Jujuy: supuestos policías violan a una menor en Palpalá

Jujuy al día® – Una mujer denunció en la policía que su hija, una adolescente de 16 años de edad, fue asaltada y violada por dos sujetos que se habían identificado como personal de la fuerza de seguridad de la provincia.

Fuentes consultadas por el diario JUJUY AL DÍA® informaron que el hecho tuvo lugar entre la tarde y la noche del miércoles en la ciudad de Palpalá.

Según la denuncia realizada por la madre, la menor salió esa tarde de su casa acompañada de su novio, un joven de 20 años de edad, con dirección a una feria ubicada en avenida Libertad del barrio San Martín de la ciudad de Palpalá.

Siendo las 21 horas, y al ver que la adolescente no regresaba, la familia comenzó a preocuparse y a tratar de ubicarla por teléfono, sin tener resultado positivo.

Alrededor de las 21:45, la hermana mayor de la adolescente recibió un llamado a su celular desde un número desconocido. Cuando atendió resultó ser su hermana menor quien le manifestaba que había sido asaltada junto a su novio y que la policía la trasladaba a la Comisaria Seccional 23.

La madre salió raudamente al encuentro de su hija, y una vez ante ella, la menor le contó lo que había ocurrido.

La adolescente le relató que alrededor de las 21:30  estaba en la cancha de Golf del barrio Lomas Golf en compañía de su novio. Allí sorpresivamente aparecieron dos hombres. Estos sujetos adujeron ser personal de la Brigada de Investigaciones, y les solicitaron explicaciones de por qué estaban en ese lugar, sostuvo la menor.

Rápidamente estos hombres redujeron a la pareja, y una vez que los tuvieron tirados en el piso procedieron a realizar una “requisa”. Producto de esto le sustrajeron el teléfono celular a la menor y la billetera al novio, quien aducía estar enfermo por lo que los supuestos policías lo dejaron irse. Fue así que la menor, de 16 años de edad, quedó sola con los sujetos.

La joven señaló que fue allí cuando estos hombres comenzaron a tocarle todo su cuerpo, en particular sus partes íntimas, y uno de ellos le sacó la ropa, dejándola en ropa interior y con los pantalones a la altura de la rodilla.

Según el relato de la joven a su madre, uno de estos supuestos policías la tomó fuerte, le tapó la boca, mientras que el otro, a la fuerza, comenzó a violarla.

Pasaron largos 15 minutos hasta que, mientras consumaban el vejamen, comenzaron a escuchar gritos que los amenazaban, por lo que huyeron del lugar. Fue allí que la menor a los gritos comenzó a pedir ayuda siendo asistida por una pareja que circulaba por el lugar, la cual había sido alertada por su novio. Además personal policial asistieron a la menor en el lugar del hecho.

La madre realizó la denuncia y se dio lugar a la fiscalía de la jurisdicción para determinar la veracidad de lo sucedido y dar así con los supuestos policías abusadores.