Advierten que si liberan los fondos del Conurbano “afectaría sustancialmente los montos a coparticipar y, por ende, Jujuy se vería muy afectado”

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el diputado Osvaldo Cuellar, se refirió a los efectos que tendría en las provincias si Nación decidiera hacer lugar al pedido realizado por la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, quien renovó su reclamo por la actualización del Fondo del Conurbano. Además, en este marco, se refirió al debate que debe existir en torno a una nueva ley de coparticipación federal y los puntos que se deberían tener en cuenta para los casos de provincias periféricas como Jujuy.

En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, Osvaldo Cuellar manifestó que “en mi opinión, afectaría y de manera muy significativa, tengamos en cuenta que esos fondos fueron congelados en su momento en la gestión del presidente Menem y hoy de liberarse ese tope afectaría a todas las provincias porque afectaría los montos a coparticipar porque de algún lado tiene que salir ese dinero”.

“Por eso en la reunión donde asistieron gobernadores de muchas provincias y de diferentes colores políticos, se planteó y se generó un documento donde se solicita a Nación que se abstenga de modificar, en ese aspecto, lo que se le liquida al Conurbano Bonaerense y que se discuta”.

Agregó al respecto que “si se considera acceder al pedido se afectaría sustancialmente los montos a coparticipar y por ende Jujuy se vería muy afectado”.

En este sentido, JUJUY AL DÍA® consultó al legislador provincial si considera que esta situación reabriría el debate por una nueva ley de coparticipación federal, a lo que manifestó “sí, creo que hay que charlarlo, son temas a discutir, son temas que están en la agenda así como el tema de la modificación en materia tributaria porque no nos olvidemos que pertenecemos a un estado Federal donde se deben coparticipar todos los impuestos nacionales y hay algunos impuestos que no se coparticipan en el porcentaje que, a nuestro entender, corresponden”.

“Debería terminar en una gran discusión que es un régimen de coparticipación federal nuevo a los efectos que las provincias no se vean afectadas desde lo financiero”.

Comentó que “también vale acotar que en la última modificación que se hizo a la ley de responsabilidad fiscal, a la cual Jujuy adhirió, se implementan una serie de medidas  que tienden a un equilibrio fiscal, o sea los egresos en relación a los ingresos, y eso se vería traducido en una mejor relación y posicionamiento ante Nación”.

“Jujuy, a mi entender, está cumpliendo con todos los deberes en cuanto a transparencia de sus números y a la relación fiscal existente entre los ingresos y egresos que permiten colocar a la provincia en una posición tal de poder discutir con responsabilidad todos estos temas inherentes a sus arcas”.

Consultado respecto qué ítems o puntos cree que se deben tener en cuenta a la hora de analizar una nueva ley de coparticipación que sea justa para provincias como Jujuy,

Cuellar sostuvo que “a Jujuy, si bien es cierto, algunas situaciones en cuanto, por ejemplo, la población no la ayuda mucho pero si el hecho de ser una provincia que está en la periferia de Nación y eso tiene algunas desventajas en un país muy centralista que también se deben  analizar en un sistema de coparticipación”.

“Hoy las provincias que forman la Pampa Húmeda tienen una situación de un PBI mucho más importante que el nuestro, tienen mayor cantidad de población pero también tienen una serie de ventajas comparativas de las cuales provincias periféricas como la nuestra no la tienen, por ejemplo un costo altísimo en el flete que tenemos. Hoy, la mayor parte de la producción debe salir a través de los puertos de Rosario y Buenos Aires y los costos de nuestros fletes son mucho más altos en relación a lo que tienen esas provincias”.

Agregó que “de ahí es que nuestro gobierno está trabajando en alternativas que justamente conversaba cuando vinieron los posibles compradores del Ingenio La Esperanza en relación a la implementación de una planta de etanol de un millón de litros en base a la producción de maíz que es importante en el NOA y por cuestión de fletes, los costos son altos para llevarlos al puerto de Buenos Aires. En ese caso se podrían traer a la planta de etanol de La Esperanza de llegar a concretarse”.

“Tenemos algunas desventajas comparativas con las provincias de la Pampa Húmeda que hacen que tengamos que buscar elementos que equilibren esas asimetrías con nuestra provincia y las que están en las zonas más ricas. Es un tema bastante complejo para discutir no solo pasa por la población, el PBI, la distribución sino hay que ver todo en un gran paquete y analizar cuáles son las ventajas y desventajas, las diferencias en una y otra provincia para poder llegar a un coeficiente que sea, dentro de todo, lo más justo en la  distribución de la coparticipación”.

Cuellar señaló que “hay otros  aspectos que hay que discutir de aquellos impuestos que no están coparticipados de la misma forma que se coparticipa ganancias o el impuesto al valor agregado o a los bienes personales, ya que se coparticipan en menor medida, es decir que reciben menos las provincias de lo que deberían en realidad”.

“Es un tema que llevará su tiempo de discusión para lograr buscar un punto de equilibrio que sea justo para todos”, concluyó.

1 COMENTARIO

  1. Establecer parámetros de equidad en cuanto al reparto de la Coparticipación Federal presenta una serie de cuestiones de privilegios respecto a los bajos costos de transportes versus la población integrada de las provincias mas beneficiadas. Medir cuantitativamente no es tarea fácil, y menos cuando se mencional el estado en que se encuentra el Conurbano bonaerense, pero tambien es cierto que el estado de los gobiernos provinciales que no integran la Pampa Húmeda (de alta rentabiliidad de su producción y bajo costo de fletes) se vé disminuída por el impacto que tienen los altos fletes que se deben abonar para el transporte de su producción, por cierto que mucho menor a las mencionadas. En ambos casos los impactos se notan en la inversión que cada lugar debe hacer en beneficio de su población, y el fiel de la balanza se inclina politicamente hacia aquellas de mayor densidad poblacional que obra en contra del declamado federalismo. Los legisladores y el Ejecutivo deben poner toda su sapiensa en haras de lograr que el reparto del tributo sea lo más equitativo posible.

Comments are closed.