Conflicto en La Esperanza: el gremio no acató la conciliación obligatoria

Jujuy al día® – El ministro de Trabajo y Empleo de la provincia, Jorge Cabana Fusz, informó que los trabajadores nucleados en el Sindicato de Obreros del Azúcar del Ingenio La Esperanza no acataron el llamado a conciliación obligatoria y aseguró que sus planteos por la negativa “son chicanas” para no dialogar.

Cabana Fusz expresó que los trabajadores “han rechazado la conciliación obligatoria que hemos notificado ayer a la tarde. Hablaban de modificaciones, formas en el tema de la fecha”.

“Pero lo hemos ratificado, creo que son solo chicanas de parte del gremio que no está tratando de sentarse en la mesa a negociar”.

Agregó “mandé gente a verificar si están trabajando o no y las puertas están cerradas,  dejan a la gente que quiere trabajar sin la posibilidad de hacerlo, y eso es un delito”.

“No acatar el llamado de la conciliación también es un tema importante que no se debe desconocer porque la ley prevé las sanciones que se deben aplicar”.

Al respecto, Cabana Fusz afirmó “nosotros no queremos aplicar sanciones porque es lo que ellos están esperando para victimizarse y decir que este Gobierno persigue a los trabajadores,  cuando esto no es así”.

“Siempre buscamos el diálogo, una solución y ellos no lo están haciendo”, sostuvo.

Acerca del conocimiento de la situación por parte del grupo inversor interesado en comprar el polo azucarero, el ministro señaló “tengo entendido que está viniendo la otra semana, está al tanto. Ahí hará una conferencia de prensa para explicar la inversión que quiere hacer, quién es y sus respaldos financieros”.

Respecto a si peligra la venta del Ingenio La Esperanza, Cabana Fusz sostuvo que “el peligro siempre va a estar porque el Ingenio está en quiebra, lo único que lo sostiene es la ley que faculta al gobierno de buscar la estabilidad financiera y poder prepararlo al momento del advenimiento”.

En relación al parate en las actividades del Ingenio, el funcionario mencionó “nos preocupa el hecho que no se trabaje, no se produce nada y es un compromiso pagar el aguinaldo y no tenemos fondos”.

1 COMENTARIO

  1. Ayer comentaba por otros medios cibernéticos que el problema era la intromisión de la política partidista que se inserta en el gremialismo azucarero. Estos, con mentiras y aprietes a los afiliados díscolos, pretenden imponer al gobierno una forma de resolver la situación que está lejos de ser la adecuada. Por imperio de ese caudillismo es que las puertas de la fábrica se encuentran cerradas y con piquetes de obreros engañados por sus dirigentes gremiales. Los intereses que favorecen este estado de cosas es la inserción de personeros políticos de distinto signo al del gobierno cuya pretensión es influir en el ánimo de quienes se encuentran en la disyuntiva para lograr algunos votos de electores a la vieja usanza de la mentira y el clientelismo. Por eso es que la entidad gremial que los agrupa no se aviene a la conciliación obligatoria que pretende acercar posiciones. ¿Qué postura puede llevar el Sindicato de Obreros y Empleados del Ingenio La Esperanza que merezca ser discutida?¿Tal vez la defensa del trabajo de los ingresados en los últimos tiempos por el anterior gobierno y que eran supernumerarios a la necesidades de funcionamiento de la planta fabril?

Comments are closed.