Empezó el ciclo de talleres “Vivas y dignas nos queremos”

Jujuy al día® – La Secretaría de Paridad de Género, a través de la Dirección de Atención Integral de la Violencia de Género, empezó con el Ciclo de Talleres “Vivas y Dignas nos Queremos”, en el barrio Alto Comedero, y en las localidades de Pálpala y El Talar. Los mismos están a cargo de la Coordinadora del Programa Prevención de la Violencia de Género con Inserción a la Comunidad, Ailen Vilte.

Vilte, indicó que “en el caso de Alto Comedero asistieron vecinos y vecinas del barrio Tupac Amaru, de la zona del Barrio Industrial y de lugares cercanos. Trabajamos sobre visibilizar y revalorizar el trabajo domestico a la par del que se realiza fuera de casa”.

La coordinadora explicó que “como siempre manifiesta la Ministra Galfré, somos las mujeres a quienes se nos asignan históricamente el rol de los trabajos en la casa y por eso, quisimos problematizar esto, y valorizar la importancia de tener un tiempo libre en nuestros días para poder encontrarnos con nuestra individualidad y hacer algo que tenga que ver con nuestro deseo. Fue muy importante, ya que la gente en Alto Comedero participó contando sus experiencias de vida, de crianza y como viven este tipo de educación machista”.

Agregó también que “en el caso de Pálpala participaron alrededor de 40 personas. En esa localidad, se está articulando con el Programa ‘Primeros Años’, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, donde trabajan en territorio con familias que tienen niños y niñas de 0 a 4 años. Se están aprovechando estos talleres como una instancia de formación y para poder adquirir herramientas para las situaciones que distinguen, conocen o se les presentan cuando llegan a las casas y hablan con las familias”, refirió.

Continuado, comentó cómo es el trabajo de las estudiantes de la Universidad Católica de Santiago del Estero, quienes están participando en estos encuentros: “Las practicantes son las encargadas de observar las dinámicas grupales, distinguir algunos obstáculos o dificultades que haya en los talleres y resistencia propia de las personas que participen”.

Además, puso de relieve que “está abierto el espacio para que ellas propongan alguna técnica de presentación o de caldeamiento, y también colaborar con lo que es la difusión de los talleres. Son estudiantes que han elegido hacer la práctica en la Secretaría por la temática, que les interesa conocer cómo se está trabajando a nivel estatal con la violencia de género, así que están implicadas y trabajando cuatro estudiantes en Alto Comedero; tres en El Talar; y tres en Palpalá”.