La gastronomía jujeña, fue protagonista para todo el país

Jujuy al día® – Con un éxito rotundo el programa televisivo de Cocineros Argentinos que se emite por la TV Pública realizó su transmisión en vivo desde Tecnópolis Federal, y donde participaron dos chefs reconocidos de la provincia, quienes elaboraron platos típicos usando productos locales con el objetivo de promocionar la gastronomía jujeña a todo el país.

En tal sentido, el ministro de Cultura y Turismo, Carlos Oehler, señaló que dicho programa de cocina es atractivo para el público en general; y que forma parte de un conjunto de actividades que se realizan dentro de Tecnópolis Federal que se encuentra en el predio de la Ciudad Cultural.

Acotó que “Cocineros Argentinos” permite dar difusión a la gastronomía jujeña. “La gente que no conoce la provincia todavía podrá saber de la historia de los productos y el uso en las comidas”, afirmó Oehler.

Finalmente, el ministro destacó que promocionar la gastronomía jujeña es promocionar la cultura de la provincia.

Juan Ferrara, integrante del programa gastronómico expresó que “es un placer estar en esta hermosa provincia en el marco de este Tecnópolis Federal”, y agregó que “la intención es mostrar mediante los cocineros locales la gastronomía que representa bien a la provincia”.

Sobre los productos andinos mencionó que Jujuy cuenta con una gran variedad de maíz, quinua, papines, hiervas aromáticas, y calidad en carne de llama.

Por último, el cocinero Ferrara acotó que “en cada programa en vivo desde el interior queremos difundir la gastronomía que es la cultura y que también hay que valorizarla”.

Los dos cocineros jujeños que participaron en esta ocasión del vivo de “Cocineros Argentinos” destacaron la oportunidad de promocionar la gran diversidad de productos que tiene Jujuy para la gastronomía.

En la transmisión del programa el cocinero Aníbal Contreras realizó una pachamanca de cordero y llama, tarta de quinua con pelones. Luego, Cristian Duarte elaboró estofado de llama a la cerveza negra con base de milanesa de quesillo y papines en almíbar con dulce de cayote y durazno.