Se estima que Jujuy genera alrededor de 300 mil toneladas de basura anuales

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, Claudio Piernas, gerente general de la empresa Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos Sociedad del Estado (GIRSU S.E.), brindó detalles de la futura puesta en marcha del desarrollo y aplicación de la ley 5954, señalando que se encuentran realizado análisis y estudios para el manejo de los residuos provinciales.

Claudio Piernas

En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, Claudio Piernas expresó “GIRSU surge desde una ley de septiembre del año pasado, la 5954, que en su espíritu prevé que toda Jujuy, sin excepción, haga de sus residuos un manejo medioambientalmente adecuado”.

“Tenemos, según nuestras estimaciones que son recientes, que llegamos a un volumen anual aproximado en general de unas 300 mil toneladas. Pensamos que para darle un soporte adecuado necesitaremos tres centros ambientales. El que todos conocen como Chanchillos, que está en Palpalá, que recibirá aproximadamente el 75% de los residuos que se generan en el Valle, donde depositarían entre comisiones y municipios, en total 19”.

Agregó “después tenemos previsto en la línea entre Quebrada y Puna un centro ambiental en la ciudad de Tres Cruces, posiblemente que ira de Volcán hasta La Quiaca y la Puna. Y el tercer centro ambiental en las Yungas que le dará soporte al lado este de la provincia, aquí se dispondrá aproximadamente el 13% de la generación de basura de la población y 9% en el área de Quebrada y Puna. En total estaremos tratando unas 300 mil toneladas, ese es el número que estamos estudiando, aun no tenemos precisiones pero no será muy diferente a esto”.

En comparación a lo que se genera a partir de los residuos en la planta del CEAMSE, gas y agua (lixiviado), nuestro medio consultó al gerente general de GIRSU si, teniendo en cuanta el volumen estimado de basura que se trataría, se podría justificar la inversión para las plantas, y tecnología, para la obtención de estos productos en Jujuy. Piernas respondió “la generación de agua es el lixiviado, es el producto de someter a una situación sin oxígeno, estanca, a los residuos. Cuando se entierra la basura y se tapa, se le quita la posibilidad del oxígeno, esto genera, por un lado, que los residuos orgánicos sedan los líquidos que contienen generando lixiviado, y cuando la celda está abierta llenándose de basura, cada vez que llueve  genera más lixiviado. Eso tiene un tratamiento específico: se lo extrae y se lo reinyecta, y los volúmenes de la masa crítica de Jujuy, en principio, no nos daría para hacer un planta de tratamiento con la tecnología del CEAMSE”.

“Allí se trabaja con un sistema de 4 etapas: macro, micro y nano filtración que son tres procesos donde el agua se somete a alta presión, a unos filtros y su producto se lo incorpora a otro circuito que se llama ‘osmosis invertida’, ya no de filtración sino de difusión”.

Añadió “lo que sale no es agua potable pero es un agua tratada que carece de aromas desagradables, se clarificó, dejó todos los sólidos en los procesos. Según algunas pruebas que se hacen en la planta 2000 del CEAMSE, que es la más avanzada en Latinoamérica, en el piletón que recibe este volumen, que es de dimensiones importantes, se están haciendo pruebas con alevinos de diferentes especies y están dadas las condiciones mínimas para la supervivencia. Con esto no digo que podamos reproducir peces pero la calidad del agua es tal que permite la supervivencia de algunas especies”.

Piernas señaló “para obtener gas es un proceso que se genera  a partir de la descomposición de la materia orgánica y hay varias opciones, lo seguro es que no se puede dejar de hacer, hay que extraerlo porque se generar un foco explosivo, un foco ígneo importante donde un fosforo puede hacer un desastre”.

“Depende de la masa crítica, que aún no hemos terminado, y me inclino a pensar que es insuficiente para la generación de grandes cantidades. Hay que tener en cuenta un parámetro, en CEAMSE se tratan unas 7 millones de toneladas por año, acá serán 300 mil, es otra cosa. Para hacer una inversión que garantice que la aplicación de ese gas, luego de todos los procesos de extracción, purificación, etcétera, y se lo aplica a una micro turbina, capaz que da muy poca autonomía”.

Acerca de la separación y calificación de la basura en los domicilios, sostuvo que “en GIRSU estamos al servicio  finalmente del contribuyente, no interactuamos con él, somos una empresa de servicios para brindarlo en las comisiones y municipios adheridos a la ley. Le daremos un curso de capacitación que se llama ‘Formación de formadores’, allí vamos a explicar, capacitar y entrenar al personal de Ambiente de cada municipio adherido para que sean ellos los que repliquen en su población y apunten a la clasificación en origen, porque esto funciona si los niños lo aprenden y son los veedores frente a sus padres, y de la mano del niño viene el cambio, los niños entienden que es un proceso virtuoso”.

Sobre la colocación de contenedores en la vía pública, mencionó que “es un nivel de detalle al cual aún no hemos llegado, prefiero trabajar sobre datos. De momento ese detalle  no lo tengo, lo que sí puedo garantizar es que estará contenerizada la provincia”.

JUJUY AL DÍA® consultó al Gerente de la Empresa GIRSU SE, si en la provincia tenemos una generación de residuos superior a los promedios nacionales, Piernas señaló “en realidad es un dato que aún estamos por devalar pero mi inclino a pensar que nuestra estimación general per capita está bastante debajo de la media de Buenos Aires y bastante cercano al promedio del NOA”.

“Además que, a mayor poder adquisitivo, produce una mayor generación de residuos, esto se enmarca en cuanto esto hay que tomar en cuenta ya que encontramos mucha disparidad”.

En relación a lo que prevé la ley GIRSU sobre las personas recolectoras de Finca El Pongo, Claudio Piernas comentó que “la ley en su espíritu, en su letra y en su actividad es proclive a darle soporte y aportarle cuestiones a aquellos más desposeídos, ha previsto y está funcionando en este momento una especie de regularización de estas personas. En El Pongo había una cierta cantidad de personas que trabajaba, y aun lo siguen haciendo, pero los miércoles estamos desarrollando un plan piloto para que en vez de recolectar en El Pongo lo hagan, dentro de un plan recolección diferenciada, en Chanchillos”.

“Aquella gente que estaba en situación de vulnerabilidad, que trabajaba en condiciones infrahumanas, sin seguridad industrial, ahora se los ha dotado de esta seguridad, trabajan bajo techo, tienen vestimenta acorde, y con ello empezamos un proceso de mutación, yendo de la informalidad más absoluta a ver si los podemos incorporar definitivamente a la formalidad”.

Recalcó “además de que se lo merecen, ellos son los verdaderos especialistas ya que cualquiera de ellos sabe mucho más que nosotros porque a ellos les va la vida, ellos deben saber recolectar, clasificar porque de eso comen, nosotros somos más teóricos, ellos más prácticos, por eso son los verdaderos especialistas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.