Productivo y Comercial si han podido cuantificar el daño producido por esta plaga, a lo que respondió, “este es un tema que lo productores aún no han cuantificado, no hay daños graves en los cultivos pero si han estado alimentándose las langostas pero aún no han pasado los informes solicitados respecto a los daños”.

“Hemos detectado que empezó a hacer daño, cuando al principio no, y lo que intentamos hacer es frenar el avance de la plaga al sector frutihorticola y el sector tabacalero donde por supuesto que el impacto económico de la plaga en esos lugares sería mucho mayor. Respecto al control en estado de ninfa es el mejor momento para controlar porque el espécimen no vuela, y es el momento en que los productores pueden realizar el control de manera terrestre con mecanismos de control terrestre que tienen un impacto mucho menor en materia de ambiente”.

Recalcó “nosotros aconsejamos, asesoramos, prestamos todos los medios a los productores para colaborar con el control, el cual tiene distintas aristas en la medida que el espécimen esté en estado adulto o juvenil”.

Sobre cuál hubiera sido el daño si el Estado no hubiera intervenido en este control, Pardo de Figueroa señaló “debemos ser claro que la langosta no transmite enfermedad ni riesgo a la salud de las personas, el daño es la afectación al sistema productivo en la provincia, básicamente económico, y sería muy importante, por ello hemos tomado una acción muy clara desde el gobierno de involucrarnos en la situación porque no queremos dejar solos en este manejo de plagas a los productores porque ellos tiene una responsabilidad muy importante, pero el gobierno con la logística que tiene y con los medios económicos, ya afectados, en conjunto con SENASA, que tiene que estar presente en el control de plagas y realización de acciones, por eso hemos armados un Comité de Crisis se reúne cada dos semanas para formar la estrategias de control y monitoreo”.