Tabaquismo en Jujuy: “si se lograra que la provincia adhiera a la Ley Antitabáquica, podríamos mermar el consumo de tabaco”

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, la Coordinadora de la Unidad de Cesación Tabáquica del Hospital San Roque de Jujuy, Ana Otero, se refirió a la problemática del tabaquismo, la edad de inicio en la adicción, y a la necesidad de que Jujuy se adhiera a la ley nacional antitabaco. Además habló sobre el funcionamiento del único programa provincial y gratuito para dejar de fumar y destacó su evolución a través de los 8 años que tiene el mismo.

Ana Otero

En diálogo con el diario JUJUY AL DÍA®, Ana Otero expresó “el programa se inició en el 2009 y éramos pocos, la mayoría era personal del hospital que quería dejar de fumar. Sin embargo fue aumentando, pero lamentablemente por los costos que tiene, tenemos un cupo, entre 80 a 100 pacientes por año, no más, porque hay un solo consultorio en la provincia que hace cesación tabáquica y recibe gente del interior a quien le cuesta venir, por eso el cupo. Ya para el año que viene hay más de 25 personas inscriptas”.

Respecto al programa sostuvo que “el tratamiento dura un año, los primeros tres meses son intensivos, los pacientes deben asistir semanalmente a la reunión grupal y a la consulta individual, luego la consulta individual se va espaciando hasta ser una por mes, pero la reunión grupal es semanal y fundamental”.

“El tratamiento tiene varios pilares, no solo venir a la consulta y tomar la pastilla. En la consulta se indica una medicación, se inicia un tratamiento cognitivo- conductual, se viene a la reunión grupal, en los casos necesarios se hacen tratamiento con psicólogas, que es el soporte de la reunión grupal. Tenemos la ayuda de nutricionistas que vienen, en si es un equipo multidisciplinario”.

Acerca de los resultados del programa, se le consultó a Otero sobre el porcentaje que ha concluido y dejado de fumar, y señaló al respecto que “hemos tenido porcentaje de 30% o 40%, pero últimamente alcanzamos el 50% de las personas que vienen y dejan de fumar”.

“Entre el resto, algunos abandonan antes de iniciar, hacen la primera consulta y luego abandonan, muchos por problemas laborales. Tenemos una dificultad y es que la gente trabaja en la mañana y este programa funciona a esa hora, por lo que sería muy bueno implementar algo, una normativa, un decreto, para que les permitan venir al tratamiento a todos los que están inscriptos. Desde acá damos la constancia y certificación de que asisten pero no les dan permiso en sus trabajos, por lo que muchas de las personas al inicio del tratamiento deben abandonar”.

Agregó “otras personas porque no lo logran, no están convencidos, pero el 50% lo termina, lo hace y a pesar de los años siguen viniendo. Hay personas que hace 6 años dejaron de fumar y siguen viniendo a la reunión grupal”.

Señaló que “en el proceso hay etapas, la primera es la de precontemplación donde el fumador mira y dice que ‘no le interesa dejar de fumar’, luego la etapa de contemplación donde ya empieza a pensar en que debería, que lo tendría que hacer, que le convendría. Luego viene la preparación donde hace un intento serio, viene, se inscribe y se prepara para dejar de fumar y la de acción, que es el intento serio”.

“Es lo que hacemos acá, preparación y acción, tratamos que pasen esa etapa y dejen de fumar, pero en toda etapa, incluida la última, que es la de mantenimiento, desde los 6 meses, pueden recaer”.

“Debe quedar en claro: es una droga, es una enfermedad adictiva, una adicción y una trampa social porque está permitida. Un niño va al kiosco porque la mamá lo mandó a traer un paquete de ‘puchos’, va y compra, es una trampa social”.

Acerca de los beneficios en el corto, mediano y largo plazo que tiene dejar de fumar, explicó que “de inmediato se recupera el olfato, el gusto, las personas comienzan a sentir el gusto a la comida, se disminuye la secreción bronquial, la tos, se mejora el sueño, baja la presión arterial y la frecuencia cardíaca porque fumar hace que uno funcione con un metabolismo basal superior, entonces el cuerpo se desgasta antes porque lo uso más. Cuando se deja de fumar el metabolismo basal se normaliza”.

