Los Chakus como expresión de valores ambientales, sociales, y culturales

Jujuy al día® – El Gobierno de la provincia, a través del Ministerio de Ambiente, realiza este año una apuesta fuerte para duplicar la cantidad de chakus junto con las Comunidades Andinas Manejadoras de Vicuñas de Yavi (CAMDVY), pensando además en fortalecer los procesos de manera sustentable y agregarle valor a la fibra que tiene un enorme potencial en el mercado internacional, beneficiando de esta manera a los habitantes del norte de Jujuy.

Un clima de mucha expectativa se vivió en la primera esquila realizada en la comunidad de Quirquinchos, que representa el puntapié de un proceso que se extenderá en la Puna hasta el mes de diciembre. Los habitantes de las nueve comunidades manejadoras de vicuña de Yavi y de Lagunillas del Farallón, los referentes del gobierno, y los representantes de la Secretaría de Agricultura Familiar (SAF), del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), y del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, participaron de una jornada que augura un trabajo exitoso para este año.

La Ministra de Ambiente, María Inés Zigarán, quien estuvo acompañada de parte de su gabinete, destacó la presencia del Gobernador Gerardo Morales como un fuerte respaldo al proceso llevado adelante junto con las comunidades y diferentes actores institucionales. Y a propósito de la esquila valoró las características ambientales, sociales y culturales, así como la oportunidad que representa en términos económicos para las comunidades.

“Se trata de un proceso que se caracteriza por tener fuertes valores ambientales porque se garantiza el bienestar del animal y hay un fuerte compromiso con la conservación de la especie”, dijo la funcionaria. Y agregó que “además también tiene valores culturales porque hay conocimientos ancestrales presentes en todo el proceso, y se recuperan principios estructurantes de la cosmovisión indígena: la complementariedad, reciprocidad, solidaridad, entre otros”, expresó.

La funcionaria hizo hincapié sobre todo en los principios que se expresan en ese modelo intercultural de trabajo comunitario. “Son valores –insistió- que este gobierno intenta recuperar a través de la política pública. Es un modelo de inclusión social porque es un modelo de desarrollo de una economía alternativa y complementaria para las comunidades de la región. Y esto representa un mensaje por la necesidad que tenemos de re estructurar el tejido social y el trabajo conjunto”.

EL 100 % para las comunidades

En total, en el primer chaku del 2017 se capturaron 97 vicuñas de las cuales 58 fueron esquiladas, y producto de eso se obtuvo un total de 14,745 kilogramos de fibra. Lo que significa que por cada vicuña se extrajeron 254 gramos de fibra de manera sustentable.

Por otro lado, el Ministerio de Ambiente tiene previsto para este año la realización de 25 chakus, es decir 25 procesos de captura de vicuñas en silvestría y cosechar un estimado de 400 kilos de fibra. Esto significa duplicar la cantidad de chakus y naturalmente incrementar sensiblemente la cantidad de fibra que se va a obtener de ese proceso, lo que reporta un beneficio directo para las comunidades manejadoras de vicuña.

Respecto al resultado de las esquilas previsto para este año, la ministra Zigarán declaró: “según la legislación vigente el noventa por ciento de la fibra corresponde a las comunidades y el diez al estado, pero por decisión del Gobernador Gerardo Morales, desde el año pasado venimos otorgando en custodia de las comunidades el diez por ciento para que sea destinado a procesos de agregados de valor”.

La Ministra Zigarán precisó igualmente la importancia de que ese diez por ciento sea destinado a estimular el proceso productivo, “porque entendemos que hay una garantía de buenos estándares para los chakus, y entonces los desafíos están puestos en el proceso posterior que es la comercialización, el agregado de valor, el desarrollo de productos”.

Convenio internacional de la vicuña y eco turismo

Por otra parte, en el contexto del encuentro se anunció que en ocasión de celebrarse recientemente en Cuzco el Convenio de la Vicuña, un espacio que reúne al bloque de países manejadores de vicuña, Jujuy se postuló como anfitriona para el año que viene.

“Va a ser una oportunidad para discutir temas pendientes en la región, los países necesitan generar condiciones para mejorar la manera en que se producen los procesos de venta de la fibra y hay que hacer una fuerte apuesta al agregado de valor”, describió la ministra jujeña.

Y agregó que “la apuesta es a que los países podamos desarrollar esa capacidad, y el Gobernador Gerardo Morales en ese sentido nos ha puesto como meta para el año que viene capitalizar a las comunidades con equipamiento tecnológico que permita comenzar ese proceso de agregado de valor”.

Finalmente, la titular de Ambiente describió las esquilas como la oportunidad para también vincular los procesos de desarrollo con alternativas de ecoturismo o turismo verde, sustentable, donde queden bien establecidas las condiciones a través de un protocolo consensuado con las comunidades.

“El chaku podría incluso generar un atractivo que vamos a conversar con el ministro de turismo y cultura y con las comunidades porque tiene que ser un proceso de concertación con todos los actores”, concluyó.

Estuvieron presentes además el titular de la Secretaria de Agricultura Familiar, Hugo Sánchez; el referente del INTA-Miraflores (Abra Pampa), Marcelo Echenique; el Ministro de Seguridad Ekel Meyer; el Secretario de Biodiversidad, Javier Gronda; el Secretario de Desarrollo Sustentable, Antonio Alejo; el Director de Recursos Genéticos y Biodiversidad, Álvaro Núñez; y el representante del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, Ignacio Gregorini.