“Cuando la sociedad se inmiscuye en el rol de juzgar es malo, produce descreimiento de la función judicial”

Jujuy al día® – En el marco de la celebración del Día del Magistrado, conmemorado ayer 15 de septiembre, nuestro medio entrevistó a la presidenta del Colegio de Magistrados de Jujuy, Norma Issa, quien se refirió al importante rol de los Jueces en la actualidad al cual calificó como un “juez protagónico”.

Norma Issa

Al respecto, Norma Issa manifestó en declaraciones al diario JUJUY AL DÍA® que “es importante el rol del magistrado, porque el magistrado tiene la función de tomar decisiones sobre la vida, las personas, la libertad, sobre los bienes, lo cual no es poca cosa, al contrario, de alguna manera se mete en la vida del otro pero lo hace porque es necesario”.

“En una sociedad que tiene que funcionar civilizadamente y con algún orden, es necesario que alguien tome las decisiones cuando las personas en sí mismas no resuelven sus propios conflictos”.

Agregó “vivimos en medio de los conflictos, de los problemas, desde los conflictos familiares, con un acreedor, con el que debe o el que ha producido un daño, todo el tiempo los conflictos nos están rodeando, y las partes podrían resolverlos por si solos pero a veces no pueden porque siempre, en todo conflicto, hay un poco de razón y verdad en cada una de las partes protagonistas, por eso están los jueces, somos quienes debemos decidir sobre ello”.

“Tamaña responsabilidad hace que debamos estar preparados emocional e intelectualmente y poder poner todo nuestros conocimiento a fin de dar a cada uno lo suyo, lo que es nuestra gran misión”.

Acerca de la evolución y adaptación de los Jueces a nuestra actualidad “no solo hablaría del magistrados jujeños sino del magistrado históricamente porque Jujuy está dentro del mundo y vamos con las nuevas miradas, nuevas formas y filosofías, donde la impronta del juez de hoy es el juez protagónico, pero no el de protagonismos mediático, el de salir en el diario alabar nuestras sentencias o criticar las de otro juez, sino el protagonismo en el caso concreto donde la gente  se sienta acompañada por el juez para resolver el conflicto”.

“Eso tiene que hacer el juez activo que mira y escucha a las partes para poder dar una respuesta y una solución. Cada caso es distinto, no todos son iguales, pero cuando la sociedad se inmiscuye en el rol de juzgar es malo, produce descreimiento de la función judicial y es el juez quien tiene el mandato para resolver los conflictos”, por ello aseguró “el juez tiene que ser activo y laborioso”.

Afirmó que los jueces jujeños están a la altura de las circunstancias “por supuesto que sí, jamás podemos hacer generalizaciones y cada caso depende de donde  uno se pare porque le dará una solución diferentes pero el juez se debe pararse en la ley”.