La Esperanza: “proponemos no cortar el diálogo, pero con las condiciones que estamos planteando”

Jujuy al día® – El Ministro de Desarrollo Económico y Producción de Jujuy, Juan Carlos Abud, anunció el depósito para el pago de la primera quincena de partidas para los trabajadores del ingenio La Esperanza y advirtió: “Si están en un paro por tiempo indeterminado y el ingenio no produce, es hacerle el juego a los inversores que quieren venir y comprar un ingenio liquidado y por 2 pesos”.

Luego del encuentro mantenido en la noche de ayer en instalaciones de la cartera ministerial y la reanudación de las conversaciones prevista desde este mediodía, el referente oficial aseveró que “como muestra de intención de avanzar en este proceso y que siga trabajando el ingenio”, en principio se planteó a los empleados la respuesta “sobre temas menores del reclamo, como la falta de leche y herramientas”, mientras que “la ropa se plantea cuando se haga cargo el inversor”.

En tanto, sobre los adicionales que venían cobrando, Abud afirmó: “Hemos propuesto revisar uno por uno, en cuanto haya necesidad y en cuanto se trabaje. No queremos que haya un aumento generalizado y los cobre todo el mundo, cuando hay mucha gente que no hace su trabajo, con lo cual se incrementan los salarios y para nosotros es muy difícil. Hay un fuerte déficit y hay que hacer lo que corresponde: si no se trabaja, no se paga”.

Sobre la marcha de las negociaciones, manifestó que si bien “no pudo llegarse a un acuerdo” hoy mismo el Estado Provincial dispuso avances en la partida inicial quincenal que se había ofrecido en las últimas discusiones. “Hemos depositado la primera quincena y proponemos no cortar el diálogo, pero con las condiciones que estamos planteando”, dijo el ministro.

“Hay una dificultad con el déficit. Si están en un paro por tiempo indeterminado y el ingenio no produce, es hacer el juego a los inversores que quieren venir y comprar un ingenio liquidado y por 2 pesos, o comprarlo sin ningún empleado. Es una decisión equivocada, extrema”, prosiguió Abud.

Recordó finalmente, que “ya el gobierno aportó 500 millones de pesos el año pasado, 300 millones este año” y que “todo tiene un límite”, concluyendo que “hay que acelerar los procesos de la venta y si no se puede acelerarlo, vemos que el camino donde va el ingenio es la liquidación”.