Caso Salcedo: el único acusado del brutal asesinato habría borrado las filmaciones de un comercio

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el Fiscal de Investigación N° 5, Alejandro Maldonado, indicó que, en el marco de la investigación por el brutal homicidio de Jairo Salcedo, efectivos policiales y otros testigos, en su declaración, complicaron aún más la situación del único detenido e imputado por el hecho, el policía Esteban Ruvelt.

Señaló que el policía habría hecho uso de sus facultades de funcionario policial para ingresar a un comercio que tenía filmaciones y borró parte de las mismas, aparentemente donde se lo vería a él.

Alejandro Maldonado expresó en declaraciones al diario JUJUY AL DÍA® “la semana pasada hemos tomado declaración testimonial al personal policial de la Brigada de El Carmen que ha aportado elementos muy importantes a la investigación”.

“Hemos determinado que esta persona, Ruvelt, se había presentado en un comercio que nos había presentado algunas filmaciones respecto al lugar donde se había encontrado Salcedo con esta persona, en la terminal, y la gente del comercio nos indicó que un personal policial se presentó y habría borrado parte de la filmación”.

“Esa persona sería Ruvelt, según las manifestaciones del personal”.

Comentó que en las filmaciones “se observa el auto y una persona que se acerca al rodado y no se puede determinar bien ya que la filmación no es muy buena, pero hay unos minutos que están borradas de la filmación”.

Señaló que “el personal policial que vino a declarar sostuvo que cuando ellos iban a pedir las filmaciones bajaba las escaleras Ruvelt”.

Sostuvo que estima que los minutos que habría borrado Ruvelt “seguramente en esa parte de la filmación se lo podría ver, es lo que pensamos”.

“No nos olvidemos que Ruvelt es quien lo saca a Salcedo de su casa con la excusa de comprarle el vehículo y ese encuentro fue en la terminal de El Carmen”, concluyó.

Esteban Ruvelt fue imputado como presunto autor del delito de “homicidio triplemente calificado por alevosía, por el número de participante y por su función”.

El cadáver de Jairo Salcedo fue hallado la tarde del 21 de abril a la vera de la ruta, en uno de los ingresos a la ciudad de El Carmen.

Su cuerpo presentaba signos de haber sufrido violentas agresiones: recibió un disparo de arma de fuego y fue arrollado con su propio automóvil, el que el día anterior a su muere fue a vender.