“Los beneficios posteriores tiene que ver con disminuir la posibilidad de infartos de miocardio, de ACV, cáncer de esófago, pulmón, laringe, vejiga, disminuye los partos  prematuros, las muertes de niños al nacer. Dejar de fumar trae miles de beneficios, porque es una enfermedad adictiva  y que es multisistémica, afecta a todos los órganos, predispone a sufrir cataratas, glaucoma, afecta los ojos, piel, huesos, pulmón, próstata, vejiga, esófago,  realmente altera la calidad de vida de las personas, todo eso sin llegar al cáncer”.

JUJUY AL DÍA® consultó a la coordinadora del Programa de Cesación Tabáquica porqué las personas siguen fumando a pesar del conocimiento que existe sobre los efectos dañinos del cigarrillo. Otero señaló que “lo hacen, porque es un droga, y como droga te tiene que dar tolerancia, es decir que una persona tiene que consumir cada vez un número mayor de cigarrillos para poder lograr el mismo efecto de placer que le daba al principio. Aumenta hasta lograr eso, es adictivo”.

“Hay una modificación estructural en el sistema nervioso central que hace que aumenten los receptores para que se necesite más nicotina. Otro factor tiene que ver con la personalidad  y la vida que llevamos, el desorden quizás por la cantidad de horas que trabaja, pero creo que si se implementaría la Ley Nacional Antitabáquica, a la que nuestra provincia no está adherida, sería muy importante, porque no se fumaría en los lugares cerrados y públicos, eso obliga a que la persona tenga que salir a fumar, y si está trabajando y ocupado le cuesta salir, eso hace que fume menos”.

Agregó “no fumarían en los boliches, confiterías, siempre tendrían que salir a un lugar abierto a fumar. No se vendería cigarrillos a menores lo que haría que no se inicien en el hábito ya de niños porque empiezan a los 10 o 12 años. También si tendría el precio que debería tener un paquete, se fumaria menos. Si no se venderían cigarrillos sueltos ayudaría, porque es muy fácil ir  y comprar uno, pero si tendrían que comprar el paquete que debería salir 120 pesos o 150 pesos, fumarían menos”.

“La Ley está bien estudiada, si se lograra que la provincia se adhiera podríamos mermar el consumo de tabaco”.

Respecto a la edad de inició en el consumo de cigarrillos, Otero mencionó “el adolescente se inicia por curiosidad, se ha visto chicos a los 10 o 9 años que empiezan a consumir pero no en forma regular. En general la edad donde el grupo mayor de persona se inicia es de los 12 a los 14 años, en el Colegio Secundario empiezan porque fuman los amigos, para pertenecer a un grupo, para sentirse más grande, para mejorar su identidad, porque están poco orientados y esa edad es crítica y ahí es donde intentamos trabajar, en la medida que podemos, con el servicio de Educación para la Salud, salimos a los colegios, trabajamos con los adolescentes para que no se inicie en el hábito”.

Señaló que no hay distinción entre hombres y mujeres respecto al consumo, “se ha visto que la mujer fuma igual o más que el hombre, antes no, antes el hombre fumaba más,  ahora están iguales”.

La coordinadora del programa de Cesación Tabáquica indicó que muchos jujeños quieren dejar de fumar, “tenemos una visión inclusive de la misma adolescencia, lo que ha cambiado es la educación, se educa a la gente para que piense y deje de fumar, que piense en los daños que provoca y en la buena calidad de vida que tendrá si deja de fumar, los cambios son lentos porque es poca la gente que trabaja en esto”.

“Pero insisto, si lograríamos que nuestra provincia se adhiera a la ley nacional, nosotros haríamos medicina preventiva para evitar el inicio en el tabaquismo. San Salvador tiene una ordenanza municipal, solo que también se tiene que cumplir”, concluyó.

1 COMENTARIO

  1. Que eterna paradoja. El ministerio de Salud brega por la disminución del Tabaquismo…. Por otro lado, el Ministerio de producción propone el aumento de hectáreas en la producción de Tabaco. En Monterrico, hay un monumento a la hoja del tabaco….
    Quien tiene razón??? Es lo mismo que negarse a las guerras y ser una potencia en la producción de armas…. en fin… Así es JUJUY.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.