Menores en la calle: “el 99% de los casos no están solos, siempre hay un familiar cerca y es quien los manda a trabajar o pedir”

Jujuy al día® – En el marco de la celebración del Día del Niño, nuestro medio entrevistó a la Directora  de Protección Integral de Niñez, Adolescencia y familia, Gabriela Ferreyra Jenks, quien se refirió a una realidad diariamente palpable, sobre todo en nuestra ciudad capital: niños trabajando y pidiendo limosnas.

Sobre estos niños y niñas, Gabriela Ferreyra Jenks expresó en declaraciones al diario JUJUY AL DÍA® que “cada vez que tenemos conocimiento de esto, generalmente a través de la Línea 102, concurren las profesionales al lugar y muchas veces, en el 99% de los casos, estos menores no están solos, siempre hay un familiar cerca y es quien los manda a trabajar o pedir a estos chicos”,

“Cuando nos acercamos siempre se aparece alguien que está a cargo, tratamos de tomar la mayor cantidad de datos posibles porque el problema es de fondo y debemos trabajar con la familia, porque ese niño o niña que está en la calle cuando aparecemos se va, pero al otro día vuelve a estar”.

Señaló “entonces trabajamos con las familias, ocurre que son chicos, hijos de gitanos, y no tienen una estabilidad física, respecto a un lugar, ya que comenzamos a trabajar con ellos y luego no encontramos donde están”.

Agregó “se trabajó por medio de la COPRETI por el tema de los ‘empleadores’, ellos deben ver qué sanción le compete”.

Aclaró que “no hay muchos casos, son excepcionales, tratamos de trabajar con la familia pero es complejo, es difícil ubicar a estas familias ya que luego se van a otros lugares y no podemos continuar trabajando con ellos”.

“Hay casos de chicos que pertenecen, creo, a una comunidad gitana, que se los vio en Palpalá, y se logró insertarlos en la escuela porque había deserción escolar. Estamos haciendo un seguimiento pero sabemos que en contra turno los padres vuelven a mandarlos a los chicos a trabajar, venden agujas”.

“Es una situación muy compleja, se redujo el número de chicos en estas situaciones, pero lamentablemente algunas continúan”.

En relación a los trabajos que realizan en defensa y promoción de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, Gabriela Ferreyra Jenks sostuvo que “trabajamos por medio de las Oficinas de Protección de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, haciendo tratamientos en muchos casos, era algo que no se realizaba. Abrimos Oficinas en distintos puntos de la provincia y trabajamos en los casos de vulneración de derechos de niños, niñas y adolescentes y para restituirlos, pero principalmente en la promoción de derechos porque queremos prevenir la vulneración”.

En relación a si la ciudadanía y los menores conocen los derechos que tienen, señaló “es en lo que trabajamos desde las Oficinas de Derechos en conjunto de cada municipio y también con otros Ministerios como Seguridad, Salud para hacer conocer estos derechos y así garantizarlos y transmitirlos para que cada niño, niña o adolescentes, e incluso la familia, tienen la posibilidad de hacer que esos derechos se respeten”.

“Otra de la forma en que se trabaja es dentro de los Centros de Desarrollo Infantil, es un plan de primera infancia nacional donde incorporamos más de 40 Centros para trabajar con la primera infancia y se está proveyendo tanto de recursos materiales para mejorar las condiciones edilicias, mobiliarios y un equipo técnico que hace una supervisión en tanto a la calidad del servicio que se presta, es decir que se controla peso, talla, se articula  con el Hospital Materno Infantil, con los Puestos de Salud y creemos que es muy importante trabajar en la primera infancia y esto va a prevenir situaciones de vulneración de derechos”.

En este sentido, JUJUY AL DÍA® consultó a la Directora de Protección Integral de Niñez, Adolescencia y Familia, cuáles son los derechos más vulnerados en los menores jujeños. Ferreyra Jenks respondió “los casos que más se presentan son situación de negligencia por parte de la mamá, papá y se trata de trabajar en el fortalecimiento familiar siempre se orienta y se trabaja en esto ya que siempre la separación de la familia es el último recursos, como lo establece la Ley 26061, por eso trabajamos con la familia de origen o la familia ampliada o extensa”.

“Hay casos de vulneración al derecho de la identidad donde tenemos un área específica que trabaja tanto con el Registro Civil y hospitales para tener los certificados de nacidos vivos, el DNI, sobre todo en el interior, en la parte de la zona Yungas, en Yuto por ejemplo, es el mayor porcentaje de chicos que no tenían derecho a la identidad. Muchas veces encontramos situaciones de violencia y trabajamos a través de los equipos interdisciplinarios compuestos por trabajadores sociales, psicólogos y articulando con otras áreas”.