“Ñocanchis” celebró 36 años al servicio de las personas adultas mayores

Jujuy al día® – El Centro de día “Ñocanchis”, es una institución de atención de la Dirección Provincial de Protección Integral para Personas Adultas Mayores del Ministerio de Desarrollo Humano, que conduce Ada Galfré,  que brinda espacios de contención, inclusión, recreación, participación y asistencia directa. Funciona en el barrio Hipólito Yrigoyen donde acompañan a treinta y cinco personas adultas mayores.

 “Ñocanchis”, etimológicamente significa “Nuestra Casa”. El establecimiento abrió sus puertas en el año 1981 y  está orientado a la contención y cuidado de personas adultas mayores.

La Directora Provincial de Protección Integral para Personas Adultas Mayores, Cintia Páez, destacó el trabajo del personal de la institución y señaló que como dispositivos no solo favorecen a  las personas adultas mayores para que ocupen su tiempo libre de manera productiva y positiva, propiciando el envejecimiento activo y dinámico, sino que también contribuyen “a las familias que por cuestiones laborales se ausentan durante el día, quedando la persona adulta mayor sola en casa produciéndose en muchos casos, depresión y angustias”.

Asimismo, refirió que las instituciones están dotadas de “equipos técnicos que se ocupan de hacer el seguimiento de estas personas, brindamos servicio de orientación,  información, asesoramiento, acompañamiento. Con respecto a las atenciones médicas, se facilita sacar el turno, se lleva un control de vacunas, estamos atentos si asisten al centro, nos acercamos al domicilio para ver si todo está bien, realizamos acciones integrales para su  bienestar”.

El director del Centro de Día,  Miguel Amador, contó que recibe a “las personas a partir de las 8:30 hasta las 19, donde se les brinda desayuno, una colación, el almuerzo y por la tarde, una colación y la merienda. La atención es de lunes a viernes, donde además se realizan distintas actividades como folclore los lunes, miércoles y viernes, no solo asisten las personas adultas mayores sino también los vecinos del barrio; los martes y jueves se dictan talleres de tejido y costura y los viernes a partir de las 10 contamos con los talleres de estimulación cognitiva”.

“Acá las personas tiene una prestación integral de kinesiología, psicología, hay una trabajadora social para ver casos puntuales y hay un equipo nutricional. Otro de los servicios con los que cuenta la institución es el de derivación oportuna que consiste en ir al hospital para pedir el turno de algún especialista, se los acompaña  al médico en el caso que sea necesario”, precisó.