Advierten por el crecimiento de cazadores furtivos y desperdicios en la selva de yungas jujeña

Jujuy al día® – La región de yungas, que se extiende en el este de Jujuy alberga más de 200 especies de árboles, 100 de mamíferos, 500 de aves y más de 30 clases de anfibios, muchas de las cuales en peligro de extinción.

El crecimiento de cazadores furtivos que buscan atrapar animales “sólo por gusto”, los desperdicios y hasta camiones atmósfericos que vuelcan sus contenidos, son las nuevas amenazas ambientales que sufre la selva de yungas jujeña, un territorio declarado reserva mundial de biósfera y donde habita la mayor diversidad de flora y fauna del país.

La región de yungas, que se extiende en el este de la provincia de Jujuy y se caracteriza por la presencia de selvas de montaña o “nuboselvas”, alberga más de 200 especies de árboles, 100 de mamíferos, 500 de aves y más de 30 clases de anfibios, muchas de las cuales en peligro de extinción.

Durante una recorrida efectuada por Télam al Parque Nacional Calilegua, un sector de esta selva que abarca una superficie de 76.000 hectáreas donadas por la empresa Ledesma en 1979, Nelson Valiente, el guardaparque del lugar, aseguró que son constantes los operativos para combatir a los cazadores furtivos.