“Por primera vez en la historia los jóvenes aborígenes podrán acceder a la policía”

Jujuy al día® – Así lo afirmó el Ministro de Seguridad, Ekel Meyer en el marco de la presentación del Primer Curso de Formación de Auxiliares en Seguridad Pública con Orientación Intercultural destinado a jóvenes jujeños de ambos sexos de Comunidades Aborígenes de la Quebrada, Puna, Yungas y Valles.

La planificación del proyecto, la encabezó el ministro de Seguridad, Ekel Meyer, con un equipo técnico de la Secretaría de Seguridad, Secretaría de Relaciones con la Comunidad, el Instituto Superior de Seguridad Pública y el Observatorio de Seguridad Pública, que concluyó con un plan de estudio, primero en el país y Latinoamérica por sus características  innovadoras.

“Estamos presentando la concreción de uno de los proyectos más importantes respecto a la modernización de la Policía de la Provincia, una Policía que busca garantizar la interculturalidad como herramienta para el abordaje de problemáticas sociales colectivas, como la Seguridad”. Indicó Meyer.

Todos los postulantes cuentan con el aval de las asambleas de sus respetivas comunidades, con lo cual se pone en práctica real la consulta y participación que dispone la legislación vigente, además genera un sistema de doble control, uno interno que responde a la cadena jerárquica de la Policía y otro externo que corresponde a la comunidad beneficiaria de los servicios.

Los nuevos Policías Indígenas, no solo serán formados en el conocimiento de sus derechos y obligaciones para garantizar los de los demás, sino también volverán a sus comunidades con herramientas técnicas y entrenamiento concreto. Los postulantes a diferencia de la Policía tradicional, pueden tener hasta 28 años de edad, además de que no deben cumplir ningún requisito en cuanto a la estatura.

Se los formará  en áreas relacionadas  al rescate e intervención policial en zonas de montaña y selva,  control del narcotráfico y narcomenudeo, , el buen vivir para la gestión territorial y monitoreo ambiental, métodos alternativos de resolución de conflictos(mediación, negociación, facilitación) y manejo de crisis, prevención de ilícitos y control contravencional, cuidado del Patrimonio Natural (Pacha Mama) y Cultural (Herencia ancestral de los Pueblos de Jujuy), valorando para todo ello los saberes populares, la cosmovisión de los Pueblos Indígenas, el trabajo en interculturalidad para generar acciones de prevención y seguridad ciudadana.

Meyer, valoró que “nuestros jóvenes tienen la oportunidad de formarse profesionalmente con un plan de estudios, el primero en nuestro País y en Latinoamérica”.

Esta es la primera etapa de la Policía Intercultural, que permitirá ir cubriendo las necesidades de seguridad en las comunidades rurales, muchas por décadas olvidadas; por eso el programa es muy ambicioso porque apunta a poner en práctica lo establecido en la Constitución, especialmente en el Art. 75 Inciso 17, el Convenio 169 de la OIT, la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los Pueblos Indígenas y las Leyes provinciales 5.875 y 5.900.