Manejo sustentable de tierras y lucha contra la desertificación

Jujuy al día® – Jujuy fue sede de un encuentro para la Planificación 2030 del programa de Manejo Sustentable de Tierras y Lucha contra la Desertificación, del que participaron algunas provincias de la región NOA, NEA y Cuyo, que fueron convocadas por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Nación y el homónimo Ministerio de Ambiente de la provincia.

Representantes de Salta, San Luis, Mendoza, Catamarca, San Juan, y de Jujuy se reunieron para dialogar sobre algunos lineamientos del proyecto LADA, financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

En la oportunidad intercambiaron aportes respecto a la evaluación del alcance y las causas de la degradación de tierras en zonas áridas y también proyectaron acciones futuras junto a técnicos locales del Ministerio de Ambiente, del Instituto de Tecnología Agropecuaria (INTA), de la Secretaria de Agricultura Familiar (SAF), del CONICET, y del Instituto Argentino de Investigaciones de las Zonas Áridas (IADIZA).

La ministra María Inés Zigarán, quien realizó la apertura del encuentro, valoró el trabajo que se viene realizando en la materia y destacó sobre todo la vocación de las provincias para realizar aportes al Plan de Acción Nacional que tiene que presentar Argentina en el marco de la Convención de Naciones Unidas de lucha contra la desertificación. Asimismo, asumió el compromiso de trasladar la discusión al seno del Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA).

“Se trata sin dudas de una política nacional, por eso desde las provincias y en particular desde Jujuy, ratificamos el compromiso para trabajar en la lucha contra la desertificación y la mejora de la calidad de los suelos, porque eso significa también mejoras en la calidad de vida de las comunidades locales, en particular de la Puna donde estamos trabajando”.

El cuidado del suelo para una mejor calidad de vida

En el mismo sentido, y a propósito de la iniciativa “Jujuy Verde: Carbono Neutral 2030” para combatir los efectos del cambio climático y el calentamiento global, la funcionaria jujeña precisó: “para nosotros la recuperación de la calidad de los suelos en la provincia de Jujuy es sumamente importante, no solo por una cuestión productiva sino también cultural, ya que se asocia al respeto y al cuidado que tienen las comunidades indígenas respecto de la tierra y el territorio”.

“Existe un vínculo particular –agregó- que tienen las comunidades con la tierra, un vínculo que excede lo reproductivo y que es de tipo existencial, espiritual, cultural, donde la tierra no solo es el espacio que les brinda las herramientas o los elementos para el sustento, sino que además también es un espacio de realización individual y colectiva”.

Por su parte, Jorge Andrés Heider, director de Ordenamiento Territorial, Suelos y Lucha contra la Desertificación de la Nación, detalló que el taller se vincula con el direccionamiento de las políticas públicas nacionales respecto a la convención de la lucha contra la desertificación a nivel mundial.

“Hay una financiación obtenida por el país que permite realizar un documento marco de línea de trabajo del país pensando en los objetivos al 2030”, añadió. Y luego de describir que recorren el país con el objeto de enriquecer ese documento final de Argentina, destacó que “la idea es tener un documento consensuado para fin de año con los aportes de todas las provincias y donde se refleje lo que se puede hacer en el país en la lucha contra la desertificación”.

El referente nacional explicó que se trabaja sobre un documento marco que cumple con los compromisos asumidos por Argentina a nivel internacional, “pero que a nivel de detalle las provincias van formando grupos y haciendo aportes respecto a la temática”.

Finalmente dijo que “la idea es tener un documento enriquecido que sea mucho más lógico y realista en cuanto a las necesidades que tiene Argentina y los compromisos asumidos”.

“Esto nos permite tener una línea clara de trabajo a nivel nacional y trabajar en el terreno con un material que las provincias pueden ver que desde su génesis y en el que pueden participar descubriendo cuál es el horizonte de ese documento”, concluyó.